15 de julio de 2015

Sardinas con cebolla y tomate #ProyectoRoca


No descansamos ni en verano, en nuestro afán por ilustras con imágenes las recetas del libro de Joan Roca, " Las mejores recetas de mi madre".

Llevamos ya varios meses con el Proyecto Roca y ahora casi asusta hacer recetas del chef que dirige el mejor restaurante del mundo, aunque seguro que esta receta no llega a la categoría de ser servida en el Celler de can Roca, es una de las recetas que él ha recopilado del recetario de su madre.

Este mes le toca a Beatriz ( 2 mandarinas en mi cocina ), seleccionar receta. Bea  se marca un ordago a la grande, con un producto de temporada como es la sardina, Veo tu ordago y espero que mi versión de las Sardinas con cebolla tomate os gusten tanto como a mi.

No he tuneado nada, pero la forma de preparación si varia un poco de las libro. mis sardinas eran muy pequeñas y he pensado que con una ligera fritura sería suficiente, en lugar de la cocción en la salsa de cebolla y tomate como nos indica Joan en la receta original.



INGREDIENTES
1/2 kilo de sardinas frescas
2 cebollas
1 pimiento verde
3 tomates maduros
2 dientes de ajo
perejil
Harina
1/2 vaso de vino blanco
Aceite de Oliva Virgen Extra
sal


 PREPARACIÓN

Primero limpiamos  ( retirando cabeza y vísceras ) y escamamos las sardinas, si son pequeñas como estas, las escamas se sueltan con el lavado.
Lavamos bajo el chorro de agua fría y ponemos a escurrir en un escurridor. Yo antes de limpiar las sardinas las congelé durante 48 h para evitar el Anisakis.

Mientras preparamos la fritada de cebolla y tomate.

Ponemos en una sartén o cacerola, un buen chorro de aceite.

Cortamos la cebolla y el pimiento verde en juliana y pochamos a fuego suave en aceite de Oliva caliente, a media cocción añadimos el ajo machacado, rehogamos unos minutos.

Incorporamos  el tomate troceado, limpio de piel y semillas.

Cuando comience a hervir el tomate añadimos el vino blanco, cocinamos hasta que este todo bien pochado.

Rectificamos el punto de sal y espolvoreamos perejil picado por encima. Reservamos tapado para que no pierda calor la fritada.

Colocamos al fuego una sartén con aceite de oliva.
Salamos las sardinas, las pasamos ligeramente por harina y freímos en el aceite bien caliente.

Sacamos de la sartén las sardinas y las colocamos sobre papel absorvente.

Para servir, cubrimos el fondo del plato con la fritada y sobre esta colocamos las sardinas.

Para los tiquismiquis con las espinas del pescado. Retiramos la espina central a las sardinas y freímos los lomos limpios de espinas. Es una buena forma de servir las sardinas en modo tapa, quedan muy crujientes, en contraste con la suavidad de la fritada.



Recetas de mis amigos, Sardinas con cebolla y tomate

10 comentarios:

  1. Pero qué buenas estaban! sigue disfrutando de tu viaje! Besos

    ResponderEliminar
  2. Adoro sardinhas e cozinhadas desta maneira devem ficar uma delicia
    bjs

    ResponderEliminar
  3. Hola guapísima !!!
    Pues en el restaurante seguro que no las ponen, pero en tu mesa y en la mía quedan divinas de la muerte. Simplemente me ha encantado Rosalía. En casa, algunos me protestan por las espinas, pero a mi es un pescado que me encanta, y es cierto que ahora está en su mejor momento, sin duda.
    La combinación no puede ser más rica, felicidades porque te han quedado espectaculares.
    Besotes gordos mi niña, feliz semana.

    ResponderEliminar
  4. ¿Dios mio! que bocado... muero por ese tenedor ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  5. ¡UUuauauauuuu!! ¡Me encanta la receta! Vaya delicia...y con unos ingredientes muy sencillos.
    Besos,
    Olga

    ResponderEliminar
  6. Como he dicho y reitero que buenas estaban, yo por cuestión de calores, me he ahorrado hacer la fritada y la he utilizado de mi marca de confianza por lo demás todo igualito y en casa volaron, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  7. Buenísima la salsita y ahora estoy esperando que lleguen unas sardinas en mi cesta del mar para poder probarlo todo junto!
    Sigue disfrutandooooo que ya tocaba!!!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  8. mmmmmmmmmmmmmm qué rico plato, bueno y aunque no estuviera en la carta del restaurante es normal, porque son recetas de siempre, de la madre, los hijos ya es otro cantar jajaja. Un besoooooooooo

    ResponderEliminar
  9. Deliciosas. Aunque en casa, sin freír, que eso hueleee... madre mía, que vivo en una corrala, se entera de que estoy friendo sardinas hasta la del quinto jajajajaja

    ResponderEliminar
  10. uffff Rosalía, ando un poco enajená y no me puedo creer que no te haya leído, si ha algo que me gusta en el mundo son las sardinas. Es un recetón, fantástico, bsss guapísima

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.