20 de enero de 2017

Huevo revuelto en baño maría, con yema curada y guarnición de la huerta


Esta receta lleva unos meses aparcada en borradores, pero es tan rica y resultona que aunque ya he cambiado la marca de agua de las fotos por la del diseño actual, me apetecía enseñaros y explicaros una forma diferente de preparar y comer unos simples huevos revueltos.
Es una preparación muy sana, sin demasiadas calorías, cosa que nos viene al pelo en este mes, tras los excesos de la navidades, la mayoría hemos pensado en hacer dieta baja en calorías.

Viendo lo larga que por escrito resulta la explicación de la preparación, de momento os parecerá una receta complicada y difícil, pero nada más lejos de la realidad. Con una simple preparación previa, el cocinado del plato es fluido y sencillo.


INGREDIENTES ( 1 ración )
4 rodajas de calabacín
2 espárragos verdes en conserva
Salsa de tomate casera
1 huevo ( por comensal )
1 cucharada de leche o nata 18% mg. ( por huevo )
mantequilla
sal y pimienta


PREPARACIÓN
Primero preparamos la salsa de tomate como tengamos por costumbre cada uno. 
Si queremos también podemos utilizar salsa de tomate frito comercial, esto nos ahorra tiempo y hay algunas muy buenas en el mercado.
Mientras hacemos la salsa de tomate, contando que necesitamos un huevo por comensal.
Yema curada
Separamos la yema de la clara en todos los huevos que necesitemos.
En un recipiente grande y con el fondo plano, colocamos una base de sal fina marina. Con sumo cuidado disponemos las yemas de huevo sobre la capa de sal, separadas unas de otras, cubrimos con otra capa de sal y guardamos en el frigo durante 1 hora, sí solo una hora, queremos que nos quede una yema líquida en su interior, pero con una fina capa cuajada por el exterior.

Pasada la hora de curación, sacamos las yemas una a una y con mucho cuidado de no romperlas.
Podemos tener preparado un recipiente con agua fría e ir depositando las yemas dentro del agua para retirar la sal.
A mi me resulta mucho más cómodo, sostener con mimo cada yema en los dedos y meterla bajo el grifo de agua fría con una intensidad de chorro fina para retirar la sal.

Ya tenemos las yemas limpias de sal. Las colocamos sobre un plato o fuente a la que le hemos pintado la superficie con un poco de aceite. Esto impedirá que las yemas se queden pegadas al fondo y se rompan a la hora de manipularlas en el emplatado.



Nos queda marcar rodajas de calabacín  y los espárragos en una plancha caliente y cocinar las claras.

Sobre como marcar en un plancha caliente las verduras no hay mucha explicación.
Reservamos las verduras calientes, hasta el momento de servir.

Hacer el revuelto de clara en baño maría si requiere una explicación más detallada.
Huevo revuelto en baño maría
Pondremos una cacerola con agua al fuego, llevamos a punto de ebullición.
Mientras batimos con un tenedor, las claras, con la nata o leche. Este paso se hace con todas las claras juntas. Sería muy tedioso hacerlo una por una.

Ya tenemos el agua hirviendo. colocamos sobre la cacerola una fuente, ensaladera o recipiente que encaje en la boca de la cacerola.
En este recipiente, ponemos una nuez de mantequilla, que se fundirá al instante.
Volcamos sobre la mantequilla las claras batidas y ahora paciencia. Moveremos continuamente la mezcla de claras y nata con una espátula, veremos como poco a poco se van cuajando.
Retiramos del baño maría cuando la clara alcance el punto de cuajado que nos guste a cada uno.

Evidentemente podemos cocinar las claras en una sartén a la manera tradicional de hacer un revuelto de huevos, pero os aseguro que esta manera de hacerlo da a los huevos un jugosidad diferente del modo tradicional.

Montamos cada ración con una base de salsa de tomate, colocamos rodajas de calabacín encima y disponemos una porción de revuelto de claras en forma de corona, dejando el hueco donde colocaremos la yema. Adornamos con un par de espárragos y ponemos al punto de sal y pimienta todo el conjunto.

Parece muy lioso y largo de preparar, pero es mucho más rápido ejecutarlo que lo que ocupa explicar la receta por escrito.



7 comentarios:

  1. Cuando me contó Elena su receta que hizo de revuelto al baño María pensé que estaba loca, pero me dijo que quedaben deliciosos y te veo a tí que también te animas a hacerlos así, pues nada tendré que probar y la yema curada me parece una delicia que no me puedo perder.
    Y de las verduras ¿que uedo decir? me gustan todas.
    Es un plato que parece un clásico pero con una vuelta de tuerca estupenda que lo hace único y distinto, me encanta!
    Menos mal que nos lo has enseñado, siempre hay que publicar cosas que tenemos aunque creamos que se han vuelto antiguas porque gustan y en su momento las hicimos por algo.
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  2. Aún no me ha llegado el email indicando la publicación de la receta, pero sí en mi blog. Menos mal que la has sacado a la luz porque es de libro de cocina. Espectacular y bien rico este plato. Para mí, un descubrimiento lo de las yemas curadas. Besos

    ResponderEliminar
  3. Qué pasada Rosalía! Por cierto no te lo comenté pero cuando publicaste las yemas curadas hace un tiempo las probé y me quedé impresionada!!!
    Besos y feliz fin de semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  4. me gusta mucho esta receta ¡¡¡ un besazo enorme guapísima

    ResponderEliminar
  5. Yo también hago el revuelto al baño maría, no tiene nada que ver con el tradicional de romper huevos en una sartén... muchísimo más jugoso, aunque de un poquitillo de trabajo. No sé quien me lo enseñó, sé que lo preparaba así Blumenthal, y este tío no hace las cosas al tuntún, y desde que lo conozco, me niego a espachurrar huevos contra la sartén y llamarlos revueltos :)

    ResponderEliminar
  6. mmmmmmmmmmmmmy tanto que sana, rica y vistosa, precioso plato de colorido, me ha gustado mucho, y es muy buena idea porque yo estoy como una bola jajaja

    ResponderEliminar
  7. Probé el revuelto al baño María en el reto de Cooking the chef y desde entonces no hago otro. Ahora me toca lanzarme a la yema curada que tengo unas ganas locas. Te ha quedado un plato de diez, amiga.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.