25 de marzo de 2013

Langostinos con bechamel

De nuevo nos encontramos en el último lunes de mes y como es obligado toca reto de Carmen.
Este mes de Marzo Carmen nos retaba con dos nuevas recetas del recetario antológico de Tía Alía, como siempre una salada y otra dulce,  el que no lo conozca lo puede ver
 " AQUÍ " .
Para variar del mes anterior, en esta ocasión me he decantado por la receta salada. La receta original es con gambas, yo he puesto langostinos, más que nada por el tamaño y para que me resultara más fácil de preparar, cosa que me ha resultado un pelin complicada, pero comprobaréis por las fotos que el resultado final ha sido genial.
 INGREDIENTES
  • Langostinos crudos
  • Salsa bechamel
  • Harina, huevo batido y  pan rallado, para rebozar.
  • Aceite de oliva virgen para freír
  • Sal y agua para cocer los langostinos.
 PREPARACIÓN
  • Primero cocemos los langostinos.
  • Ensartamos cada langostino en un palo de brocheta, empezando por la cola , hasta llegar a la cabeza, pero sin que la punta de la brocheta salga al exterior. Esto lo he hecho porque quería que el langostino al cocer no se enroscara y quedara lo más recto y estirado posible.
  • Ponemos al fuego, en un cazo agua con sal, cuando este hirviendo, añadimos los langostinos de golpe, en el momento que cambien de color y adquieran el tono rosado típico de los langostinos cocidos, sacamos del agua y pasamos bajo el chorro de agua fría. Retiramos la cascara y las cabezas, pero procurando dejar las aletas de la colita, esto no es más que por estética.
  • Cortamos con una tijera la punta de la brocheta que ocupaba la parte de la cabeza.
  • Preparamos una bechamel no demasiado espesa  ( tipo natillas) y dejamos enfriar un poco.
  • Pasamos los langostinos por harina, para conseguir una fina capa y que nos sea más fácil que la bechamel se quede pegada a la carne del langostino.
  • Cubrimos cada pieza con bechamel. Primero una capa, dejamos enfriar en el frigo un rato y si lo creemos necesario ponemos una nueva capa sobre la otra.
  • Pasamos de nuevo por harina, luego por huevo batido y finalmente por pan rallado.
  • Calentamos aceite a alta temperatura y freímos los langostinos ya empanados por tandas hasta que el pan este dorado, hay que tener en cuenta que el langostino ya esta cocinado, deberá ser una fritura muy rápida para que la carne del interior del empanado no se nos quede demasiado seca, pero la cobertura de pan quede crujiente.
  • Escurrimos sobre papel absorvente y ya tenemos listo un rico, original y atractivo aperitivo.

33 comentarios:

  1. Tienen que estar deliciosos,pero no sé si tendría paciencia como tú para dar varias capas de bechamel,te quedaron perfectos!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inma pues claro que tendrías paciencia, solo es cuestión de tiempo, aunque si ves otras recetas participantes, con la bechamel más espesa se hace antes y con una sola capa es suficiente. Bss.

      Eliminar
  2. Hola Rosalía, la receta me parece fantástica, nada complicada y a mi enano le encantan estas gambas (langostinos en tu caso). Te felicito por esa presentación que me parece muy original. La fotografía fantástica. Que tengas una buena semana santa corazón. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jose, ya sabes que preparar al enano estos días. Para la presentación con gusrdar unas latas de las que consumimos habitualmente ya tienes unos envases de presentación muyyyyyyy baratitos y además reciclas. Bss y buena Semana Santa.

      Eliminar
  3. La verdad que es un aperictico genial y muy original, recuerda a la lechuga de pollo a la villaroy, una pregunta, con la cocción tan corta que tiene el langostino o la gamba, si le ponemos la bechamel en crudo y la freimos un poco más , ¿puede quedar bien? seguro que con tu experiencia puedes responderme , un beso chao chao

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A tu pregunta, te contestare según mi criterio. Si usas gamba pequeña de la blanca de Huelva, creo que si se cocinara el interior solo con la fritura, pero si es langostino o gamba grande sería conveniente una cocción rápida antes de cubrir con bechamel y luego empanar, aunque todo es cuestión de hacer pruebas. oye si lo haces cuentame los resultados, te le agradecería. Pero te advierto que si sigues la receta que pongo salen de vicio y nada secos, solo tienes que ver la foto del mordido. Bss.

      Eliminar
  4. Pero que idea tan buena de presentación. Me gusta mucho como te han quedado y estoy segura que estaban deliciosos. La verdad es que las dos recetas de este mes eran maravillosas, aunque he preferido hacer la dulce. Pero esta caerá pronto!!!

    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Suny, ahora voy a ver tu receta, te advierto que dude y casi preparo las dos, pero me parecio un poco abusona la idea, eso le corresponde a Carmen. Bss.

      Eliminar
  5. ummmm Rosalía que buenos estos langostinos cariño!!!!!!!!!
    A mi que las frituras me pierden... no abuso de ellas porque luego ya se sabe que de lo que se come se cría.. jaja pero vamos que los langostinos así preparados son una perdición yo me como 20 palillos de esos sin parpadear.
    En cuanto a la decoración que has montado para la foto me ha gustado mucho la lata así abierta y tal, original.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  6. Jose solo se trata de guardar las latas que más te gustan , de paso un poco de reciclaje no viene mal y nos ahorramos unos euros en cacharros. bss.

    ResponderEliminar
  7. Te salieron de rechupete, ñammm!!!
    Y la presentación en la lata, muy bonita!
    Un beso,
    Aurélie

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Aurélie, cuando uso una lata y me gusta su forma, la guardo para estas cosas y así reciclo un poco.Bss.

      Eliminar
  8. Muy ricos y la presentación me gusta mucho.Yo hice el milhojas.besinos

    ResponderEliminar
  9. ¿Pero qué te ha pasado, alma de cántaro? O casi mejor no nos cuentes por qué te han resultado en algún momento un tanto complicados estos langostinos. Déjanos disfrutar de las vistas, porque yo encuentro que el resultado es muy bueno, tal y como tú nos cuentas.

    No te creas, que aunque yo voté por hacer la receta dulce, esta cae ya mismo. ¿No la hueles ya?

    Je je je

    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yolanda de los errores también se aprende, ya te contaré cuando nos veamos el problemilla que tuve. Bss.

      Eliminar
  10. Que buena pinta!! con tan pocos ingredientes y hemos conseguido unas gambas para el aperitivo de altos vuelos..Una deliciosa versión y la presentación.. me encanta!! Besoss,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Joaquina, si se compran los langostinos congelados ya bastante barato y es muy resultón. Bss.

      Eliminar
  11. Rosalía la presentación estupenda, el truco de enharinar antes de cubrir con la bechamel me lo quedo, bssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaj Marga resulta más fácil que se quede pegada la bechamel, pruebalo y verás. Bss.

      Eliminar
  12. Hola Rosalia acabo de conocer tu blog y que maravilla de presentación el plato es sencillo de hacer aunque, tendra su complicacion tambien... lo hare seguro se ve delicioso a ve si me queda bien. Tengo ganas de apuntarme en este reto a ver el mes que viene si lo hago, me encanta cundo veo todos los platos este tuyo me encanta esta de lujo un aperitivo perfecto bueno que me quedo de seguidora de tu blog si quIeres visitar el mio te dejo mi enlace
    http://eltoquedebelen.blogspot.com.es/
    !!!! un besin !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Belén bienvenida a mi cocina. Espero que el mes de Abril no sigas solo con las ganas y ver tu receta en el reto de Carmen. Acabo de visitar tu blog y ya tienes una seguidora mas. Bss.

      Eliminar
  13. Umm me ha encantado!! Yo me los comería acompañados de salsa agridulce, se me hace la boca agua. Me quedo en tu blog que me ha encantado, y te invito a pasarte por el mio cuando quiera, besos!!

    ResponderEliminar
  14. Uffffff, marta me encanta la salsa agridulce y todo lo que huela a comida oriental. Acabo de visitar tu blog y ya tienes una seguidora más.Bss.

    ResponderEliminar
  15. Me ha encantado como los has presentado. Que buena idea la de los langostinos, porque la verdad es que a mí me ha resultado más difícil manejar las gambas. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso elegí los langostinos, al ser más grandes fue más cómodo ponerles la bechamel. Bss.

      Eliminar
    2. Me encanta tu receta y la salsa en fin todo el conjunto me parece delicioso. Te felicito.
      Besos
      Miguel
      lareposteriademiguel.com

      Eliminar
  16. Hola Rosalía, es un gusto aprender de chicas como tu. Uno de mis alimentos preferidos sin duda los langostinos, y con una buena crema bechamel mejor que mejor, aunque de nunca me haya salido "bien".
    Tienen que estar realmente buenos, ideales para en estas fechas intentar sorprender un poco a la familia y amigos.
    Gracias Rosalía, que tengas una semana santa buenisima y estamos en contacto. ¡Sigue asi, es un gusto leerte!

    Saludos desde felicidadenlavida;
    Un saludo,
    Francisco M.

    ResponderEliminar
  17. Gracias por tus palabras Francisco, eso espero que sigamos en contacto.Bss.

    ResponderEliminar
  18. Rosalía, hemos coincidido en presentación. Ambas recurriendo a la brocheta para estas gambas. Yo lo he hecho porque me resultaba más sencillo el proceso de rebozado y me alegré de hacerlo porque quedaron la mar de vistosas.

    Lo de tus latitas es precioso, unas fotos muuuuy chulas.

    Gracias por tu participación en el reto de este mes y hasta pronto !!!

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.