10 de mayo de 2016

Pechuga de pollo con salsa Vikinga, Terre Exotique


Que levante la mano la que ya tiene en marcha o en proyecto la operación lorza?
Yoooooo!!!!!!, miedo me da sacar la ropa del año pasado, seguro que ha encogido, al menos dos tallas guardada en el armario.

Venga que estoy de broma y exagerando un poco el tema de los kilos de más. Lo que si es cierto es que sin llevar una dieta estricta, intento no tomar más calorías de las necesarias y aquí entra la receta que traigo hoy.

Cuando visité el Salón Gourmet, estuve en el stand de la empresa de especias TERRE EXOTIQUE. Sophie me regalo allí mismo un terrón de Sal Rosa del Himalaya y posteriormente llego a casa por mensajero un buen surtido de las estupendas especias que comercializa la empresa.

Como muestra, en la receta de hoy he utilizado dos de ellas, Sal Vikinga de Ergsund ( sal fina con sabor ahumado heredada de los vikingos y de origen noruego) y Cristalitos de Sal Negra ( sal de color oscuro y repleta de elementos minerales, la sal negra de Hawai, se obtiene añadiendo rocas de lava en los lechos de sal marina).

De la receta poco os puedo decir, es super sencilla, fácil de preparar y muy baja en calorías, siempre y cuando superemos la tentación de mojar pan en la salsa.

Para cocinarla, he utilizado un elemento que uso con frecuencia. Las bolsas especiales para horno, nos permiten cocinar en el horno convencional o microondas, de una forma sencilla y sin ensuciar ni manchar cacharros. Un método que conserva toda la jugosidad del pollo, sin resecarlo en el horno, ya que no se pierden los jugos propios de la carne.



INGREDIENTES
2 pechugas enteras de pollo

Macerado
50 ml. de Aceite de Oliva Virgen Extra
Zumo de 1/2 limón
1 cucharadita de Sal Vikinga ( Terre Exotique )
Pizca de sal

Guarnición
2 tomates
AOVE
Sal Negra ( Terre Exotique )


PREPARACIÓN

Primero limpiaremos las pechugas de pollo, retiramos la piel.
En un recipiente mezclamos los ingredientes del macerado, mezclamos con ayuda de un tenedor.

Metemos en la bolsa especial para horno, las pechugas enteras y todo el líquido de macerado. Sellamos la bolsa con el cierre que incluye en fabricante, dejando espacio suficiente para permitir que la bolsa se infle y haga su función a la hora de hornear.

Reservamos la bolsa bien cerrada, durante 1/2 hora para que las pechugas se impregnen de los sabores del macerado.

Mientras precalentamos el horno a 200º.

Ponemos la bolsa en una bandeja de horno y horneamos entre 35 y 40 minutos.

Pasado el tiempo, sacamos la bolsa del horno, con mucho cuidado, damos un corte con una tijera y sacamos las pechugas a la tabla. La salsa la volcamos en un cazo y reducimos al fuego, si es necesario espesamos con una cucharadita de fécula de maíz disuelta en agua.

Escalopamos la pecuga, regamos con la rica Salsa Vikinga y ponemos como guarnición rodajas gruesas de tomate natural, con un hilo de AOVE y Cristales de Sal Negra.

6 comentarios:

  1. Sal vikinga, dices? Yo me apunto a eso!
    xD xD xD

    Por lo ahumado, y por lo vikingo. Y por la operación vaquini, bikini o burkini, lo que sea!

    ResponderEliminar
  2. Estas sales me encantan para darle un toque festivo a cualquier plato, y si es sano y rico pues mucho mejor que dieta o no es importante cuidarnos en el día a día!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Palmira sin impresionantes las especias de Terre Exotique, seguro que tú en Francia las encuentras con más facilidad.

      Eliminar
  3. Madre mía, todo el día para comentarte, esta mañana que si se había caído bloger, luego liada en el curro sin un minuto... al fin... ahora ;-)
    Bueno que felicidades lo primero, que cumplas muchos mas.
    Y que este plato me parece perfecto para la operación bikini yo al igual que tu tampoco la hago a rajatabla, pero procuro cuidarme un poco.
    Perfecta esta sal para un montón de platos y el tomatito tiene una pinta espectacular ¿de nuestro mercadillo?
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nieves, jajajaj, el tomate de nuestro mercadillo.
      A ver si tienes un viernes libre y nos damos un paseo.

      Eliminar
  4. Es la primera vez que escucho lo de la sal Vikinga y anda que no molara nada servir un plato y decir que lleva sal Vikinga, yo la operacion bikni la empiezo el lunes a la mañana y el lunes a la noche ya la he terminado que poca fuerza de voluntad tengo , vaaaaaaa si ninguna para que quedar bien jajjaa.
    Que pena no estar mas cerca por que esta pechuga es ideal para empezar la susodicha operacion ,seguro que estaba de muerte relenta a las fotos me remito.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.