7 de diciembre de 2016

Canelones de Ave Rossini


Hace unos días la empresa alemana de menaje de cocina WMF, me invito junto a otras bloguers a un Showcooking de Recetas de Navidad.

El encargado de cocinar con el menaje de WMF y ofrecernos un gran espectáculo en las instalaciones de MIELE estuvo a cargo del chef Julio Lopez.

Julio nos preparó un menú compuesto por cuatro platos, donde nos invito a cocinar junto a él y durante un rato pudimos ejercer como pinches de un cocinero profesional. Hay que ver lo que se aprende cuando se tiene de maestro a un cocinero experto y además profesor de cocina.

La invitación de WMF no solo constaba de asistir a un Showcookin, sino a disfrutar en la comida del  menú completo que acabábamos de preparar.

Julio una vez terminados los platos, hizo de jefe de sala y camarero, para servirnos en orden cada uno de los platos que ya estaban terminados.

Como buenas compañeras y sobre todo amigas , Sofía, Marga, Beatriz y una servidora nos repartimos la tarea de preparar para vosotros el menú al completo. Al ser unas recetas tan estupendas no queremos dejar pasar la oportunidad de compartir con el mundo su preparación.

MENÚ WMF RECETAS DE NAVIDAD

Como primer plato una impresionante " Crema de gamba roja al Brady ", a cargo de Sofía y que podéis ver en  " MIL IDEAS MIL PROYECTOS "

El siguiente plato de la mano de Marga, un increíble y crujiente  " Bacalao a la provenzal con salsa Tártara ". La receta completa la encontraréis en  "ACIBECHERIA "

Como plato fuerte " Canelones de ave Rossini ". Esta receta la veréis a continuación un poquito más abajo. Solo puedo decir que es sencillamente deliciosa y que ya se queda en mi cocina.

El postre viene de la cocina de Beatriz, " Flan de huevo y almendras al caramelo ". El plato dulce os lo enseña a preparar Beatriz en  " 2 MANDARINAS EN MI COCINA "


INGREDIENTES
26 placas de canelón
4 contras de pollo
1 cebolla
4 tomates
2 cucharaditas de harina
200 ml. de caldo de ave
100 gr. de Micuit de Foie
Aceite de Oliva 0,4º
Sal
BECHAMEL DE COBERTURA
50 gr. de harina
50 gr. de mantequilla
200 ml. de nata
550 ml. de leche
Sal
Nuez moscada



PREPARACIÓN

Relleno Rossini
Como primer paso vamos a preparar el relleno de los canelones, necesitamos que este frío para poder montar los canelones.

Deshuesamos los contras de pollo pero dejamos la piel, retirando las plumas que pueda llevar.
Salamos ligeramente los contras y los cocinamos a la plancha en una sartén bien caliente. Debemos conseguir que la piel quede muy crujiente y la carne bien cocinada. Reservamos y dejamos enfriar.

Mientras, en la misma sartén y sin limpiarla, sofreímos las cebolla troceada en una brunoise muy pequeña. La cocinamos bien, si toma un tono dorado un poco mejor.

Retiramos las semillas a los tomates y los rallamos. Cuando la cebolla ya este bien blanda, añadimos la pulpa de tomate y sofreímos hasta que evapore todo el agua propia del tomate.

Añadimos a la preparación 2 cucharaditas de harina que rehogaremos un par de minutos. Seguidamente incorporamos el caldo de ave, mezclamos y dejamos reducir hasta que veamos que la preparación se espesa ligeramente.

Es el momento de añadir el Micuit de Foie. Troceamos el Micuit y lo incorporamos al preparado, mezclamos y veremos como se va fundiendo e integrando en el relleno.
Apagamos el fuego y reservamos en la misma sartén.

Ya debemos tener el pollo frío. Troceamos los contras de pollo ( a cuchillo ) en trocitos lo más pequeños posible, como si fuera una carne picada. No retiramos la piel, le da un punto crujiente muy agradable.

Ya para finalizar el relleno, añadimos el pollo troceado a la preparación, mezclamos bien y guardamos en una manga pastelera hasta el momento de utilizarla para rellenar los canelones.


El siguiente paso es cocer las láminas de pasta de canelón.

Llenamos una cacerola grande con agua y sal. Cuando comience a hervir añadimos un buen chorreón de Aceite de Oliva y vamos echando los canelones sobre la superficie del agua que será donde este la capa de aceite. Debemos procurar que los  canelones toquen el agua por la parte plana de la lámina.
Con esto conseguimos que la lámina de pasta se impregne de aceite y al cocer no se peguen unas con otras. Removemos y dejamos cocer el tiempo que recomienda el fabricante.

Una vez pasado el tiempo de cocción de la pasta, la escurrimos y de inmediato volcamos sobre un recipiente con agua muy fría.

Sacamos las láminas sobre un lienzo seco y secamos con papel de cocina la parte que nos queda hacía arriba.

Ya podemos pasar a rellenar y formar los canelones. Ayudados con la manga pastelera nos resulta muy cómodo y sencillo.

Mientras se cuece la pasta, preparamos una salsa bechamel para cobertura.

Para finalizar, ponemos una capa de bechamel en el fondo de una bandeja para hornear, colocamos los canelones ya rellenos y cubrimos con el resto de la salsa bechamel.

Terminamos gratinando en el horno a 200º.

Aprovecho para invitaros a participar en el concurso que WMF tiene en marcha.
HOME CHEF TRES ESTRELLAS, no es un simple concurso. Nos ofrece clases de técnicas de cocina y la oportunidad de ganar una importante cantidad de dinero que el ganador o ganadora podrá canjear por  productos WMF . Toda la información está en el enlace.

13 comentarios:

  1. Hola Rosalía. Ya te dije el otro día que tenéis mucha suerte de poder recibir esas clases magistrales y además, degustar ricos platos aprendiendo.
    Estos canelones son prueba de ello.
    Me parecen exquisitos y no son complicados.
    Me los quedo porque a Carlos le encantaría probarlos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ES verdad en Madrid se hacen muchas más cosas que en otras Comunidades.
      Marisa estoy segura que a Carlos le van a encantar.
      Bss

      Eliminar
  2. Te superas día a día Rosalía.... me encanta!!! Gracias por compartir tus aprendizajes, no sabes lo que aprendo yo leyendo tu blog.. hoy por ejemplo, he aprendido lo que es "brunoise" ... ahora ya sé que tengo que cortar la cebolla en pequeños dados (de 1 a 2 mm de lado). Estos canelones prometen :-).

    ResponderEliminar
  3. Deseando estoy de ver el menú completo, desde luego viendo tu plato ya promete.
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  4. Madre qué buenos que estaban!!!! qué bien lo pasamos! Besos

    ResponderEliminar
  5. Ricos no... pero lo siguiente en el diccionario es "ricohombre" y como que aquí no cuadra, así que vamos a dejarlo en que son deliciosamente deliciosos ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Que suerte teneis y que bueno os ha salido todo, ahora voy a ver el postre.
    Sois unas cracks ! ! !
    Besos
    Rosa

    ResponderEliminar
  7. Madre de dios que pintaza, dan su trabajo pero luego el resultado es fabuloso que hasta se olvida, te han quedado espectaculares...Bess

    ResponderEliminar
  8. Madre mia!! Si estaban tan buenos como la pintaza que tienen....para morirse de regusto
    Besos guapetona

    ResponderEliminar
  9. Que bien nos lo pasamos y que rico estaba todo, menos mal que hoy he podido sentarme un poco delante del ordenador, para visitaros, que sepas que los canelones los tengo en pendientes, pero ya me he atrevido y ayer en casa cayo el postre, una delicia, como todo lo que nos enseño Julio, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  10. Maravillosos! Lo he hecho paso a paso y .... fantásticos!
    Muchas gracias :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María me alegro mucho de que te haya servido la explicación.
      Bss

      Eliminar
  11. ¡Qué ricos! me encanta esta manera de hacer los canelones (bueno, los canelones me encantan de cualquier manera, jijiji). Y que experiencia tan bonita vivisteis :)

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.