17 de enero de 2015

Tallarines de Calabacín, Chipirones y Trufa


Hoy os traigo una receta sencilla, sana , resultona y apta para mi dieta disociada.

Normalmente asociamos una dieta a platos aburridos, verdura y carne o pescado a la plancha.

Enseñando lo que yo como en mi dieta, intento demostrar, que solo hay que poner un poco de imaginación y ganas de cocinar, para degustar platos deliciosos y variados, y que una dieta de adelgazamiento no resulte monótona y sosa.

Este plato ha sido plato único, pero os diré que me he metido entre pecho y espalda el calabacín entero y los 10 chipirones, por lo que también demuestro que en absoluto paso hambre.

En esta receta incluyo un truco para no añadir aceite al plato a la hora de cocinar los chipirones. El truco lo dio David de Jorge en su programa  y lo vi tan útil que lo utilizo con mucha frecuencia.

Tengo más ideas de recetas aptas para la dieta, que os iré mostrando en diferentes post.


INGREDIENTES ( 2 raciones)
1 Calabacín grande
10 chipirones
2 dientes de ajo
Sal
2 cucharadas de aceite de oliva
trufa
agua


PREPARACIÓN
Lavamos y secamos el calabacín.
Cortamos los dos extremos.
Para hacer los tallarines de calabacín utilizaremos una mandolina.
Ponemos a la mandolina la cuchilla de corte en tiras y cortamos el calabacín posicionándolo a lo largo.
La mandolina facilita el trabajo, pero también es facil hacer lo tallarines con un cuchillo bien afilado y un poco de paciencia y maña.

Ponemos al fuego una cacerola con bastante agua, en ella vamos a escaldar nuestros tallarines de calabacín.

Cuando el agua llegue a hervir, echamos de golpe la mitad de los tallarines. Bajara el punto de ebullición, contamos 15 segundos. Sacamos del agua y reservamos en un escurridor.
Repetimos la misma operación con el resto de tallarines.

Los pasamos por el chorro de agua fría del grifo  y dejamos escurrir.

Los chipirones

Limpiamos los chipirones como tengamos por costumbre.

Para que no encojan, ni se deformen al cocinar, les damos la vuelta como si fueran un calcetín.

Ponemos una sartén al fuego, dejamos que la sartén se caliente al máximo.

Espolvoreamos sal en la sartén y metemos encima los chipirones enteros. Marcamos por los dos lados, esto no nos llevará más dos minutos.
Si vemos que la sartén se requema, añadimos 1 cucharada de agua, cuando evapore , añadimos otra, pero siempre a pocos y dejando que evapore una, hasta incorporar la siguiente.
Nunca bajar la intensidad del fuego, sino los chipirones se coceran en lugar de hacerse a la plancha.
De esta forma no usaremos aceite y restaremos calorías y grasas al plato.
Reservamos los chipirones, tapados para mantenerlos calientes. Si tenemos restos de jugo de los chipirones lo reservamos también.

Otra opción es cocinar los chipirones cortados en aros, eso ya va en el gusto de cada uno.

Tallarines de calabacín

Machacamos con sal un par de dientes de ajo

En otra sartén grande, ponemos un par de cucharadas de aceite y la colocamos en el fuego.

Doramos el ajo machado, sin que llegue apenas a tomar color, volcamos de golpe los tallarines, salteamos un minuto, incorporamos el jugo de los chipirones. Retiramos del fuego y servimos en el plato.

Ponemos los chipirones encima, rallamos trufa y listo un plato, sano, económico y sencillamente delicioso.



11 comentarios:

  1. Una receta exquisita y sabrosa, la veo perfecta para o sin dieta. Esperando otras ideas por el estilo que en casa seguro triunfan!
    Besos y feliz fin de semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Palmiria, es cierto, aunque no se siga una dieta, es una receta super sana, además esta deliciosa.

      Bss.

      Eliminar
  2. Me muero por tus recetas Rosalía ;) Ideales los tallarines, yo los hice de judías verdes hace tiempo, me gusta mucho la idea y la pondré en práctica. Un plato requetesano.
    Besicos de finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyyyy, Pilar muchas gracias guapa, pero anda, que tu no te quedas atrás con la tuyas.

      Gran idea con judías verdes, me regalaron un paratejo para hacer tiritas de judías verdes y no vale para nada, pero el cuchillo lo manejo de miedo, jajajajaj, verás receta con judías verdes.

      Besos.

      Eliminar
  3. Desde luego, hambre no pasas. Menudo platazo y de los que me vienen de lujo a mí. Lo haré. El truco muy útil. Besos y ya nos irás contando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaj, Marisa hambre la verdad que no, pero como siempre que se sigue una dieta, sea la que sea, lo prohibido nos llama a gritos.

      Sabía yo que esta receta te gustaría, es adecuada para tu dieta y el calabacín te encanta que lo se yo.

      Besos, disfruta de tu playa, cochina envidia que te tengo.

      Eliminar
  4. Qué pinta más rica! De hecho hoy he comido noodles de calabacín en un restaurante y me preguntaba como se harían. Así que me viene de perlas tu receta.
    Un besote

    ResponderEliminar
  5. Me encantan los tallar Inés de calabacín, tengo el post escrito, en unos días saldrá y veras que es diferente.
    Me gusta tu receta y la pongo en pendientes para la próxima, bssss

    ResponderEliminar
  6. De diez el plato Rosalía, para dietas y no dietas. Me encanta.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  7. Así que andas disociada! Yo hace tiempo estuve algunos años con disociadas pero al final la vida me demostró que comer menos grasa animal (colesterol) y hacer deporte es suficiente, peso unos kilos más pero me importa un bledo y sigo estando razonablemente delgada, así que no me obsesiono por estarlo más...

    Pero sí que me funcionaban, esto también te lo digo.

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.