1 de noviembre de 2015

Pimientos rellenos


De nuevo tenemos en marcha el Proyecto RECICLANDO SABORES, en el que solo pretendemos mostrar recetas con alimentos de reciclaje.

Marisa desde THERMOFAN  yo desde este blog, os invitamos cada mes a enseñarnos esas recetas que todos preparamos alguna vez con restos de comidas sin cocinar o en muchas ocasiones nuevas recetas que se preparan con restos de cocidas ya cocinadas.

En esta ocasión tenía un poco de carne picada ( cruda) , unos pimientos que ya les quedaba un día para comenzar a perder tersura y brillo, medio bote de salsa de tomate que necesitaba gastar y un poco de caldo de cocido que no daba para mucho.

Lo más sencillo y cómodo habría sido, freír los pimientos y con la carne picada preparar unos pocos filetes rusos. Desde luego con este apaño tenía solucionada la cena para dos, pero me tiré a la piscina y decidí cocinar algo que me solucionara al menos el plato principal de una comida y que se extendiera a más raciones.

Cuando la cocina pasa de ser una obligación que tenemos todos en el día a día, a una pasión y a un placer que se disfruta, la mente comienza sin darnos cuenta a crear o a imaginar platos diferentes con los ingredientes que tenemos.
Unas veces el inventar, mejor que inventar ( todo está ya inventado) crear no sale bien o al menos todo lo bien que nosotros habíamos pensado, pero otras veces nos sentimos eufóricos y felices de lo rico y aparente que nos ha quedado el plato creado.

Yo estoy feliz del resultado de este plato, mi mayor dilema era conseguir un elemento líquido para que el arroz se cociera en su punto, pero el microondas es un gran aliado y con un poco de caldo que el arroz fue absorbiendo poco a poco durante la cocción, el problema quedó solucionado.

Esta receta admite mil combinaciones diferentes, en cuanto a especias, podemos utilizar las que más nos gusten, la carne picada de ternera se puede sustituir por pollo, cerdo, pescado o incluso por atún en conserva, cubrir con bechamel, etc..
 Los pimientos pueden ser verdes, rojos o de la variedad que tengamos más mano. En resumidas cuentas, cada cual puede adaptar la receta a sus necesidades y gusto personal.


INGREDIENTES
4 pimientos verdes
Aceite de Oliva
1/2 cebolla
1 cucharadita de ajo en polvo
1 tomate grande rallado
200 gr. de carne picada
200 gr. de arroz crudo
1 y 1/2 vaso de caldo de cocido
sal y pimienta
queso rallado
salsa de tomate


PREPARACIÓN
Farsa de relleno
En una sartén ponemos un poco de aceite de oliva.
Pochamos en el aceite la cebolla picada.
Cuando tengamos la cebolla pochada, incorporamos a la sartén, el ajo en polvo y el tomare rallado.
Rehogamos unos minutos y añadimos la carne picada.
Cocinamos hasta que la carne este hecha , incorporamos el arroz, saltemos unos minutos, salpimentamos a nuestro gusto y retiramos del fuego.

Lavamos los pimientos y los partimos en trozos como de 5 cm., retiramos las semillas y los filamentos que las unen al pimiento.

Colocamos los trozos de pimiento de píe y los rellenamos con la farsa de relleno, justo hasta el borde.

Ponemos aceite en una sartén, pasamos por harina los extremos abiertos del pimiento ya rellenos y los freímos en el aceite a baja temperatura, justo hasta que veamos que la piel se separa de la carne y nos permite pelarlos. No es necesario que estén completamente cocinados.

Sacamos los pimientos del aceite, dejamos que enfríen un poco y los pelamos ( opcional ).

Colocamos lo pimientos de píe en una fuente apta para el microondas y vertemos sobre ellos el caldo de cocido. si no tenemos en ese momento caldo casero, podemos usar una pastilla de caldo concentrado disuelta en agua.
Cubrimos el recipiente con film de cocina, bien sellado a la fuente.
Cocinamos en el micro 20 minutos, sacamos la fuente del horno y sin destapar dejamos en reposo 5 minutos.

Retiramos el film y ahora en una fuente apta para el horno eléctrico, ponemos una base salsa de tomate, sobre esta los pimientos, cubrimos con queso rallado y gratinamos en el horno hasta que el queso se funda o se dore.

Este mes Marisa desde Thermofan nos ofrece un Rape al horno con patatas y comino, rica receta para aprovechar un pescado .


Como siempre al final del post dejamos el enlace Inlikz, con el que podéis colgar las estupendas recetas de reclaje que salen de vuestras cocinas.


RECICLANDO SABORES NOVIEMBRE



8 comentarios:

  1. Buenas noches Rosalía. La foto ya prometía un gran plato, pero tras leer el milagro que has hecho con todos esos tristes de tu cocina y lo fácil que nos lo pones, te felicito, como tantas otras veces he hecho. Magia y calidad en el reciclaje. No se puede pedir más.
    Un besote

    ResponderEliminar
  2. Buenos días Rosalía!!!.
    Puntual os dejo mi aportación y al entrar en tu espacio me encuentro con esta maravilla de reciclaje!.
    ¡Que aprovechamiento de 10 te has marcado hija mía!.
    Me voy corriendo a ver la propuesta de Marisa y a seguir babeando.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  3. Un plato de reciclaje de lujo,que buenos tienen que estar y es que las fotos los dicen todo y a mi me dicen ...mmm...comeme jeje,besitos

    ResponderEliminar
  4. Mira que me gustan los pimientos rellenos pero no suelo prepararlos a menudo... Y siendo una receta de reciclaje, te ha quedado de lujo!!!
    Besos y feliz semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  5. Te han quedado bien apañaos! Yo también tengo algunos pimientos con el tamaño perfecto para rellenar, lo mismo mañana les hago una farsa de cuscús y verduras y los echo al horno...

    ResponderEliminar
  6. Qué ricos pimientos rellenos, me gustan muchísimo!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Buenas!! ya he subido mi aportación, que bueno está todo!, a mi los pimientos tb me gustan rellenos de carne o de arroz o de verduras, es que somos muy pimenteros en casa...feliz día! ;)

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.