1 de febrero de 2017

Salsa de cortezas de Torta del Casar


Que hacemos con la corteza que retiramos del queso?. La mayoría las tiramos a la basura, bajo la creencia de que no es queso la capa exterior que recubre los quesos.

Hay algunos quesos en los que la corteza es natural y me refiero a que es el propio queso mediante la curación más o menos larga la que crea esa capa coloreada que recubre y protege al queso. Esto ocurre con los quesos artesanos, curados y semicurados.

Otros quesos a pesar de tener corteza formada de modo natural por la curación, el fabricante aporta un tratamiento de pinturas antifúngicas contra el moho y los hongos. Esto ocurre en los quesos industriales. Evidentemente estos tratamientos son aptos para el uso alimentario, aunque su consumo no es recomendable.

Aquí llegamos a mi receta de reciclaje.
Me encanta la Torta del Casar, de Barros o de la Serena. 
Siempre que terminamos un queso de estas características, queda como una especie de envase formado por la corteza, pero con queso blandito pegado a las paredes, que es difícil de rebañar.
Normalmente troceo unas espinacas frescas, añado un poco de ajo machacado y lo meto todo junto dentro de ese envase natural que nos dejan las Tortas extremeñas. En horno convencional o microondas, en poco tiempo de horneado consigo una crema de espinacas con queso impresionantemente rica.

Esta vez, al estar la Torta del Casar demasiado curada, tanto que la hemos comido troceada en cuñas.
Me resistía a tirar esa corteza de queso natural de un queso artesano y con D.O. A medida que el queso se iba acabando, la remesa de corteza a su vez  se incrementaba. 

Como reutilizar esos trozos de queso llenos de sabor?
Nada más sencillo, una crema base de Torta del Casar para poder usarla en diferentes salsas que complementaran y aromatizaran otras preparaciones que os mostrare en otra ocasión.

Esta vez la salsa es de Torta del Casar, pero la receta es aplicable a cualquier queso artesano con corteza natural.

Os dejo la idea, cada cual la puede aplicar a sus necesidades o a las cortezas de quesos que tenga por costumbre consumir.

No tires las cortezas de queso. Todo o casi todo en cocina tiene otra salida que no sea la del cubo de la basura.


INGREDIENTES
200 ml. nata
50 ml. leche
100 gr. cortezas de Torta del Casar


PREPARACIÓN
La preparación es tan simple que hasta da vergüenza explicarla.
Troceamos, rallamos o pasamos por un procesador de alimentos las cortezas de queso.
Ponemos la nata y la leche en un cazo que acercamos al fuego y dejamos que llegue a punto de ebullición. Antes de que llegue a hervir la nata y la leche, retiramos del fuego y añadimos las cortezas de queso y dejamos infusionar la mezcla hasta que pierda el calor.
Tamizamos con un colador fino y guardamos en un tarro hasta el momento de su utilización.
Otra opción es congelar la salsa de queso en cubiteras para hielo y usarla en pequeñas porciones.


Marisa en THERMOFAN ha recuperado unos restos de hojas de masa Brick, pimiento rojo asado y un poco de bonito en conserva casero. Todo junto ha dado como resultado unas estupendas SAMOSAS RELLENAS DE FARSA DE BONITO, un reciclaje en toda regla.




RECICLANDO SABORES FEBRERO



11 comentarios:

  1. Vaya! Siempre me da rabia tirar esas cortezas, sobre todo en la Torta del Cásar, que es grandecita. Tomo buena nota BSS!

    ResponderEliminar
  2. Buenos días, Rosalía. Esperaba ver esta salsa y me parece un reciclaje perfecto, como siempre original y bien rico. Conozco bien los quesos extremeños y la torta del Casar es la más famosa. Me parece que a nadie se le hubiera ocurrido reciclar la corteza, pero está claro que al no ser un queso comercial, sería una pena haberla tirado.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. AAAyyy siii, lo he visto en facebook y deseando estaba de venir a ver la receta, que ricooo, tu si que sabes de aprovechamientos jajaja..
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  4. Hola guapísima !!!
    Me has dejado con la boca abierta Rosalía. Si te digo la verdad, los quesos artesanos que compro, los utilizo enteros, quiero decir que cuando corto las cuñas me las como enteras incluyendo los bordes ...aunque me miren raro guardan mucho sabor.
    Creo que ahora se la quitaré a conciencia y le daré el mismo uso que tú, una idea magnífica.
    Y si, la torta del casar es una joya del mundo quesero.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  5. Que gran y buena idea Rosalia, me ha encantado.
    Mil besos
    Rosa

    ResponderEliminar
  6. Que pintaza tiene esa salsa!! me has dejado impresionada, nunca se me ocurriria aprovechar la corteza, vaya salsa te ha quedado...Bess

    ResponderEliminar
  7. que idea tan etupenda¡¡¡ me encanta.
    besos crisylaura

    ResponderEliminar
  8. Hija que bien aprovechadica eres! Yo había visto la sopa con corteza de parmesano, y es cierto que cuando compro queso en roncal y es natural, me como la corteza sin ningún problema, pero lo de la salsa, eso es de nota.

    ResponderEliminar
  9. No me sorprendes, Rosalía, acabo de acordarme de tus chips de mondas de patata, y es que yo soy de tu equipo!!! Yo hago como Ana, me como las cortezas sin miramientos. Pero esta salida es mucho más provechosa ya que puedes compartirla!!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  10. Como me gusta la torta del Casar, me como hasta la mismísima corteza

    ResponderEliminar
  11. Me ha encantado la idea, sobre todo los cubitos de salsa! Es verdad que siempre las tiramos pero a mi me daba no se que usar esas que parece que llevan cera por fuera, estare atenta jejejeje. Un besito

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.