30 de marzo de 2016

Rosas de patata con rocío de tomillo limonero





El pasado 27 de febrero, tuvo lugar en Madrid una reunión de bloguers gastronómicos.

Quedamos a comer en el restaurante Sal de Hielo. La KDD, no pretendía otra cosa que pasar un rato agradable en compañía de otros bloguers con los que compartimos nuestra afición dedicada a la cocina.

En reuniones de este tipo, conocemos a gente nueva, nos reencontramos con amigos que ya nos son conocidos. Tratamos de pasar un tiempo juntos, hablando, comiendo y en resumidas cuentas, conociéndonos un poco más.

La intención del grupo que organizamos el evento ( Nieves, Elena, Ana y yo), no era la de que cada uno publicará un post relativo a la celebración de la KDD, por lo que se nos ocurrió hacer un juego en el que cada uno llevara un ingrediente ( comestible), misterioso, bien cerrado y que no se pudiera adivinar que era en realidad.

Todos los paquetes del #ingredienteInvisible, fueron a parar a un saco y al final de la velada, por orden, cada uno sacó al azar, una bolsita .

Aquí nos hayamos a día 30 de marzo, publicando todos a las vez y cada uno en su receta incluye ese ingrediente que le tocó en suerte y que otro puso dentro del saco.

Por mi parte decir que Carmen ( Rezetas de Carmen ), deposito en el saco una bonita bolsa de tela monisima con unas ramitas de " Tomillo limonero" y con él,  he preparado el rocío de tomillo limonero que acompaña a estas preciosas patatas fritas.

La idea de las rosas se la debo a Tomás ( El saber culinario ). Los que estaban presentes en el rato que pasamos juntos después de la comida, seguro que recuerdan y saben de que va el tema  "Rosas de patata ".......................

Querida Carmen, espero que te guste el uso que he dado a tu aromático, Tomillo Limonero.



INGREDIENTES
Patatas
Aceite de oliva
sal
Tomillo limonero
Utensilios
Cuchillo puntilla que corte bien
Molde de silicona para Mini magdalenas

PREPARACIÓN

Primero vamos a dar una clase práctica con un paso a paso gráfico de como conseguir la forma de rosa en las patatas.

En las cuatro imágenes inferiores, vemos la forma de corte para conseguir los pétalos de la rosa.
No se trata nada más que ir cortando una tira fina y larga de carne de patata, como si estuviéramos pelando una manzana.
Tira que después enrollaremos sobre si misma, para conseguir la forma de flor.

Seguro que no conseguimos sacar la tira entera, pero no pasa nada, si cortamos dos o tres tiras, las unimos como si fuera una sola y enrollamos de la misma manera.

Luego rellenamos los huecos del molde, poniendo una flor en cada uno, cubrimos con una tapa de plástico y cocemos en el micro durante 5 minutos. No taparemos con film, este con el calor del horno hará el vacío, aplastará la flor y ya no quedará tan bonita.

Con esto conseguimos dos cosas, que la flor se mantenga pegada y firme gracias a la fécula de la patata y un ligero precocinado antes de la fritura, por lo que esta será más corta y la patata quedará perfectamente frita, no perdiendo la forma de flor en ningún momento.

Dejamos en reposo fuera del horno hasta que pierdan temperatura y no nos quememos durante su manipulación posterior.





Ponemos abundante aceite en un cazo con cierta profundidad, calentamos y freímos las rosas de patata en tandas de tres o cuatro unidades como máximo.

Yo particularmente nunca pongo sal a las patatas antes de freírlas, favorece a la deshidratación de la patata.

Una vez fritas, sacamos del aceite y ponemos a escurrir sobre papel de cocina.


Mientras, preparamos el rocío de tomillo limonero.
Machacamos el tomillo con un pizca de sal en el mortero, añadimos AOVE y mezclamos bien.

Servimos las Rosas de patata ya fritas, con unas gotas de Rocío de tomillo limonero.
Si queremos que tengan más sal, espolvoreamos sobre las rosas con sal fina de mesa.

* Sigo con los enlaces bloqueados

http://saldehielo.es/
http://www.rezetasdecarmen.com/

http://www.elsaberculinario.com/

21 comentarios:

  1. ¡Qué bonitas te han quedado Rosalía! Le has sacado un buen partido al ingrediente secreto. ¡Me encanta!

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  2. jajaja me encanta la idea que habéis tenido del ingrediente misterioso.
    Y creo que me he enamorado de estas patatas en forma de rosas, preciosas!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  3. Vaya paciencia! Eres admirable, a mí me dejas el saco de patatas y un cuchillo y ni en dos días te hago una flor :)

    ResponderEliminar
  4. Socia, creo que lo pasamos genial y todo salió a pedir de boca, a ver cuando nos metemos en otro lio jejeje...
    Me encantan estas rosas, son divinas, me apunto la idea y seguro que el tomillo limonero le aporta un aroma y sabor delicioso, con lo que me gustan las hierbas y esta no la he probado, tengo que hacerme con ella ¿vamos a yuli? jejejeje...
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  5. Rosalía, no me han gustado, me han encantado!!, y has sabido sacar un buen partido al tomillo. Me alegra que te gustara.
    Es todo un reto hacer estas rosas, tendré que intentarlas hacer algún día.
    besos,

    ResponderEliminar
  6. Rosalía te han quedado preciosas! otra receta que copio seguro !
    Yo las hacia de otra manera muchísimo mas difícil, pero ahora veo que esta es muchísimo mejor.
    Muchísimas gracias por todo por invitarme y por ser como eres, tu y los demás habéis sino maravillosos conmigo.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  7. Hola guapetonaaa, menudo lujo de patatas has preparado, son preciosas y con ese rocío que les ha caído han quedado más bonitas todavía. Al principio de la entrada hay un error en la fecha de la kedada, has puesto 27 de abril, para que lo corrijas. Yo sigo igual de líada, no tengo apenas tiempo de cocinar nuevas cosas y publicar pero bueno, al menos me he podido escapar unos días a la aldea, lo necesitaba.
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  8. Rosalía. Los milagros existen y tú has hecho en esta receta uno maravilloso. Menudas rosas de patata has preparado. Me encanta. Ya me dirás, si en vez de freírlas, se pueden hornear.
    Genial idea la del ingrediente secreto.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Vamoavé chata... así te lo digo, ¡en castizo!, ¡estás sembrada!, en serio, que nivelón estoy viendo en el reto y concretamente en tu blog llevas una racha imparabla.
    PD: yo también salo las patatas antes, no tengo un motivo especial, es que mi abuelo lo hacía así y hacía las mejores patatas fritas del mundo

    ResponderEliminar
  10. Rosalíaaaa! que post tan poético! me encanta me encanta y me requeteencanta cómo queda una humilde patatita convertida en rosa con rocío y todo! La idea es una preciosidad. Es que lo voy a probar seguro!
    ¿Son muy difíciles de manipular en el momento de pasarlas del molde al aceite de la sartén?Dime dime dime...
    Molts petonets!!
    Marisa

    ResponderEliminar
  11. Qué bonitas Rosalía, algún día tendré que poder ir a una de vuestras reuniones de bloggers!! me gusta mucho tu idea con ese tomillo limonero, que nunca probé, y que tiene que estar exquisito, como siempre brillante, bsss

    ResponderEliminar
  12. Preciosas patatas y magnífico tutorial para hacerlas, y qué toque tan delicado el aromatizarlas con tomillo limonero, me encanta...

    ResponderEliminar
  13. ¡Jajajaja! Esto ha sido de lo más original!! Te llevaste dos cosas, el ingrediente invisible, ¡y la idea para prepararlo! Te han quedado preciosas, y como lo explicas, ¡parece hasta fácil! Cuando Tomas nos contaba la técnica de los palillos yo ya me veía acribillando la rosa a palillos por todos los lados.
    Una receta genial, como genial fue el día que pasamos en Madrid. Muchas gracias por invitarme y contar con El Caldero de Nimue para la quedada. ¡Fue estupendo!
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  14. Quedan de lo más cucas en los platos!! Como guarnición en un plato de fiesta son ideales. Me llevo la idea!!

    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Hola Rosalía, qué idea tan genial, me están dando ganas de hacer unas rosas así pero yaa!! Y el aroma con el tomillo limonero hmmm, un toque especial!! Gracias de nuevo por organizar un encuentro tan agradable, ojalá nos veamos pronto!!
    Un beso grande...

    ResponderEliminar
  16. Que me gustro compartir ese día contigo, y esa conversacion de rosas de patata con palito o sin palito, en cuenco o sin cuenco jejejej te han saslido perfectas. Espero verte pronto y si no te acercan a la tienda Bea y sus galletas iran donde les digas, muchos besos y un gran achuchón!!!!!

    ResponderEliminar
  17. Rosalía,
    Esto es una locura de receta...estoy deseando llegar a casa y ponerme a ello...a ver si me da tiempo.
    Ya nos queda menos para vernos... biennnn
    Besotes

    ResponderEliminar
  18. Me has dejao loca con estas rosas. Que maravilla y tal como lo explicas parece hasta sencillo. Me ha encantado ver como os lo montais! y es que me las pierdo todas. Me ha parecido un juego la mar de divertido!

    ResponderEliminar
  19. Qué chulas te han quedado!! y con sabor a tomillo una delicia.

    ResponderEliminar
  20. Que bien lo pasamos, fue un placer volver a verte, oye este plato que nos presentas es genial por bonito y por aromático!
    Abrazos.

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.