26 de marzo de 2015

Judías Verdes con Salsa Puttanesca



Todos sabemos que dentro de una dieta variada y sana, la verdura es un alimento indispensable en nuestra dieta mediterranea.

Buscando una receta para pasta, me tope con esta de Salsa Puttanesca y la vi en un blog que esta única y exclusivamente dedicado a recetas de Salsas.

Las Salsa de la Vida, que dirige  Tito, un bloguero de todos conocido, entre otras muchas incluye esta Salsa Puttanesca, fácil, rica y yo pienso que sana, no lleva exceso de grasas y el producto principal para prepararla, es el tomate, hortaliza (o fruta? ) llena de vitaminas, que junto que el resto de ingredientes la hacen un complemento perfecto para muchos platos.

Se que la Puttanesca es una salsa italiana para aderezar la pasta, pero porque no unas judías verdes?, en mi reto de comer la mínima cantidad recomendada de carbohidratos, pensé que a una verdura como las judías verdes, le iría de maravilla, esta salsa tan potente en sabor y color.

Os dejo la receta, seguro que si os animáis a probarla, os encantara, tanto como me ha gustado a mi.


INGREDIENTES

500 gr. de Judías Verdes
Agua y sal

SALSA PUTTANESCA

Aceite de Oliva Virgen Extra
2 dientes de ajo
10 anchoas
1 cucharada de alcaparras de tamaño pequeño
1 cucharadita de albahaca seca
2 cayenas enteras
100 gr. de aceitunas negras deshuesadas
500 gr. de tomates maduros
sal y pimienta


PREPARACIÓN
Primero vamos a cocer las judías verdes.
Lavamos las judías bajo el chorro de agua fría, cortamos los extremos y las troceamos a lo largo en tiras.
Si las Judías son tiernas, no es necesario retirar la hebra.
Ponemos agua con sal en una cacerola y cuando rompa el hervor, incorporamos las judías.
Dejamos hervir a fuego suave, hasta que estén tiernas.
Sacamos del agua en un escurridor y reservamos.

Salsa Puttanesca

Primeramente vamos a preparar los tomates.
Retiramos la piel de los tomates. Este paso se puede hacer de dos maneras, una escaldar los tomates unos segundos en agua hirviendo y luego retirar la piel y la otra , pelarlos como si de una fruta se tratara con un cuchillo.

Esta última es la que utilizo yo, me resulta menos engorroso pelarlos con un pelador especial para tomates o cuchillo de hoja de sierra, que escaldarlos, pasarlos al bol con agua fría y después pelarlos.

Una vez que tenemos todos los tomates pelados, los troceamos en cúbitos pequeños y los reservamos.

Ponemos una sartén al fuego, cuando esté bien caliente añadimos un chorro de aceite sin pasarnos, 3 cucharadas será suficiente.

Incorporamos los dientes de ajo que previamente habremos rallado o machacado y las anchoas troceadas y escurridas de su aceite.

Rehogamos unos minutos hasta que las anchoas se deshagan en la grasa, en este punto el ajo ya estará cocinado, sin llegar a coger color.
Añadimos las alcaparras y las aceitunas cortadas en rodajas y las cayenas enteras.
Salteamos todo junto un par de minutos.

Incorporamos los tomates troceados, subimos el fuego y freímos durante 15 minutos, añadimos pimienta y sal si fuera necesario, al llevar anchoas en salazón el punto de sal ya depende del gusto de cada uno.

Para emplatar y servir, calentamos las judías con un golpe de microondas y servimos con la salsa Puttanesca.

Espolvoreamos con la albahaca seca.



NOTAS
Recomiendo pinchar las cayenas en un palillo, nos resultará más fácil localizarlas a la hora de servir, no sea que algún  comensal se coma la guindilla y explote en la mesa.

5 comentarios:

  1. ¡Qué idea más buena! Aderezar verduras sencillamente cocidas con una salsa para pasta me parece una idea excelente, me llevo esta combinación que con lo que me gustan las salsas y las verduras seguro que tendrá muhco éxito!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  2. Estoy viendo las fotos y se me esta cayendo la baba! Que cosa mas buena! Con esa pinta estaría comiendo verduras toda la vida jajajaj

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Hola Rosssss!!!!! aisss que ganicas me has dado de hacerla de nuevo jajaja! te quedó espectacular! y esas fotos humeantes son una preciosidad.
    Me alegra muchísimo que te haya gustado!
    Un besazo enorme y muchísimas gracias por la mención!! <3

    Tito

    ResponderEliminar
  4. Me la quedo.
    Este va a ser el próximo intento de que el vikingo coma judías verdes sin protestar (o al menos, protestando con la boca pequeña). A ver si hay más suerte que la ultima vez! Que paciencia hija... el pobre se come todo lo que le des, esa es la verdad, pero hace un despliegue de pucheros y morritos que da pereza hacer judías verdes por no verlo :)

    ResponderEliminar
  5. Merci pour le partage
    Sûrement une très bonne sauce, je vais l'accomoder aveec un riz basmati.
    sarvenaz

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.