25 de noviembre de 2016

Cubitos de concentrado de tomate #Congelandoelverano


El pasado mes de septiembre Marisa desde THERMOFAN , nos hacia un llamamiento para participar en un proyecto super frío. #Congelandoelverano nada más divertido, que bien nos vendría poder 
congelar algún rayo de sol y poderlo sacar a nuestro antojo cuando se hacen duros y tristes los fríos días de invierno.

Dejando quimeras aparte. Que podemos o nos gustaría congelar del verano?, gastronómicamente hablando.
Claro está que lo que más echamos de menos en invierno son las jugosas frutas, verduras y hortalizas que se cultivan durante la época estival.

Yo personalmente con lo que más disfruto en verano es con las ensaladas, esos tomates pecaminosamente rojos, con sabor y olor, dan vida a mis ensaladas y gazpachos.

Evidentemente congelar tomates tal cual vienen de la frutería no sería factible para hacer una ensalada. Solo se podría hacer una salsa o tomate frito. Lo que si podemos guardar en el congelador es el sabor y la esencia pura de estos tomates de temporada.

Alguna vez he comprado unos tubos de concentrado de tomate, más que nada porque vi que algunos cocineros lo utilizaban para cocinar y es cierto que en ocasiones viene genial para añadir a los sofritos. 
Pensando en que podía congelar para participar en el reto de Marisa, descarté las frutas, ya que pienso que aunque fresas, sandia, melón, etc, tienen buena congelación, su uso posterior solo admite batidos, helados, granizados y cosas por el estilo.

De vez en cuando se me iluminan las ideas y esta vez me vino a la cabeza el concentrado de tomate comercial. Porque no hacerlo en casa con buenos tomates antes de que acabe la temporada buena de esta fruta?, solo había que conseguir evaporar el agua que contiene el tomate y concentrar todo su sabor y color.

Esta es mi propuesta para #Congelandoelverano, un Concentrado de Tomate, sin química ni productos conservantes, tomate puro y duro, eso sí, con sabor a verano.


INGREDIENTES
Tomates
Sal

PREPARACIÓN ( Thermomix )
Lavamos muy bien los tomates y los secamos con un paño.
Troceamos en cuartos los tomates y los introducimos en el vaso, añadimos sal al gusto.
Trituramos 1 minuto en velocidad progresiva del 5 al 10.
Programamos la máquina:
  • 35 minutos
  • Temperatura varoma
  • Velocidad 1 y 1/2

PREPARACIÓN ( Tradicional )
Seguimos los mismos pasos que en el modo anterior, con la diferencia que cocinaremos el tomate en una cacerola, siempre con el cuidado de vigilar y remover continuamente para que no se pegue.
En cuanto al tiempo de cocinado, estará listo el concentrado cuando se haya evaporado todo el agua del tomate y nos quede una pasta seca y espesa.

Una vez cocinado el tomate, trituramos , volvemos a poner al fuego para que recupere el color.
Llenamos cubiteras para hielo, dejamos enfriar.
Metemos al congelador hasta el momento de su uso.
Si necesitamos las cubiteras para hacer hielo, sacamos los cubitos de concentrado de tomate, metemos en una bolsa zip y mantemos en el congelador, sin ser necesaria la descongelación para su uso en guisos.

De esta manera tendremos un concentrado casero de tomate, con todo el sabor del verano.

                         




6 comentarios:

  1. Bravo Rosalia una gran idea.
    Feliz fin de semana
    Mil besitos
    Rosa

    ResponderEliminar
  2. Buenos días Rosalía. Sí que sería una buena idea congelar rayos de sol, pero el calor sofocante no. Claro que yo vivo en Valencia y en invierno no paso ni la mitad de frío que tú.
    Los tomates del verano puede ser que sea lo que más echo de menos ahora y congelé como Marga unos cuantos.
    Tu idea de concentrar la pulpa es muy buena y muy útil para cocinar en invierno. Además, creo, que incluso con tomates de ahora, nos viene mejor que comprar concentrado comercial que lleva todo tipo de conservantes.Es similar a la passata italiana.
    Estoy muy contenta porque de una idea "flash", surgen unos cubitos estupendos.
    La verdad es, que en Congelando el verano cada receta presentada está siendo un reto particular conseguido porque suponía experimentar y ver si el resultado era bueno o malo.
    Mil gracias por estar en el reto. Besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  3. Hola guapísima !!!
    Esta idea tan estupenda me la llevo. También soy tomatera Rosalía y me parece que desde el verano que vien mi arcón va a tener unas cuantas bolsas de cubitos concentrados.
    Estoy disfrutando mucho con este reto que os habéis montado.
    Besotes mi niña, feliz finde.

    ResponderEliminar
  4. pues una gran idea ,para tener en cuenta ¡¡¡ besotes

    ResponderEliminar
  5. Pues Rosalia, viene que ni pintado tener unos cubitos asi concentrados para cualquier guiso! Una buenisima idea! Un besito

    ResponderEliminar
  6. Querida Rosalía, me encanta tu concentrado de tomate, es algo que suelo comprar y mira por donde!!! tambien se puede tener congelado, excelente idea, bsss

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.