1 de mayo de 2016

Penca de acelga rellena


Hay veces que cuando hacemos la compra, nos guiamos más por la vista que por lo que en un principio teníamos pensado comprar.

Los viernes en mi cuidad hay mercadillo, de esos que los vendedores de los puestos, nos ofrecen su mercancía a voz en grito.

En el puesto donde normalmente compro la verdura, había unas acelgas que llamaban la atención por lo frescas y tersas que estaban, con un verde espectacular. Una se lía la manta a la cabeza y compra dos manojos enormes.

Uno de ellos lo preparé a la manera tradicional, cocidas y rehogadas con ajito y aceite.

Pero me quedaba otro ramo de acelga y la verdad, me gustan y mucho las acelgas, pero en mi casa soy la única que las come y tirarme dos semanas comiendo acelgas y para más inri, cocinadas de la misma manera, como que no me apetecía mucho.

Cierto que este manojo en particular, tenía una penca, hermosa y ancha. Era la ocasión perfecta para preparar unas ricas pencas rellenas.

En el frigo, 5 quesitos, 4 lonchas de beicon y poco menos de la mitad de un tarro de paté.

Todo unido de forma ordenada, es el resultado de mi receta de reciclaje para el mes de mayo. Más que un reciclaje, se trata de un aprovechamiento, antes de que las acelgas comenzarán a languidecer y quedar mustias en el frigo.



INGREDIENTES
Penca de acelga
Beicon ahumado
5 quesitos en porciones
2 cucharadas de paté
Sal
Harina
1 huevo batido
Pan rallado
Aceite de Oliva

SALSA
1/2 cebolla
1 diente de ajo
1/2 zanahoria
4 hojas de acelga
Caldo de verduras o 1/2 cubito
Agua ( si se usa el cubito)
1/2 vaso de vino blanco
1 nuez de mantequilla


PREPARACIÓN

Pencas rellenas
Separamos la hoja de la penca de las ramas de acelga.
Limpiamos de hebras las pencas, lavamos y reservamos.
Hacemos lo mismo con las hojas de acelga.
Ponemos una olla con agua y sal al fuego. Cuando comience a hervir incorporamos las pencas enteras y las hojas de acelga.
Dejamos cocer hasta que ambas estén tiernas.

Sacamos del agua de cocción las dos partes de la acelga por separado.
Las pencas las colocamos sobre papel de cocina para que eliminen el exceso de humedad.

Mientras ponemos el paté y los quesitos partidos en un cuenco, calentamos en el micro 30 segundos y mezclamos con un tenedor. Reservamos.
Colocamos las lonchas de beicon en un plato con papel de cocina, debajo y sobre el beicon.
Ponemos otro plato encima y cocinamos en el micro durante 1 minuto.


Cortamos las pencas en trozos del mismo tamaño de 4 ó 5 centímetros de largo.
Ponemos en la mitad de las pencas una tira de beicon ( del mismo tamaño de la penca) y sobre este una tira de la crema de paté y queso. Cubrimos con otro trozo de penca. Realizaremos el mismo proceso, hasta terminar con todos los trozos de penca.

Salamos ligeramente, pasamos por harina, huevo batido y pan rallado.

Ponemos una sartén con aceite al fuego y freímos las pencas empanadas hasta que queden doradas.

Salsa
Pochamos todas las verduras troceadas ( menos las hojas de acelga) en una sartén con aceite de oliva.
Una vez tengamos las verduras pochadas, incorporamos el vino blanco, dejamos cocer hasta que evapore el alcohol. Añadimos el caldo y las hojas de acelga ( que tenemos cocidas).
Dejamos hervir 10 minutos y trituramos la salsa .
Comprobamos el punto de sal, volvemos a poner de nuevo al fuego ( 1 minuto) para que recupere el color verde intenso .
Fuera del fuego daremos brillo y textura a la salsa con una nuez de mantequilla.
Ponemos la mantequilla en la salsa y la integramos moviendo la sartén en modo circular.

Servimos la salsa caliente con las pencas empanadas.


Marisa nos trae un sano bizcocho para acompañar el café de la tarde o el desayuno de la mañana.

Con el chocolate que quedaba en la batidora de hacer unas trufas, restos de yogur casero y poco más, tenemos un rico bizcocho.
En Thermofan se aprovecha todo y tener un bizcocho a mano, siempre viene bien.




Como siempre os dejamos la herramienta InLinkz para colgar fácilmente vuestras recetas.



12 comentarios:

  1. Buenos días Rosalia. Es verdad que compramos ppr la vista y también por el precio y la calidad. Como siempre acelgas aburridas. Esta penca rellena debe estar muy rica. Si no sabes qué es, da el pego.
    Feliz puente.

    ResponderEliminar
  2. hola Rosalí, nunca he visto algo asi, las pencas como libritos me parecen muy originales y super buenas, toda una receta de reciclaje que la considero festiva porque es muy buena, a mi me ha encantado, gracias!! un beso.

    ResponderEliminar
  3. Hasta el vikingo, que tiene un odio inquinoso hacia las pobres acelgas, se las come si se las das así. Con lo ricas que están rehogaditas!

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno ese aprovechamiento, en casa también pasa lo mismo. Los chicos no quieren acelgas y a mi me encantan, pero no se puede estar todos los días comiendo lo mismo. Sefa me dice que las congele, que las pencas congeladas luego quedan muy bien, tendré que hacerle caso :)
    Un besazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  5. Toma ya! Eso Es sacar partido a lo que tenemos en la nevera y encima te han quedadoespectaculares.Que ricura! Un besoo

    ResponderEliminar
  6. En mi caso, sí que les gustan las acelgas pero no las pencas. Si las veo el viernes en el mercado me las marco estilo "Rosalía", eso sí sin queso que ni la costilla ni el suegro lo pueden ni ver.
    ¡¡¡Me encantan, así me comía yo acelgas día sí y día también!!!

    ResponderEliminar
  7. A mi me pasa siempre, voy von la lista de la compra y luego veo cosas que me entran por los ojos e imagino lo que puedo cocinar con ellos y cargo para casa.
    Mi ventaja, que a los míos les gusta todo jejeje...
    Pero que apañadas estas pencas rellenas, me encantan.
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  8. Con lo tristes que son las acelgas y lo bueno que debe estar esto. Muy buena idea.

    ResponderEliminar
  9. Lo de la lista de la compra es solo un complemento el día de la compra. he tenido días en los que el carro iba a la mitad y de la lista solo tachadas un par de cosas, un desastre.... El frito empanado te ha quedado genial, por un momento me ha parecido panko, de hecho he vuelto a subir a los ingredientes para asegurarme que había leido bien. Gran aprovechamiento sin duda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marga si rallas pan fresco, queda como el caro panko o mejor. Lo rallo y lo congelo, prueba y verás como te gusta el resultado.

      Eliminar
  10. A mi me pasa lo mismo en casa las acelgas solo me gustan a mi , pero si se las pongo en empanada voilaaaaa la cosa cambia se las comen toditas todas sin rechistar asi que te animo a que la proxima vez hagas una empanada veras como no se te llegaran a poner mustias en la nevera y te la piden mas veces.
    Te han quedado de relujo yo casi nunca hago pencas rellenas por que aqui es raro que tengan tanta penca.
    Un reciclaje de relujo para no variar.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  11. Una pinta tremenda estas acelgas, que buenas ideas se sacan de reciclando sabores.
    Un saludito

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.