1 de septiembre de 2016

Mousse de limón #ReciclandoSabores


 La mayoría ya hemos disfrutado de unos días de vacaciones y se que algunos es ahora cuando comienzan sus merecidos días de descanso. Bienvenidos a los que regresaron y esperamos la vuelta de los que se acaban de ir.

En Reciclando Sabores, no hemos dejado de aprovechar restos de alimentos ni en el agobiante, caluroso y sofocante mes de agosto.
Parece que el mes de Septiembre da el pistoletazo de salida a una nueva etapa. Los chavales vuelven a las clases, los más afortunados a sus respectivos puestos de trabajo y el resto de los mortales regresamos a la rutina del día a día.

Después de esta breve introducción a la vida cotidiana, os pongo en antecedentes del porque he hecho esta Mousse de Limón.

Necesitaba hacer un postre para una reunión familiar.

Navegando por la red buscaba una receta de postre ligera y fresca.
La fortuna quiso que me topara con esta mousse en la página oficial de Nestle. La verdad que me vino al pelo, tenia todos los ingredientes y además con premura para darles salida.

Como siempre, tenemos restos varios rondando por la nevera. En esta ocasión he contado con medio bote de leche condensada , varios limones que habían perdido su brillo y tersura natural y un brik de nata que le quedaba un día de fecha de caducidad.
El toque crujiente, unas pocas galletas Graham que sobraron  de la receta de los Smoores.

Os diré que el resultado es impresionante, en cuanto a sabor, textura y pese a llevar leche condensada en su preparación, no resulta nada empalagosa. Eso sí, con bastantes calorías , pero bueno un día es un día y la reunión se merecía esta mousse y algos más que la complementó. Mi hermana nos sorprendió con una buenísima y cremosa Panacotta de chocolate blanco.
Siiiiiii, lo se, la hora del postre resultó ser un festival de calorías, pero eso se soluciona con un poco de ejercicio extra.

La mousse de color pálido, pero con unos toques de colorante amarillo, no me diréis que no queda un postre bonito y visualmente muy atractivo.


INGREDIENTES
Leche condensada ( 350 gr. )
200 ml. de zumo de limón ( 4 limones aprox. )
Ralladura de dos limones
500 ml. de nata para montar ( 35 % mg. )
Galletas Graham caseras
Colorante en pasta o en gel de color amarillo, especial repostería ( opcional )
Nota: El colorante líquido no es apto porque no se fija a la superficie plástica de la manga pastelera.


PREPARACIÓN

Lavamos bien los limones. Con un rallador, sacamos la ralladura de la cascara de dos limones y exprimimos el zumo de los cuatro.
Colamos el zumo, mezclamos con la leche condensada y la ralladura de limón.

Aparte montamos la nata y cuando la tengamos bien firme, la incorporamos al batido de leche y zumo de limón. A mano, ayudados de una espátula y con movimientos suaves y envolventes, de abajo hacía arriba. Reservamos en el frigo.

Tenemos como resultado una mousse de color blanco. Para darle un toque diferente y colorear un poco la mousse vamos a utilizar colorante en pasta o en gel del que se usa en repostería. No nos aportará sabor a la mousse, pero si un bonito color amarillo muy acorde con el sabor a limón.
Simplemente es a modo de decoración, pero queda una mousse más atractiva  a la vista.

Pintar una manga pastelera
Daremos la vuelta a una manga pastelera, procuramos dejar el pico hacia dentro para que nos resulte sencillo volverla del derecho a la hora de rellenarla.

Bien, tenemos la manga vuelta del revés. Metemos la mano por el interior para que nos quede tirante el plástico y con un pincel pintamos rayas con el colorante. Como de 5 cm. de largas y por el contorno de la punta de la manga. con 4 ó 5 rayas será suficiente.
Esperamos unos minutos a que seque un poco el colorante y damos de nuevo la vuelta a la manga, dejándola ahora en su posición normal. No cortamos el pico aún.

Llenamos la manga pastelera con la Mousse de limón, cerramos la parte superior con una pinza y dejamos reposar en la nevera la menos 4 horas. Yo la deje toda una noche.

Para servir, ponemos en fondo del vaso polvo de galletas ( en mi caso Graham caseras ) y llenamos con Mousse de limón. Veremos que nos queda una mousse ligeramente coloreada por el exterior.


En esta ocasión Marisa y yo hemos coincidido, ambas hemos hecho un postre. 
Marisa aprovechó una barra de pan duro para hacer el clásico pudin de pan y reciclando lo ya reciclado, nos trae para Reciclado Sabores " Helado de pudin de vainilla con caramelo ".


Como cada mes, os invitamos a compartir en Reciclando Sabores, vuestras recetas de aprovechamiento. 

RECICLANDO SABORES SEPTIEMBRE




9 comentarios:

  1. Buenas noches Rosalía. Tú ya has vuelto a la normalidad y yo sigo más o menos igual, pero con ganas de que pase el calor. Ya me impresionó el color de esta mousse y también saber que lleva leche condensada. Con lo que me gusta y con lo que me gustan los postres con limón.
    La técnica de pintar la manga, la había visto en unos conos de helado y ya me sorprendió.
    Un reciclaje de lujo.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Querida Rosalía, tu mousse es fantástico y precioso con ese toque de color, qué rico es cualquier postre que lleve limón, me chifla tu mousse, que por supuesto haré. Le comenté a Marisina que llevo todo el verano cocinando/reciclando/cocinando, jajaajjaj, espero llegar a tiempo para publicar receta, ya que ya he publicado dos en agosto, bssss

    ResponderEliminar
  3. ¡Madre mía! Qué lindo, lo tengo que probar! Ya te contaré... ¡BSS!

    ResponderEliminar
  4. Vente conmigo un ratillo a spinning que se te baja la leche condensada, la panacotta y todo lo que se te tenga que bajar... ay madre, cada vez que ponen un monitor nuevo, tiemblo :) vienen con unas ganas!

    Yo no me apunto porque aún no he encontrado leche condensada sin lactosa, pero estoy en ello :)

    ResponderEliminar
  5. Mmmm se ve delicioso, muy refrescante, me parece genial hacer receta reciclando productos,besos

    ResponderEliminar
  6. Bueno, bueno! Para empezar es precioso, además rico, fresco, nada empalagoso y con sabor a limón... para mi perfecto!
    Bicos amiga y feliz septiembre

    ResponderEliminar
  7. Tú si que sabes! Vaya delicia de receta ! Pues si...mi caso es el de segur de vacaciones pero ya me queda poco jijiji.Un beso muy fuerte

    ResponderEliminar
  8. ¡Que vistosa queda esta mousse! A mi los sabores cítricos me llaman mucho más la atención que el chocolate y me pirro por probarlo.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  9. Jo, qué rica! la mousse me parece el postre ideal para una comida, siempre resulta ligera y siendo de limón, entra sola :)

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.