25 de mayo de 2016

Pepitoria de Albóndigas de pollo




Hoy todo un clásico de la más pura cocina tradicional española y además un clásico por partida doble.
Albóndigas, en que casa que se precie no se hace ester rico y socorrido plato? y Pepitoria una receta tradicional, normalmente hecha con gallina.

Porque no unir, las dos recetas en una sola? y para darle un poco de modernidad y adaptar a los nuevos tiempos estas recetas con tanta tradición, nos marcamos una tapa de " Pepitoria de albóndigas de pollo" . Evidentemente, un plato de estás albóndigas con unas patatas fritas, son un estupendo segundo plato.

En esta edición " RECETARIO MAÑOSO ", antes de disfrutar de unas merecidas vacaciones, nos invita a cocinar con tres productos. El principal y acorde con la época, Tomate rosa de Basbastro, en segundo y tercer lugar y no por ello menos importantes, Pollo o gallina y la rica y jugosa Cereza .

En espera de conseguir el auténtico Tomate rosa de Barbastro, hoy participo con esta receta que como ingrediente principal lleva pollo en su preparación.

Chicas espero que os guste mi adaptación de dos recetas que son todo un clásico en el recetario de nuestro país.


INGREDIENTES
Albóndigas
2 pechugas de pollo
50 gr. de tocino ibérico
1 huevo
½ cebolla
1 diente de ajo confitado
1 rebanada de pan de molde
Leche para mojar el pan
Perejil picado
Sal y pimienta
Harina
Aceite para freír
Salsa
1 rebanada de pan
Un puñado de almendra cruda
2 yemas de huevo cocido
Aceite de Oliva Virgen Extra
1 cebolla
2 dientes de ajo
½ vaso de vino blanco
Caldo de ave
Hebras de azafrán
2 huevos cocidos



PREPARACIÓN

Albóndigas

Picar las pechugas de pollo y el tocino ibérico en brunoise muy pequeña a cuchillo. Reservar en un recipiente.
Pochar la cebolla en un poco de aceite, junto con los ajos machacados. Dejar templar y añadir a la carne picada.

Mojar la miga de pan con la leche, escurrir e incorporar la mezcla a la farsa de carne. Salpimentar al gusto y añadir el perejil picado.
Mezclar la farsa de carne y añadir un huevo entero, integrar bien y dejar reposar en frío media hora.

Mientras preparamos la salsa pepitoria.

Poner una sartén o cacerola al fuego con un poco de aceite.
En este aceite, freír la rebanada de pan , escurrir del aceite y reservar en un mortero.
En el mismo aceite, tostar ligeramente las almendras, sacar y poner en el mortero. Añadir al mortero, las hebras de azafrán y las yemas de huevo cocido.

Majar en el mortero y reservar hasta su uso.

En el mismo aceite, pochar la cebolla y el ajo troceados, cuando estén bien pochados, añadir el vino blanco y dejar reducir el alcohol.
Incorporar el majado y caldo de ave.
Llevar a ebullición y dejar hervir a fuego suave 15 minutos.

Mientras, freiremos las albóndigas.

Ponemos una sartén al fuego con Aceite de Oliva.
Formamos las albóndigas , pasamos por harina y freímos ligeramente, tan solo para sellar la carne.
Pondremos a escurrir sobre papel de cocina .

Trituramos la salsa, tamizamos con un colador y depositamos la salsa en una cacerola.
Incorporamos las albóndigas a la salsa, comprobamos el punto de sal y dejamos cocer a fuego suave entre 15 y 20 minutos.

Para servir, utilizaremos las claras de huevo cocido, que previamente habremos vaciado de las yemas y conservado las mitades sin romper.

Preparamos tempura, con harina, pizca de sal y agua muy fría.
Pasamos cada mitad de clara cocida por harina, después por la tempura y freímos en abundante aceite caliente, hasta que la capa de tempura esté bien dorada y crujiente.
Escurrimos sobre papel de cocina.

Montaje del plato.

Sobre cada media clara en tempura, colocamos una albóndiga, salseamos y acompañamos con una rebanada de pan frito.












8 comentarios:

  1. Me encanta la presentación ¡y el plato claro! pero nunca había visto esa forma tan original de presentar unas albóndigas, me llevo la idea guapa!! BSS!!

    ResponderEliminar
  2. ohhh pero que pincho tan bueno por dios, lo malo que con uno no me quedaría, necesitaría comer uno detrás de otro jajaja Por cierto estoy de concurso en mi blog hasta finales de mayo, anímate a participar que regalo muchos premios. Un besito,
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/2016/03/3-concurso-el-baul-de-las-delicias-con.html

    ResponderEliminar
  3. La presentación es de 10! Y el sabor con estos ingredientes sólo puede ser exquisito.
    La gallina en pepitoria no sé porqué es de los platos que nunca me he atrevido a preparar en casa y eso que ya ves es un guiso clásico de los que me encatan... Apa a volver a subirlo arriba de la lista de pendientes!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  4. No nos gusta Rosalía, nos encanta la vuelta que le has dado a un plato tan rico y tradicional como la pepitoria, una delicia y una gran elaboración. Mil gracias por traerlo al mañoso.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. He visto la receta en los comentarios del mañoso. No me ha llegado mail alguno.
    Me gusta el pollo en pepitoria, pero así presentado junto a la albóndiga en forma de tapa, tiene que estar muy rico.
    Una buena presentación, como siempre.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Que ricas estas albóndigas y es que la pepitoria le da un toque muy rico, gracias por
    cocinarlas para el Mañoso, bsssssss.

    ResponderEliminar
  7. Eres la maestra de las tapas, de la fusión de recetas y de aprovecharlo todo y obtener como resultado un plato de 10.
    Que mas te puedo decir?
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  8. Que cosa más rica con esa salsa bañando la albóndiga !!! Espectacular !!! Besos

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.