15 de noviembre de 2015

Tiroler Knödel




Hoy me voy viaje con Marga ( ACIBECHERIA ) y con unos cuantos bloguers más a la bella Austria.

En el reto mensual de COCINAS DEL MUNDO, este mes Marga ha elegido que nos demos un paseo gastronómico por la cocina austriaca.

Antes de pasar a explicar la receta de mis Tirorel Knödel ( Albóndigas tirolesas), he comentar algunos matices en relación con esta receta. En la receta original las albóndigas unas vez formadas van hervidas en agua. Debo confesar que he sido incapaz de realizar este paso y al editar la entrada me he dado cuenta de la razón por la que mis albóndigas se desintegraban nada más introducirlas en el agua hirviendo, me olvide de poner una cucharada de harina en la masa de las albóndigas, por lo cual la solución más rápida ha sido pasarlas por harina y freírlas como las albóndigas normales.

También he sustituido la gran cantidad de mantequilla que lleva la receta original, por nuestro rico y sano Aceite de Oliva.

Si algún austriaco llega a leer este post,  le pido disculpas por mi osadía y atrevimiento de llamar Tirorel Knödel a esta interpretación de su receta tradicional, entendería perfectamente su enfado.
Yo me mosqueo mucho cuando veo alguna receta de paella con chorizo realizada por chef super famosos que se piensan que en España el chorizo lo usamos hasta para mojar en el café.
De acuerdo que últimamente nos crecen los chorizos hasta en los árboles, pero son otra clase de chorizos...........................

Las típicas y originales albóndigas tirolesas se sirven con ensalada o chucrut. Yo las he servido a modo de pincho sobre una hoja de cogollo de lechuga, que los españoles somos muy de tapas y pinchos.

Deciros que están realmente deliciosas y como pincho o entrante de una comida o cena es una opción a tener en cuenta.

Vamos con mi receta, espero que os guste.


INGREDIENTES ( 15 Und.)
200 gr. Tocino ahumado ( beicon ahumado)
100 gr. de pan
1 huevo
leche
Aceite de Oliva
sal y pimienta
1/2 cebolla
Harina para rebozar
Aceite de Oliva para freír
Pulpa de tomate rallado
Vinagreta
Aceite y vinagre de Jerez
Sal en escamas


PREPARACIÓN
Picamos el beicon ( tocino ahumado) lo más finamente posible, lo ponemos en un recipiente.
En un poco de aceite de oliva , doramos la cebolla que habremos picado muy menuda.
Una vez tenemos la cebolla dorada, escurrimos e incorporamos al recipiente del beicon.
Troceamos el pan y lo remojamos con leche, aplastamos con un tenedor para deshacer un poco el pan y ya empapado en la leche lo añadimos a la mezcla de beicon y cebolla.
Incorporamos un huevo batido, sal y pimienta. Mezclamos bien y reservamos en reposo 15 minutos.

Formamos bolitas, pasamos por harina y freímos en abundante aceite de oliva caliente.
Sacamos sobre papel absorbente.

Servimos sobre una hoja de cogollo de lechuga, ponemos un cacharadita de pulpa de tomate y finalmente regamos con una vinagreta y unas escamas de sal.

Fuente de la receta Austria Info

15 comentarios:

  1. Mmmm, que ricas, tengo un adicto al bacon en casa y como vea esa receta ya se lo que me toca, jejejej !! Se ven realmente deliciosas hervidas o fritas. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Aqui estoy con mi cafelito en un dia lluvioso pasandomelo bomba con todas las propuestas! Y esta propuesta de albondigas, diferente a la de Concha, tambien me la quedo! que a mi me gustan las albondigas a rabiar! Un besito

    ResponderEliminar
  3. Merhabalar, mükemmel görünüyor. Ellerinize Sağlık.

    Saygılarımla..

    ResponderEliminar
  4. Me parece muy bien tu adaptacion ,y te quedo un pincho de lo mas rico.Besinos desde Asturias

    ResponderEliminar
  5. Jajajaja mujer, cada uno con lo que tiene... aunque yo también me reboto cuando veo paellas con chorizo, eso es verdad :)
    Yo me quedo con la versión hervida, sin dudarlo. Cuando alguna masa se me rebela le meto avena en copos hasta que puedo manejarla, si tuviera que freír sería un problema, no sabría hacerlo (la última vez que hice una fritura casi tengo que llamar a los bomberos... madre la que lié) xD

    ResponderEliminar
  6. Y digo yo querida amiga... ¿Han sobrado? ¿Me llevo el taper? ¿Cuándo las repites? Porque sinceramente, lleven o no lleven mantequilla como que me da lo mismo ;).

    Beso enorme

    ResponderEliminar
  7. Me gusta mucho la versión pincho que has hecho de estas albóndigas, se ven buenísimas. En cuanto a la paella no se si algún chef le pondrá chorizo, pero hay arroces secos (no voy a decir paella) que llevan embutidos y están muy buenos, jeje.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  8. Pues yo dudo que se enfadara algun@ de ell@s jeje la verdad que es una adaptación estupendo y las recetas són para adaptarlas a nuestro estilo,gustos o con lo que tengamos en casa, me parece que tienen que estar muy ricas y me encantaría degustarlas,besos

    ResponderEliminar
  9. Querida Rosalía, no sé como son las austríacas lo que si sé es que las tuyas me encantan, bsss

    ResponderEliminar
  10. Hola Rosalia, me alegro de verte por aquí. Desde luego que esta receta tuya es de las que me gustan. Yo creo que, como buena cocinera, has sabido salir de tu olvido de la harina y, creo, de lo más airosa.
    Un besote muy fuerte
    Mar

    ResponderEliminar
  11. Pues has salido airosa de este reto, al fin y al cabo se trata de aprender cosas nuevas y nos has mostrado una nueva forma de disfrutar de estas albóndigas tan ricas.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  12. Hola, me parecen que estàn muy ricas!
    De todas formas son muy dificiles de hacer, y qyeria añadir que tambien se comen en el Tirol italiano.

    gracia por la receta
    besos

    ResponderEliminar
  13. Sinceramente asi fritas tienen mejor aspecto y estan super apetecibles, lo enriquecedor de estos viajes es darle nuestro toque a las recetas..... ¿¿¿Nos visitaras tambien en Navidad ??? ¡¡¡espero que si !!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  14. Las originales en agua siempre suelen quedar muy ricas pero anda que si la fries, tienen que estar de lujo total!
    No pasa nada por la licencia que te has tomado, me parecen una tapita excelente!
    Besos y feliz semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  15. Pues eso, que las austriacas llevarán mantequilla, pero no creo que venga nadie a llamar a tu puerta a quejarse y si lo hacen, se van a ir bien contentos porque tienen una pinta genial.
    Un beso sin chorizo, que tienes toda la razón. hasta en la sopa.

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.