26 de enero de 2014

Tiburones y coliflor gratinados

Homenaje a Carolina Mendez  Llamazares

Este mes el reto #Asaltablogs, esta dedicado al Blog " BOCADILLO SUCULENTO "
Hoy todos los compañeros del #Asaltablogs, publicaremos una receta robada al blog de Carolina.
En estas ocasiones creo que sobran las palabras, los sentimientos están a flor de piel y reconozco que soy muy torpe en estas tristes ocasiones, ya que no creo que existan palabras de consuelo para los familiares y amigos.
El silencio y un beso lo dice todo.
Carolina falleció el 29 de Noviembre,  su esposo nos comunico su óbito el 9 de Diciembre por medio de un entrada en el blog.
La última entrada que ella publico fue precisamente para el #Asaltablogs, coincidiendo precisamente con el asalto que todos los blogguers hicieron a este blog, desde el que hoy rindo el más respetuoso homenaje a Carolina, cocinando una de sus recetas.
De entre todas las recetas que hay en el blog de Carolina, he elegido una vegana, sana y económica.
Este tipo de recetas son las que abanderan el blog de Carolina, su marido es vegetariano y por lo tanto la mayoría de las recetas son preparaciones sanas y vegetarianas
Tiburones y coliflor gratinados

INGREDIENTES
250 gr. de pasta
200 gr. de ramilletes de coliflor
300 ml. de nata (preparado para cocinar a base de grasas vegetales)
1/2 taza de leche
 sal y pimienta
100 gr. de queso Emmental rallado
50 gr. de parmesano rallado (para gratinar)
1 cucharada de mantequilla

PREPARACIÓN
Poner una cacerola con 500 ml de agua y sal al fuego.
Cuando comience a hervir, añadir los ramilletes de coliflor.
Una vez que la coliflor este cocida un poco al dente, ya que luego se terminará de hacer en el horno. La sacamos con una espumadera y en el mismo agua incorporamos un chorro de aceite de oliva y si fuera necesario añadimos más agua, lo justo para que cubra la pasta. Llevamos de nuevo a hervir y añadimos la pasta.
Dejar cocer el tiempo que indique el fabricante de pasta en el paquete, dejándola siempre al dente.
Una vez cocida la pasta, retirar la cacerola del fuego (sin escurrir el agua sobrante de la cocción, quedará poca).
En un cazo aparte,añadir la nata, leche,queso rallado, sal y pimienta ( en mi caso use preparado para cocinar a base de grasa vegetal, que contiene tan solo un 18 % de materia grasa).  Colocar al fuego y calentar para que el queso se disuelva bien en la mezcla.
En una fuente apta  para el horno volcamos la pasta y sobre ella colocamos los ramilletes de coliflor. Regamos todo con la crema de nata y queso.
Espolvoreamos el queso parmesano por encima, ponemos mantequilla en pegotitos sobre el queso y gratinar a horno fuerte, hasta que la capa superior este dorada.
Servir caliente.

ES IMPOSIBLE NO ESTAR TRISTES............
SU AUSENCIA DUELE
PERO SU RECUERDO........
SIEMPRE NOS HARÁ SONREÍR

24 comentarios:

  1. un plato de pasta fantastico con la coliflor y la bechamel, me ha encantado..una gran eleccion para el homenaje, unbesote

    ResponderEliminar
  2. Bonitas palabras para cerrar el post, es muy difícil asimilar una pérdida y más si es repentina, pero el recuerdo perdura más allá del dolor. Has escogido creo yo una receta que rinde homenaje a la esencia de Carolina y su familia.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado la receta. Pero más las últimas palabras, donde condensa todo lo que hoy estamos haciendo, por lo que hoy nos hemos unido, incluida yo que no suelo participar mensualmente.
    Su recuerdo perdurará, y en alguna otra ocasión, de nuevo asaltaré alguna de sus sencillas y deliciosas recetas.
    Feliz día

    ResponderEliminar
  4. Preciosas palabras, y muy buen asalto. Besos

    ResponderEliminar
  5. Me encanta este plato, lo tiene todo. Bonito homenaje a Caro, su última receta fue tuya. Bss.

    ResponderEliminar
  6. Como me gustan este tipo de platos de pasta!!!! Son riquísimos!!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  7. Querida amiga, no conocía a Carolina ni su blog, al no estar en el "asaltablogs", no tuve la oportunidad. Sí que me he enterado de que le preparabais un homenaje. Entiendo tu dificultad para expresar lo que sientes y así y todo lo has trasmitido perfectamente porque es desde el corazón desde donde salen esos sentimientos y esas sensaciones tan fuertes. A mí me pasó lo mismo cuando me enteré del fallecimiento de Jaime. Le hice mi homenaje particular en el último reto BBSS y ya he publicado 2 recetas suyas.
    La receta, ideal, pero eso ahora mismo es lo de menos, ¿verdad?. Un besazo. Estoy segura que su marido y su familia, van agradecer enormemente este fabuloso homenaje que le rendís.

    ResponderEliminar
  8. Hola Ross, es un detallazo el que hayas elegido esta receta haciendo referencia a una de las cosas que Carolina tenía muy en cuenta , el comer sano!
    Bss

    ResponderEliminar
  9. La receta riquísima y tus bellas palabras muy ciertas. Yo también soy falta para eso de los pésames, y como tú, pienso que un beso o un abrazo y el silencio pueden decir mucho más que cualquier frase hecha.
    tus palabras del finald el post preciosas!!
    besos

    ResponderEliminar
  10. Me ha gustado mucho tu receta, es verdad que recoge muy bien la esencia de la mayoría de recetas de Carolina, sanas y vegetarianas. Te ha quedado genial. Besitos

    ResponderEliminar
  11. Me ha emocionado tu entrada, creo que expresa muy bien como nos sentimos. La receta perfecta. Besos

    ResponderEliminar
  12. Querida Rosa como Marisa no he coincidido con Carolina, pero si me llegó al alma el post de su marido del 9 de diciembre!! uffff, me ha encantado tu homenaje, bsss

    ResponderEliminar
  13. Ha sido duro perder a Carolina... muy difícil incluso para quienes la hemos conocido ahora, ver que se va una persona tan llena de vida, tan alegre y tan apasionada... queda nuestro homenaje, y tus palabras.

    ResponderEliminar
  14. Rosalía, con ese don de la palabra que tú tienes, en cualquier otra situación me extrañaría que fueras incapaz de pronunciar palabra. Pero en situaciones como las que son de compartir tus condolencias con alguien cercano, faltan las palabras, o más bien, casi me atrevería a decir, que incluso sobran. Así que ese silencio y ese beso, sumado con un abrazo, significan mucho.

    No conocía el blog, pero la receta me resulta atractiva. La coliflor entra en casa, pero la verdad es que es de esas de las que no salgo de hacerla simplemente cocida o gratinada con bechamel. Me alegro de tener una opción más.

    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  15. Una receta estupenda. Seguro que me encantará. Es verdad... estos momentos yo sólo se afrontarlos con silencio.

    ResponderEliminar
  16. Precioso homenaje Rosalía. Yo no tuve la suerte de conocerla, aunque francamente, por lo que he leído de ella es como si lo hubiera hecho, además, gracias a vuestros homenajes he podido conocer su blog. Una auténtica pena, pero la vida sigue, y ella seguirá viva en sus recetas. Un beso corazón. Bueno, por cierto, yo venía a ver unos tiburones y al final se me ha ido el santo al cielo. Riquísimo, y es que a mí la coliflor, hasta en la sopa.

    ResponderEliminar
  17. Es cierto Rosalía, yo me había fijado en que su última entrada coincidía con la receta robada de tu blog, unas ricas galletas de avena... ella estaría encantada de ver este plato suyo en tu mesa, estoy segura.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Que receta más buena!! Que casualidad que su última receta fuera del robo a tu blog!! Besos

    ResponderEliminar
  19. Es una receta a serguirle robando a Carolina. lo único es que cambiaré la coliflor (No puedo con ella, es lo único que soy incapaz de comer) por brecol. Creo que quedará igualmente bueno e incluso mas colorido. Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Que bonita entrada Rosa me he emocionado muchisimo. La receta me encanta yo también me la llevo pero, me pasa como al señor Lobo la tengo que cambiar por brocoli no pedo con la coliflor jajja, te ha quedado buenísima las fotos preciosas
    Besinos
    El Toque de Belen

    ResponderEliminar
  21. Qué buena elección, ya que como dices el blog de Carolina está lleno de recetas sanas y vegetarianas especiales para su marido. Como dices sobren las palabras, lo importante son los actos, como este homenaje que le hemos rendido entre todos :)
    Muás
    Gallecookies

    ResponderEliminar
  22. Que rico tiene que estar esto, madre mía!! Con lo que me gusta la coliflor... y gratinada aún más.
    Saludos

    ResponderEliminar
  23. No había visto esta receta! que bueno tiene que estar... yo suelo comer la coliflor con bechamel y está riquísima, no se me había ocurrido mezclarla con pasta, tengo que probar. Magnifico homenaje.

    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Ayyy rosa estoy terminando contigo de hacer los comentarios y vaya mes este, ha sido de lo mas emotivo, tu receta ha salido con una pinta exquisita y el homenaje pues q te voy a decir genial!! muchos besitoss

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.