4 de marzo de 2015

Gominolas de AOVE



Desde que vi estas gominolas sabía que tarde o temprano las prepararía.

Recetas de las gominolas de AOVE hay muchas circulando por la red. La más famosa y conocida, quizá por ser el inventor de ellas, sea la de Paco Roncero, que presentó en MADRIDFUSIÓN

Por mi parte decir, que he visto muchas recetas, algunas con productos de esos que hay que ir adrede a comprar y que no siempre es fácil encontrarlos.

Yo  he tirado por el camino más sencillo, con algo que casi todos los que cocinamos, tenemos en casa, como son unas simples hojas de gelatina.

Mi mayor problema era como endulzar las gominolas. Me tire a la piscina y preparé un almíbar común y corriente, agua y azúcar a partes iguales, pensando que por lógica al hacer la mezcla el aceite iba a florar sobre el agua, que todos los elementos se separarían y el invento terminaría en el fracaso más absoluto.

Mi asombro fue mayúsculo cuando pasado el tiempo de cuajado de la gelatina, la mezcla estaba perfecta, con un color verdoso precioso, una textura de gominola perfecta y un sabor impresionante.

Os dejo mi versión de las Gominolas de AOVE, con productos sencillos, pero con un resultado espectacular.


INGREDIENTES
50 ml. de AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra )
4 hojas de gelatina
*En mi paquete de láminas de gelatina vienen 12 unidades = 20 gr. ( 1,6666 gr. cada lámina )
50 ml. de agua
1 sobre de azúcar de vainilla o unas gotas de esencia de vainilla
50 gr. de azúcar
Azúcar para rebozar


PREPARACIÓN

Primero pondremos las hojas de gelatina a hidratar en agua fría, 5 minutos más o menos

Cuando estén blandas y bien hidratadas, las secaremos con papel de cocina y reservamos, las usaremos rápidamente.

En un cazo al fuego, ponemos a calentar el aceite, cuando este caliente a 50 o 60 grados, retiramos del fuego y disolvemos en él las hojas de gelatina que tenemos reservadas. Mezclamos bien, comprobando que toda la gelatina esta bien disuelta y no quedan grumos.

En otro cazo, hacemos el almíbar, con el agua, azúcar y el sobre de azúcar de vainilla.
No hay que dejar reducir, solo deshacer bien el azúcar en el agua.

Con ayuda de unas varillas manuales, juntamos las dos preparaciones, la de AOVE y la de almíbar.

Batimos con energía, pero con cuidado, no queremos que el aceite llegue a emulsionar y se nos haga una mezcla opaca y espesa.

Vertemos todo en un recipiente, nos debe quedar con altura de 1 o 2 cm., para que las gominolas nos salgan de un tamaño adecuado.

Dejamos en el frigo hasta que la gelatina haga su labor.

Desmoldamos, cortamos en cubos, rebozamos en azúcar.

14 comentarios:

  1. Me parecen estupendas tus gominolas de aove, es algo que tengo que probar, muy innovador!!
    un saludo

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué maravilla de gominolas! El color es precioso y es que como nuestro AOVE no hay nada en el mundo ¿verdad? Ojalá a través de internet pudiéramos degustar porque estoy segura de que estas gominolas tuyas son un placer para todos los sentidos

    ¡Besos mil!
    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. ¡Pero qué originales estas gominolas por Dios!!! Me las llevo ya porqué con un café tienen que quedar impresionantes!!
    Por casualidad me podrías decir cuanto pesan tus hojas de gelatina?!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por preguntar Palmira, he puesto una aclaración en la receta.
      Mi gelatina trae 12 láminas, pesan todas 20 gr., por lo sale cada lámina a 1,6666 gr. el paquete es de láminas pequeñas, hay otros que vienen enteras y son el doble que las mías.
      Siempre hay un problema con el formato de la gelatina.

      Eliminar
  4. me acabas de dejar muerta y enterrada con estas gominolas. Ya acabo de preparar todo para hcaerlas jaajaja biennnnnnnnnnnnnn sí si sí molan estas recetas, mil gracias por compartirlas. Un besazoooooooo

    ResponderEliminar
  5. Rosalía, es todo un recetón, me encantan las gominolas...las fotos espléndidas, bsss

    ResponderEliminar
  6. Rosalía, yo también he visto muchas veces estas gominalos, y a ver si ahora con tu receta me animo a hacerlas.
    besos,

    ResponderEliminar
  7. No sé cómo pueden haberte quedado tan perfectas, preciosas y pecaminosas. Mi única experiencia y no con Aove, fue un fracaso total. De nuevo me quedo alucinada. Felicidades y a disfrutarlas cada vez que tengas un antojo de dulce rápido. Besos

    ResponderEliminar
  8. Pues yo nunca había oído hablar de gominolas de aceite!!! Es de lo más original la verdad.. Despertarse y ver esto con los ojos aun cerrados y legañosos es un pecado!!!! Tendré que probarlas porque no me imagino el sabor... Un fuerte abrazo!!!

    ResponderEliminar
  9. Me encantan las gominolas, las que has preparado se ven estupendas, me guardo la receta, bssss

    ResponderEliminar
  10. O_o... ¡has conseguido mezclar agua y aceite!, es brutal, es buenísimo y me estás dando unas ideas terribles. Creo que voy a utilizar algo así para hacer una gelatina de sofrito de ajo y pimentón...

    ResponderEliminar
  11. Enhorabuena por tu receta que exalta el Aove, he visto alguna parecida también con AOVE, la tuya me parece más interesante. Gracias.
    http://www.artemaderaolivo.com/

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.