15 de abril de 2013

Panecillos de mantequilla tostada

 En Navidad mi hija me regalo el libro de Panes de Xavier Barriga, lo cual me demostró que hay veces que escuchan y encima recuerdan las cosas que digo que me gustan. Tenía muchas ganas de hacer algún pan de los que vienen en el libro, lo cierto es que tengo varios marcados con posit.
 Para estrenar el libro he elegido unos panecillos individuales, de suave miga y corteza blandita. Lo primero que me llamo la atención es que se hicieran con mantequilla tostada y después la buena pinta que tenían en las fotos del libro. Son unos panes que sirven igual para salado que para dulce, ya os contare mañana cuando me los desayune.
Con vuestro permiso le voy a dar la gracias a mi hija Nerea por regalarme algo que me hizo feliz en Navidad y que estoy segura me seguirá proporcionando felicidad cada vez que prepare los diferentes panes que vienen en libro.

INGREDIENTES

  • 500 gr. de harina de fuerza
  • 10 gr. de sal
  • 15 gr. de azúcar
  • 10 gr. de leche en polvo
  • 30 gr. de mantequilla
  • 280 gr. de agua tibia
  • 15 gr. de levadura fresca de panadería

PREPARACIÓN THMX
  • Primero fundimos la mantequilla.
  • Ponemos un cazo al fuego suave, añadimos la mantequilla, cocemos hasta que adquiera un tono dorado. Dejamos enfriar.
  • Medimos el agua y apartamos un poco, en ella disolvemos la levadura.
  • Ponemos en el vaso la harina y la tamizamos , programando:
20 segundos
velocidad progresiva 5-10
  • Bajamos lo que se ha quedado pegado en las paredes.
  • Añadimos al vaso, la sal, el azúcar y la leche en polvo. Programamos:
20 segundos
velocidad progresiva 5-10
  • Volvemos abajar los restos de las paredes del vaso.
  • Añadimos la levadura con el agua incluida. Mezclamos:
30 segundos
velocidad 6
  • Incorporamos la mantequilla tostada. Mezclamos:
30 segundos
velocidad 6
  • Añadimos la mitad del agua que nos queda. Mezclamos:
20 segundos
velocidad 6
  • Terminamos de poner el resto de agua. Amasamos:
5 minutos
vaso cerrado
velocidad espiga
  • Acabado el tiempo, abrimos el vaso y comprobamos que la masa se ha hecho una bola y no hay nada pegado a las paredes del vaso. Si creemos que la masa es demasiado blanda ponemos una cucharada de harina por el contorno del vaso. Debe quedar una bola fácil de manejar y brillante, volvemos a amasar.
  • En cualquier caso amasamos de nuevo. Programando:
5 minutos
vaso cerrado
velocidad espiga
  • Sacamos la masa del vaso y la ponemos sobre una encimera enharinada. Formamos bollitos de 80-90 gr. aproximadamente. Los ponemos en una bandeja cubierta con papel de horno y tapados con un paño húmedo, en un lugar seco, cálido y fuera de corrientes de aire. Dejamos levar hasta que doblen su volumen, en mi caso ha sido 1 hora.
  • Ahora vamos a formar los panecillos de la siguiente manera:
  • Cada bollito lo colocamos sobre la encimera con harina, aplastamos con la parte posterior de la palma de la mano, hasta dejar un circulo como de 15 cm de diámetro. Una vez que tengamos el circulo (es como una mini pizza) vamos plegando como si hiciéramos un molinillo de viento, presionando levemente en las uniones. Espero haberme explicado bien, no saque fotos de los pasos. Los colocamos de nuevo sobre el papel de horno en la bandeja, pero boca abajo para que al levar no pierdan la forma. tendremos que dejar una separación entre ellos, para que no se peguen al crecer.
  • Dejamos levar de nuevo de la misma forma que el primer levado.
  • Precalentamos el horno a 200º, colocamos un recipiente lleno de agua dentro del horno.
  • Nuestro panecillos ya han levado y los vamos a hornear.
  • Damos la vuelta a los panecillos, poniendo la parte con los pliegues hacia arriba.
  • Pulverizamos los panecillos con agua y en el interior del horno también pulverizamos agua por las paredes. si peremos podemos espolvorear un poc de harina por la superficie de los panecillos.
  • Bajamos la temperatura a 180º y horneamos los panecillos entre 16- 18 minutos.
  • Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.

PREPARACIÓN TRADICIONAL
  • Primero fundimos la mantequilla.
  • Ponemos un cazo a fuego suave, añadimos la mantequilla, cocemos hasta que adquiera un tono dorado. Dejamos enfriar.
  • En un recipiente hondo y de base cóncava, ponemos los elementos secos de la receta. Harina, sal, azúcar, leche en polvo. Mezclamos con una espátula para que se integren bien toso los ingredientes.
  • Medimos el agua tibia y separamos un poco para disolver la levadura. Disolvemos bien la levadi¡ura en el agua. reservamos.
  • Añadimos la mantequilla que ya tendremos fría, si se ha solidificado, unos segundos de microondas, bastara para que se quede algo más líquida, sin llegar a calentarse. Amasamos con la mantequilla hasta que la masa la absorba bien. Recomiendo hacer la masa usando una sola mano, mientras con la otra sujetamos el recipiente y así no se nos pega nada de masa en ella.
  • Ahora vamos añadiendo el agua poco a poco y mezclando cada vez, añadimos agua hasta que nos quede una masa compacta y que no se pegue al bol.
  • No sacar la masa del recipiente hasta que haya absorbido todo el agua. Si nos resulta muy pesado este paso, podemos descansar 5 minutos y luego continuar, a la masa no le pasa nada, al contrario le vendrá bien el reposo.
  • Cuando ya tengamos la masa lista en forma de bola, la sacamos sobre la encimera enharinada.
  • Ahora viene la parte mas dura y difícil, EL AMASADO.
  • Golpeamos ligeramente la masa sobre la mesa de trabajo y doblamos sobre si misma para que se oxigene, este paso es fundamental para la calidad del pan. Repetimos estos movimientos hasta que la masa se vaya despegando. si vemos que la masa se rompe o desgarra al estirarla, la tapamos con un trapo húmedo y dejamos descansar durante 10 minutos. cuando retomamos de nuevo el amasado comprobamos que la masa esta más elástica y se trabaja mejor.
  • Repetimos esta alternativa de amasado y descanso 5 ó 6 veces.
  • Cuando la masa tenga un aspecto liso, ponemos la levadura con el agua. Seguimos amasando hasta que la levadura esté totalmente disuelta, la masa queda lisa de nuevo y se despega perfectamente de la mesa de trabajo.
  • A partir de que ya tenemos nuestra bola de masa lista, la forma de preceder es la misma que en la preparación con Thmx.
  • Formamos los bollitos, dejamos levar y horneamos.



17 comentarios:

  1. Buenos días Rosalía. Intuyo que te va a dar mucho juego el librito. Yo lo tengo y creo que ya le he dado dos vueltas. Este pan lo he probado y es una auténtica maravilla. Te salieron de auténtico lujo. Un besazo corazón y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jose, tan madrugador como siempre. espero darle unas cuantas vueltas, por ahora ando por la primera y esperando que me regalen el libro de bollería que lo vi hace poco en la librería. Buena semana.Bss.

      Eliminar
  2. Yo creo que tu hija te regaló el libro con la idea de que le hicieras un pan cada semana .... jajjaja
    Y estos están de lujo!! he probado muchos panes de mantequilla y su sabor y textura siempre me ha dejado contento. Así que yo hoy cambio panes!!!!!! te doy unos pocos de los míos y tú me das unos pocos de los tuyos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo Jose, donde quedamos para el intercambio de panes?, he visto los tuyos y me apetece mucho probarlos, ese color de pecado me llama. Bss.

      Eliminar
  3. Uuuummm... casi los huelo!
    Probaré de hacerlos, te han quedado muy bien...!!!

    *Pilar*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tienes un hueco en tu agenda, no dejes de hacerlos Pilar. Bss.

      Eliminar
  4. te han quedado divinos, que pinta tan deliciosa. me encantan!!

    ResponderEliminar
  5. Ficaram uns pães lindo e devem ter ficado muito fofos.
    Bjs

    ResponderEliminar
  6. me encantan estos bollos, intentaré hacerlos, jamás probé la mantequilla tostada. te han quedado excelentes, menuda miga. Gracias a tí y a Nerea, bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marga, seguro que cuando los hagas quedan igual o mejor que los míos, espero verlos publicados con mi fondo de foto favorito. Bss

      Eliminar
  7. Oye, por mi no te molestes en contarnos qué te parecen estos panes para desayunar; mejor me guardas uno, me lo llevas el sábado y lo disfruto con un café mientras me cuentas tus cosas, je je je. Seguro que congelan genial ;) Me ha encantado lo bien que te han quedado por dentro y por fuera.

    Jo, ya ha pasado tiempo para darte cuenta de que tus hijos escuchan. ¡Qué cosas tienen! Seguro que lo hacen siempre, otra cosa es que nos den muestras de ello. ¡Qué difícil es la adolescencia! ¡Me cachis!

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yolanda eso esta hecho, los descongelo el Viernes y nos vamos a la cafetería del Ave.

      Si que ha pasado tiempo, cariño mi hija ya paso paso la adolescencia hace mucho, pero casi que prefiero que no la repita. Te digo un secreto creo que lo escucha todo, pero solo lo demuestra cuando ella quiere, anda que no es lista la nena. Bss.

      Eliminar
  8. Rosalía, se ven deliciosos!!
    A ver si me animo de una vez con los panes...
    Besos,
    Aurélie

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aurélie una gran cocinera como tu que no se atreva con los panes, me parece imposible, seguro que cuando te lances ya prepares el primero te sorprendes a ti misma, nena animo y al toro. Bss.

      Eliminar
  9. Ya estoy por aquí jejeej.
    Me quedo para no perderme ninguna de tus recetas.besicos y encantada de conocerte en persona

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.