22 de enero de 2014

Arroz Oscuro

#ProyectoRoca
Nueva receta del reto #ProyectoRoca.
Para refrescar la memoria os diré que es un proyecto en el que participamos unos pocos blogueros. Se trata de poner foto a las recetas del libro "Las mejores recetas de mi madre " de Joan Roca.
La receta de este mes la he elegido yo "Arroz oscuro o negro".
Cierto que el color final del arroz no es oscuro como se puede comprobar en las fotos, pero lo cierto es que me ha parecido un arroz muy rico, en el que se mezclan de nuevo productos del mar y de la tierra.
Este plato es un plato típico de la Costa Brava. Según las indicaciones del libro se prepara con una cocción muy lenta de la cebolla para que quede bien caramelizada, de color semejante a la miel. Imagino que esto será lo que le da un tono oscuro al arroz, por mi parte como se puede comprobar no lo he conseguido. También nos indican en el libro que hay quien le añade tinta de calamar para que adquiera un color más oscuro. He preferido no seguir esta indicación ya que la tinta cambia el sabor del plato.
De cualquier modo, os dejo la receta de este arroz. En el gusto de cada uno está en hacerlo negro o de un tono dorado como el mio.
INGREDIENTES
200 gr. de anillas de calamar
400 gr. de costilla de cerdo
5 salchichas blancas frescas
400 gr. de arroz
1 cebolla
1 pimiento verde
1 tomate
3 dientes de ajo
2 alcachofas
Caldo de ave (doble medida que de arroz)
Aceite de oliva 
sal
PREPARACIÓN
En una cazuela poner un poco de aceite de oliva. Dorar las costillas y las salchichas troceadas. Cuando estén bien doradas, sacamos y reservamos.
En el mismo aceite, salteamos las anillas de calamar troceadas, y los corazones de alcachofa partidos en cuartos.Sacamos todo y reservamos junto a la carne.
En el mismo aceite pochamos la cebolla finamente picada, hasta que quede de un color oscuro, pero sin que llegue a quemarse. Esto ya lo sabemos es cuestión de paciencia y de controlar el fuego. Si vemos que la cebolla evapora todo el agua, para que no se queme podemos ir añadiendo agua poco a poco.
Añadimos el pimiento verde troceado y el ajo machacado, un poco más tarde el tomate rallado. Dejamos cocer el tiempo necesario hasta que consigamos unas verduras bien confitadas y de un tono oscuro.
 Veremos que los jugos de las verduras han desglasado el fondo tostado que nos habían dejado las carnes y el calamar. Todo esto es sabor que aportar al arroz.
Incorporamos las carnes y el calamar a la cazuela, añadimos el arroz y rehogamos todo el conjunto unos minutos.
Regamos todo con el caldo de ave hirviendo, mezclamos bien y colocamos encima sin mezclar los corazones de alcachofa.
Dejamos cocer unos 16 minutos. Primero a fuego fuerte y a media cocción, bajamos el fuego para que hierva más lentamente.
Dejamos reposar unos 5 minutos.
* AMIGOS QUE ME ACOMPAÑAN EN EL #ProyectoRoca *
Beatriz en 2 mandarinas en mi cocina


9 comentarios:

  1. no estará oscuro pero te ha quedado muy bien. en la Costa Brava he visto recetas que combinan carne y pescadocomo las albóndigas con sepia que están deliciosas. Un besazooo

    ResponderEliminar
  2. Guau, es un plato súper completo! Me encanta! Besitos!
    Glo de COCINAR CON AMIGOS

    ResponderEliminar
  3. Un arroz con una pinta fantástica, Rosalía. Aunque el color es doradito, el sabor seguro que fantástico. Bss.

    ResponderEliminar
  4. Bueno Rosalia lo del color vamos a dejarlo, porque a la mayoría nos ha quedado doradito, pero bueno estaba muy bueno y a ti te ha quedado fantástica, besos
    Sofia

    ResponderEliminar
  5. Que bueno, le has metido alcachofa uuummm, parace que solo Alfonso ha puesto tinta en su plato, y eso que debía de ser oscuro casi negro jejejejeeee....
    Menuda pinta Rosalía.
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  6. Rosalía, te ha quedado genial, yo me he soplado las alcachofas, ni me acorde de ellas, como se enteren en Benicarlo...
    El próximo mes, más.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Un platazo completo, además de rico y la combinación de ingredientes es muy buena =) Besitos

    ResponderEliminar
  8. Una receta de arroz que en mi casa triunfaria, asiq eu me la llevo, bs.sefa

    ResponderEliminar
  9. Hombre, pues de oscuro a negro hay una diferencia, y no ya por el color, sino que el sabor, por la tinta, tal y como tú comentas, hace cambiar el sabor al plato muy considerablemente.

    Es un plato que me ha gustado. Es contundente, eso es innegable. Pero al ser único, con una ensaladita vamos bien servidos. Y si me apuras, ni eso. Porque con esas alcachofas ya tenemos nuestra aportación de verduras en el plato.

    Me encanta la cebolla pochada a fuego muuuuuy lento, hasta que oscurezca, aunque nunca he llegado a tener que añadir agua para evitar que se queme. Pero de todos se aprende ;)

    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.