20 de septiembre de 2013

Spaguetti de calabacín con pesto crujiente

 Esta receta nació de la necesidad y reto personal mio, nada más y nada menos que conseguir que mi hijo coma verdura.
Consumir verdura aparte de ser obligatorio para nuestra salud, es un elemento indispensable a la hora de seguir una dieta de adelgazamiento.
La culpa de que mi hijo no coma verdura es toda mía, lo reconozco y lo asumo, pero nunca es tarde si la dicha es buena y ahora Alberto, mi hijo quiere perder unos kilos que ha pillado este verano y lógicamente sin verdura es muy difícil e insano perder peso de una manera saludable.
Ya he conseguido que coma lechuga, judías verdes, berenjena, ahora le toca probar con el calabacín, con esta receta,  que se me ocurrió buscando una manera de cocinar  la verdura más atractiva.
Cuando vemos la lista de ingredientes, se lo que pensaréis, hay dos o tres que de dieta no son , pero poco a poco, el camino se hace andando y por algo hay que empezar, el objetivo en esta ocasión esta conseguido.
La comida le gusto y ya el calabacín forma parte de su nueva carta de alimentos.
Por mi parte que me encanta la verdura, de cualquier forma y variedad, os diré que los spaguetti de calabacín me han encantado y ya le ando dando vueltas al coco, para hacer de ellos un plato más sano y con muchas menos calorías. Admito ideas seguro que entre todos, alguna que otra sugerencia me dejaréis en los comentarios.
 INGREDIENTES
2 calabacines
4 lonchas de beicon ahumado
1 diente de ajo
200 ml. de nata para cocinar
100 gr. de queso crema bajo en grasa
sal
1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
PESTO CRUJIENTE
Sobras del calabacín incluidas las cascaras
1 diente de ajo
4 anchoas
10 almendras
1 cucharada de Parmesano rallado
1 cucharada de aceite
100 g. de pan fresco rallado grueso.
 PREPARACIÓN
Lavamos muy bien los calabacines.
Los secamos y con un pelador de verdura, retiramos la piel por una parte solo. Dos o tres tiras.
Preparamos la mandolina con las cuchillas necesarias para hacer tiras. En la mía hay que poner dos cuchillas, por cierto es una mandolina normal y corriente, no de profesionales.
Le retiramos los extremos al calabacin. Procedemos ha cortar las tiras de spaguetti con la mandolina. Para hacer este corte hay que tener mucho cuidado, ya que el suplemento que trae el aparato, no nos vale en el caso de hacer el corte tipo spaguetti, ya que hay que colocar el calabacín a lo largo para lograr unas tiras lo más largas posible, esto es todo el largo del calabacín. !AVISO! .......... cuidado con los dedos.
Vamos reservando todos los restos y los spaguetti por separado. Tanto los extremos como las pieles lo usaremos para hacer el pesto crujiente.
Cortamos el beicon en tiras finas.
En una cacerola, ponemos una cucharada de aceite, freímos el beicon hasta que nos quede crujiente, se quedará algo pegado en el fondo del recipiente , pero no importa eso ocurre por el poco aceite que lleva.
Incorporamos los espaguetti de calabacín y un diente de ajo machacado, salamos ligeramente.
Rehogamos los espaguetti unos minutos, sin que lleguen deshacerse o romperse, veremos como todo lo que había pegado en la cacerola se suelta con el jugo que suelta el calabacín.
Añadimos la nata y el queso crema, en el momento que estos dos ingredientes se hayan mezclado bien con el guiso, retiramos del fuego y volcamos en una fuente apta para el horno.
PESTO CRUJIENTE
Rallamos el pan, si no es del día puede ser del día anterior, pero no duro y seco.
Los restos de pieles y extremos de los calabacines los ponemos en un recipiente adecuado para microondas, con una cucharada de aceite de oliva virgen extra. Cocemos en el micro, 2 minutos a máxima potencia.
Añadimos los demás ingredientes del pesto, menos el pan. Trituramos con la batidora, hasta obtener una crema fina.
Mezclamos con el pan rallado y repartimos la mezcla sobre la preparación de spaguetti.
Precalentamos el horno a 200 º con modo grill y horneamos hasta que la capa del pesto quede ligeramente dorada.

28 comentarios:

  1. Rosi, es muy importante que todos tomemos verduras, no sólo para adelgazar, pero que difícil es que se coman verduras, pero tu lo estas consiguiendo de una forma atractiva y rica, ideas muchas porque no un pastel de calabacín o unas milhojas de verduras, estaría bien no?, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias sofia, ya sabía yo que por ideas que no quede, las milhojas de berenjena ya las he hecho y eso si le ha gustado, seguiré probando nuevas verduras y nuevos platos. Bss.

      Eliminar
  2. Yo tengo el mismo problema con mis hijas,poco a poco van probando algo de verdura pero cuesta...este plato se ve bien rico,a lo mejor cuela tambien en casa ;) .Me lo apunto. Muchas gracias por la idea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inma solo tienes que acomodarlo a los gustos de tu familia, seguro que les sorprendes. Bss.

      Eliminar
  3. Hola querida Rosalía, qué razón tienes cuando dices que a veces los padres somos los culpables de determinados comportamientos de los hijos. Yo afortunadamente no tengo ese problema, tengo la suerte (aunque algo también hemos tenido que ver) de que come absolutamente de todo, pero nunca es tarde para darle la vuelta a la tortilla, sobre todo cuando se hacen mayores, toman conciencia y son ellos los que por distintos motivos (en este caso por adelgazar y verse mejor), y por ellos mismos comienzan a comer verduras e incluso en algunos casos llegan a redescubrirlas hasta el punto de que ya no pueden vivir sin ellas. Chiquilla, qué comentario coño, me he quedao sin aliento....jajaja. Y mira, al hilo de ésto, me gustaría que estuvieras atenta a mi entrada del lunes porque visto lo visto, doy por seguro de que te va a encantar, es una receta muy original, te lo garantizo. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jose me encantan los comentarios largos y constructivos. Siempre estoy pendiente de tus entradas pero el lunes estaré especialmente atenta, ya me has picado chico, la verdad que hace falta poco para que mi curiosidad de destape. Muchos besos.

      Eliminar
  4. sabes lo que te digo? que ojalá todas las madres y padres fueran como tú. Trabajo en un comedor escolar y estoy harta de ver madres que te dicen..si no quiere la verdura que no se la coma. A mi eso me revienta y me ofende, pero bueno cada uno hace con sus hijos lo que quiera. Viva tú y y viva tu receta, exquisita. :) un besuco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Mar, si esto lo hubiera hecho hace años, mi hijo comería verduras pero chica el padre ni las prueba, a ver como obligas a un niño a comer un plato de judías verdes cuando al padre le pones patatas fritas. Tu paciencia que todas esas ya se arrepentirán de su actitud. Bss.

      Eliminar
  5. jopeta Rosalía!! así se come la verdura tu hijo y se la come cualquiera !!! yo me como tres platos guapa! jaja que pintaza más rica
    Aunque muy muy muy de dieta que digamos no es.. jaja pero bueno yo de momento no estoy a dieta así que venga pa la saca que me lo llevo y te doy dos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre, ya temía tu comentario. Dieta lo que se dice dieta no es pero tiempo al tiempo, iré cambiando natas y grasas por otros alimentos más saludables, sabia yo que tu vena profesional tenía que salir. Gracias Jose te pediré consejo nadie mejor que tu para asesorarnos. Invitado quedas a un plato, calórico o no. bss.

      Eliminar
  6. Una receta deliciosa, yo con mis hijas no tengo problemas porque les gusta todo, pero seguro que cuando les haga los calabacines así les apasionan. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una gran suerte que coman verdura, tu si que has sabido hacerlo. Bss.

      Eliminar
  7. Aquí está la reina de las verduras. Me gusta el plato, sin bacon y nata, claro pero es un primer paso para que vaya comiendo más y más, aunque sea por la dieta. En mi blog tienes muchas recetas light, puedes coger y adaptar lo que quieras.
    Ay las mamis, lo que hacemos por nuestros hijos. El mío sí que come verduras, la fruta si no se la pelo no, vamos... un morroooo.
    Besos y buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa sustituir la nata y el beicon ya esta en marcha, pero lo principal es que coma verdura, los tuneos vendrán después. Felicidades bss.

      Eliminar
  8. Que los niños coman verdura y que encima lo disfruten eso es practicamente misión imposible pero hay que insistir y darselas camufladas o como sea, por ellos comerian solo pizzas y hamburgueasas. En mi casa nunca falta un plato de ensalada variada y aunque no le ponen buena cara ya le van tomando el gustillo. No me enrrollo más, me encanta este plato, me parece supercompleto y seguro que esta delicioso. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ajajaj Mara tienes razón con la comida basura, les encanta, pero chica mi hijo ya tiene 22 años y a esta edad ya es más difícil controlarles lo que comen. Bss.

      Eliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Uys, Rosalía, unas cuantas confesiones han caído en esta entrada de hoy. Pero eso no es lo importante, o al menos, no en lo que tenemos que centrarnos. Aquí el cometido era otro: conseguir que tu hijo coma verdura y creo que empezar por estas verduras de sabores suaves ha sido un acierto. A mi me encanta simplemente a la plancha y aderezada con sal en escamas. ¡Se deshace solo en la boca! Seguro que tú lo sabes bien.

    Tu receta me parece estupenda. ¡Me ha encantado! De verdad te lo digo. En casa jugaría con ventaja porque sé que el calabacín les va. ¿Tú crees que de un día para otro sigue quedando bien?

    El siguiente paso es rellenarlos. Creo recordar que tú conoces mis tortitas de calabacín. Prueba por ahí también a ver qué tal.

    Un beso y feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yolanda a mi también me encanta simplemente a la plancha, tienes razón se deshace en la boca.
      Claro que conozco tus tortitas de calabacín, fue la tapa estrella en la inauguración del bar de mi hija.
      En el paso del relleno me iré a copiar tu receta de calabacín luna, llevo tiempo pensando en ella.
      Ya he conseguido que coma verdura cruda en formato ensalada. Se hace camino al andar como dijo Machado.
      Por cierto de un día para otro quedan genial, lo único que no tiene la misma textura es el crujiente de la cobertura, toma humedad y ya no esta igual, pero por lo demás si. Bss

      Eliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Hola Rosalía, venía porque lo del pesto crujiente me ha llamado la atención y salgo impresionado por el aspecto del plato. Qué jugoso! Vaya combinación y que atractiva! ME ha encantado la receta al completo y seguro que la utilizaré en alguna ocasión, una delicia. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alfonso, lo del pesto crujiente era por llamarlo de alguna manera, me alegro de que te haya gustado el conjunto de la receta. Bss.

      Eliminar
  13. Pues mira, si de ésta forma come verdura reto conseguido :D

    Que te veo en breve, no?

    Besos guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bea guapa, no sabes las ganas que tengo de veros a todas y de conocer a la gente nueva que ira. Bss

      Eliminar
  14. ¡Si supieras lo raro que se me hace que a alguien no le guste el calabacin!...
    Y es que en mi casa nos priva sea de la forma que sea; pero bueno, entiendo que "para gustos colores"...
    Me gusta la idea de hacer el calabacin en tiras.
    Lo cierto es que yo lo suelo cortar siempre a lo largo pero en tiras si que no lo he hecho nunca.
    Voy a tener que ponerme a probar...
    Me gusta tu receta aunque, como tu bien dices hay algun ingrediente no muy de dieta pero yo ya hace años que aprendí que lo que hay que hacer es comer de todo.
    Te tomo la idea, guapa y en el momento que encuentre las demás piezas de mi mandolina probaré a cortarlo como tu dices.
    Hija, es que como lo habitual en casa es laminarlo entero o hacerlo en rodajas o vaciarlo para relleno resulta que ahora tengo tan bien guardadas las piezas que no sé donde las metí!!!. Jajajajajajajaja.
    Por cierto no me ha quedado muy claro eso de poner las dos piezas a la vez. ¿Me lo puedes aclarar?.

    Besicos

    Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, cuantos trastos tenemos en la cocina que no usamos verdad?. Pues mira busca las piezas que tengas perdidas, yo he descubierto en la mandolina un gran aliado en la cocina.
      El tema de las dos piezas, cuando encuentres las partes que te faltan, verás que para cortar láminas normales esta la cuchilla de corte en la parte final del aparato, pues, al menos en la mía, encima de esta cuchilla hay otra que se puede poner y quitar a nuestro antojo, tiene varias cuchillas en fila que son las que cortan las tiras del calabacín. Espero haberme explicado, seguro que cuando montes la mandolina ves más claro lo que te digo. Bss.

      Eliminar
  15. Creo que es una manera deliciosa de integrar la verdura en la dieta, que es muy rica ya simplemente a la plancha pero si le damos un poco de sabor nos alegra la comida, me encanta como lo has planteado, guapa.
    Creo que pronto nos conoceremos, estoy contando los días para saludarnos y divertirnos, será un placer.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Caty, me alegro de tu visita. Con 22 años años que tiene el niño ya va siendo hora de ponerse sería a la hora de integrar alimentos, en ese tema voy tarde. Creo que te refieres al 5 de Octubre, nos veremos allí, seguro que lo pasamos genial. Bss.

      Eliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.