15 de marzo de 2013

Chuletas con cerveza negra y guisantes

La mayoría de las salsas, ya sean para carne o pescado, llevan algún tipo de alcohol entre sus ingredientes.
Sobre todo para carnes, me gusta mucho usar cerveza o vino tinto si la carne es roja.
En este caso he usado cerveza negra, de marca y fabricación española. Siempre que veo una receta, preparada con cerveza negra, lleva el nombre de una conocida cerveza (no española), que creo todos conocemos, por lo cual ni la nombro.
Como todos los que me conocen saben, soy una gran defensora, tanto de nuestras recetas, como del producto español y si es con denominación de origen mejor que mejor. Por lo cual he usado una cerveza negra,  fabricada en España y con un nombre con aires de Andalucía.
El resultado de la receta?, pues riquisima, la salsa, la carne y el pan para mojar que por otra parte es absolutamente necesario e imprescindible.
INGREDIENTES
  • 6 chuletas de aguja de cerdo, partidas un poco gruesas.
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 calabacin sin pelar
  • 200 ml. de cerveza negra
  • 200 ml. de caldo de carne
  • 200 gr. de guisantes congelados
  • harina para rebozar y aceite para freír
PREPARACIÓN
  • Salpimentamos las chuletas, las rebozamos con una fina capa de harina y las sellamos en aceite caliente. Solo es necesario sellar la capa de harina, las chuletas se terminaran de cocinar en la salsa. Reservamos.
  • Colamos el aceite sobrante y la ponemos en una cacerola grande.
  • Cortamos la cebolla , el calabacin y el ajo en trozos,  los sofreímos en el aceite que habíamos colado.
  • Cuando los tengamos dorados, añadimos la cerveza negra y dejamos cocer a fuego suave hasta que evapore el alcohol. Incorporamos el caldo de carne, dejamos cocer 20 o 25 minutos.
  • Trituramos la salsa, colamos y volvemos poner en la cacerola. Disponemos las chuletas en la salsa. Las cocemos a fuego suave hasta que estén tiernas. calculamos 10 minutos aproximadamente antes de terminar de cocinar las chuletas y añadimos los guisantes.
La salsa debería haber espesado un poco con la harina que han soltado las chuletas, de no ser así podemos añadir una cucharadita de maicena desleida en un poco de agua fría, dejamos cocer un par de minutos más para que la maicena tenga tiempo y calor para trabar la salsa.

25 comentarios:

  1. Uma maneira deliciosa de cozinhar costeletas.
    Nunca usei cerveja preta na comida,uso em pão.
    Devem ter ficado uma delicia.
    Bom fim de semana
    bjs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sao, mi fin de semana espero que sea genial me voy a Lisboa en dos horas......... que nerviosssssssssssss por Díos.Bss

      Eliminar
  2. Pues te aplaudo con las orejas Rosalía, dí que sí, producto nacional ante todo. Me encanta el toque que le confieren los vinos a las carnes sobre todo, la cerveza no es muy habitual en mí, porque de normal, no me gusta, pero he tenido ocasión de probarla en varios platos y me gusta el carácter que le imprime, así que no dudo que estas chuletas están para chuparse los dedos. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jose la cerveza la uso bastante sobre todo con el pollo. La verdad es que me gusta hasta sola, pero por ahora me está vedada. Gracias por tus aplausos. Bss.

      Eliminar
  3. ahi ahi, usando producto nacional di que siii:) me encanta. Oye la receta es una pasada tiene una pinta...ay con esa salsaa, pannnn!. Un besuco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mar lo español hasta la muerte. Bss y feliz finde.

      Eliminar
  4. Me encanta! que pinta tan buena tienen! tiernas y jugosas y esa salsita impresionante. bsss

    ResponderEliminar
  5. Un blog con muy buen gusto, enhorabuena, te espero en http://lacocinaylosanimales.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  6. Preciosa, me encanta la receta, qué fotos más bonitas, son preciosas y qué jugosidad en la carne!!
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Esmeralda, Me alegro que te gusten las fotos y la receta. Bss.

      Eliminar
  7. M eha gustado y siempre que miro tu cabecera te identifico con la flor de anís, jeje que me gusta mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María Jesús, a mi también me gusta la flor de anís, bueno la verdad que las especias me encantan todas. Bss.

      Eliminar
  8. Hola acabo de llegar a tu blog. me quedo de seguidora estas chuletas a la cerveza tienen una pinta buenísima.
    saludos. cocinando con cintro. :-))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Isabel, voy a visitarte ahora mismo. Bss.

      Eliminar
  9. Rosalía primero bienvenida a la comunidad de Cocina&Publica y segunda vaya recetón!!! Que sencillo y que jugosas esas chuletas de aguja!!! Me ha encantado la receta y cualquier día para el menú se lo planto a los de casa que siempre está bien tener recetas como está bajo la manga y encima con producto nacional!!! Di que sí.
    Un saludo y un besito!!!!

    ResponderEliminar
  10. Yo me suelo decantar más por el vino que por la cerveza, pero será cuestión de costumbres... Estas chuletitas te han quedado de escándalo y sólo con verlas a uno le entra hambre. A mojar se ha dicho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prueba con cerveza sobre todo con cerdo y pollo y ya me contarás que te parece. Bss.

      Eliminar
  11. Rosalía, ¿qué tal? Días y días sin venir a verte :(

    Aunque tú no hayas querido nombrar el nombre de esa cerveza negra tan internacional, creo que a todos nos ha venido a la mente su nombre. Justamente en mi última entrada aparece, aunque sin duda, es por lo que es y por conmemorar un día que aunque para mi no tiene nada especial, si lo tiene el país de su procedencia.

    Desvariaciones aparte, tu receta de las chuletas me parece muy buena. Normalmente las hago a la plancha y como mucho, mucho, empanadas, aunque rehúyo de los fritos. Es una carne muy jugosa que con el toque de la cerveza quedará aún más, porque no sé qué tiene pero hace que las carnes queden mucho más jugosas.

    Besos y feliz finde!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yolanda voy rapidamente a ver tu última entrada, llevo 4 días desconectada totalmente, Lisboa ocupó todo mi tiempo en el fin de semana largo que hemos tenido. Yo como tu siempre que puedo evito los fritos, pero chica peco con las salsas, en casa gustan y las chuletas de cerdo ganan bastante con una buena salsita acompañada con su respectivo pan. Bss.

      Eliminar
  12. Rosalía, yo soy poco de salsas y no porque no me gusten sino porque evito añadir calorías a la comida que preparo. Aunque luego me da por los dulces...y ahí no me corto un pelo de modo que soy bastante incoherente en esto...jajaja.

    Supongo que otra razón para no cocinar demasiadas salsas es que mi madre no lo solía hacer y, claro, una termina adquiriendo hábitos que luego son difíciles de cambiar.

    En fin, el caso es que me encanta y que las disfruto muchísimo. Pienso que enriquecen cualquier plato y que debería de animarme más a cocinar de esta manera. Por eso voy a tomar nota de tu salsa y a probar a incorporarla a cualquier plato que caiga esta semana.

    Ya te contaré.

    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Carmen los hábitos que se heredan son perdurables en el tiempo y los incluimos en nuestras vidas, en todos los aspectos no solo en la cocina. Pero aunque sigas con tus costumbres y hábitos, su pruebas ya me contarás los resultados. Bss.

      Eliminar
  13. Haciendo patria si señor !!!!! y asi colaboramos a salir de la innombrable que nos tiene asfixiados ....
    Besitos

    ResponderEliminar
  14. Producto español siempre Teresa, uffffffffffffff la innombrable, axfisiados es poco nena, pero pasara tarde o temprano.......eso espero. Bss.

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.