22 de octubre de 2016

Blinis de patata y paté de guisantes con jamón


Todos sabemos que los blinis son una una tortita fina de origen eslavo, hecha a base de harina, leche, huevos y levadura. la forma más extendida y conocida de comer blinis es para acompañar al caviar.

Personalmente he comenzado una guerra contra las harinas blancas refinadas y esta receta de blinis es una manera de tomar un alimento sano, sin apenas grasa ( unicamente la que aporta la yema de huevo), ricas y super saludables.  
Ya se que entre sus ingredientes hay harina de tempura que es simplemente harina blanca común y corriente, pero bueno lleva tan poca que no es significativo para tenerlo muy en cuenta. Ahora bien en su lugar podemos poner harina integral y una pizca de impulsor.
El tema caviar ya es otra historia, lo sustituimos por un sano y rico Paté de guisantes con jamón, cosa que seguro nuestro bolsillo agradecerá.


Me encantan los guisantes y doy fe de lo rico y saludable que este paté, habrá que investigar para hacer patés con verduras y hortalizas, con las legumbres tenemos la muestra de hummus que podemos hacer con otro tipo de legumbre y así tener una amplia paleta de patés para todos los gustos y colores.


En fin, una receta de blinis diferente, fácil y sencilla, preparada con un alimento básico en nuestra alimentación como es la patata.


INGREDIENTES

BLINIS DE PATATA
250 gr. de patata cocida y escurrida
1 cucharada de harina especial para tempura
1 yema de huevo
sal y pimienta

PATÉ DE GUISANTES CON JAMÓN
200 gr. de guisantes congelados
50 gr. queso crema
3 lonchas de jamón serrano
2 cucharadas de Aceite de Oliva Virgen Extra



PREPARACIÓN

Paté de guisantes con jamón
Primero preparamos el jamón, nos hará falta el aceite para el paté de guisantes.
Troceamos el jamón serrano en trozos muy pequeños.
Ponemos 2 cucharadas de aceite de oliva en una sarten y freímos el jamón. Nos debe quedar crujiente pero sin que llegue a quemarse.
Volcamos el jamón junto con el aceite en un colador y dejamos que escurra la grasa totalmente. Reservamos las dos cosas por separado.
Mientras,  ponemos en un cazo agua y los guisantes congelados. Acercamos al fuego y dejamos que comience a hervir. Cocemos a fuego suave los guisantes unos 10 minutos.
Colamos y reservamos.
En el vaso de la batidora eléctrica ponemos los guisantes escurridos y la grasa que tenemos del jamón.
Trituramos hasta conseguir una pasta fina, probamos y salpimentamos al gusto.
Incorporamos a mano con una espátula el queso crema, mezclamos bien hasta integrar bien el queso en el puré de guisantes.
Añadimos el jamón frito y mezclamos.
Guardamos en un recipiente hermético y reservamos en el frigo.

Blinis de patata
Pondremos a cocer las patatas peladas y troceadas. 
Cuando estén cocidas, volcamos sobre un escurridor y dejamos que eliminen todo el líquido.
ya tenemos la patata cocida y escurrida, ponemos en una fuente y aplastamos con un tenedor. Debemos conseguir una crema fina y sin trozos.
Incorporamos la cucharada de harina para tempura, mezclamos bien, conseguiremos una masa densa.
Salpimentamos al gusto e incorporamos la yema de huevo. Reservaremos la clara.

Introducimos la masa de blinis en una manga pastelera con boquilla rizada. 
Reservamos en la nevera hasta el momento de utilizarla. Adquirirá consistencia para poder formar los blinis.

Precalentamos el horno a 180º.

Sobre una placa de horno con papel de hornear, formamos pequeños círculos de masa de patata.
Pincelamos con la clara ligeramente batida y horneamos con calor arriba y abajo durante 15 minutos, con la bandeja en la parte media del horno.
Pasados los 15 minutos, ponemos el horno en función gratinado ( solo la parte de arriba del horno ), subimos la bandeja un poco y horneamos por 5 minutos más. Aviso!!,  los blinis de patata al tener bastante humedad no se doran demasiado.

También podemos hacerlos en una sartén ligeramente aceitada, pero si hacemos muchos es más rápido usar el horno.

NOTA
He usado harina especial para tempura porque entre sus ingrediente lleva gasificantes que hacen que los blinis suflen un poco al hornear.

9 comentarios:

  1. Hola Rosalía.Es una opción ideal para evitar tomar harina y muy original. El caviar está tan salado que no lo echo de menos en mi dieta. Este paté estará delicioso. Y además, quedan muy bonitos. Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Marisa, la verdad es que es un opción estupenda, muy sana y que incluye leguminosas en nuestra dieta.
    Bss, buen finde.

    ResponderEliminar
  3. Me parece una receta excelente, hay que ver lo imaginativa que eres, me encantan los blinis y el paté de guisantes, bssss

    ResponderEliminar
  4. Mmmm me han encantado estos blinis y el pasté me ha fascinado, me parece super original y muy muy tentador,tomo buena nota de la receta,besos

    ResponderEliminar
  5. Qué originales Rosalía y el paté de guisantes genial. Me llevo la idea, pero los blinis mmmm no sé yo soy un poco manazas jejeje.
    Un besito guapa y feliz semana

    ResponderEliminar
  6. El tema caviar... jajajajaja, lo dejamos para otro momento :)
    Las harinas, yo estoy contigo, muerte a las refinadas (excepto cuando hay que hacer bollos suizos xD que no veas lo problemáticas que son las integrales en las masas enriquecidas)

    ResponderEliminar
  7. que original ¡¡¡ me ha gustado la idea ¡¡¡ besotes

    ResponderEliminar
  8. Que rico!
    Nunca he probado los blinis y tampoco el paté de guisantes y desde luego tiene todo una pinta bárbara.
    El paté lo haré en breve, es super sencillo.
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  9. ¡Pero que maravilla! Me ha encantado desde el principio, y eso que los guisantes, aunque los como, no son precisamente mi debilidad. ¡Bravo!

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.