9 de marzo de 2017

Langostinos con camisa de bacón crujiente



Todos  sabéis que soy una fan incondicional del tapeo. Me encanta una mesa buffet, llena de deliciosas y variadas miniaturas.

En un buen buffet, normalmente encontramos comida en pequeño formato, fácil de comer sin necesidad de estar sentados a una mesa con cubierto y mantel.
Nos ofrecen bocados fríos o calientes, dulces y bebidas, todo amenizado con una buena conversación y disfrutando de la compañía alterna de todos los asistentes.

Hoy os traigo una tapa, pincho, aperitivo, llámalo como quieras, las acepciones en nuestro idioma son variadas dependiendo de la zona en la que vivamos.
Un aperitivo, sencillo y cómodo de comer, en donde la combinación de marisco y bacón hacen un maridaje perfecto.

Algo muy importante para preparar este pincho es elegir productos de calidad.

Los langostinos frescos, de  tamaño medio, que podamos comer en tan solo dos bocados.

Para la camisa necesitamos bacón cortado muy fino, casi transparente para conseguir una cobertura de "bacón crujiente" perfecta, que contraste con la textura del marisco.

En la compra del marisco confío siempre en mi pescadero de confianza, en cuanto al bacón me gusta mucho el de la marca Campofrío que tiene un corte finísimo imprescindible para esta preparación

En esta ocasión acompaña al pincho de " Langostino con camisa de bacón crujiente " una salsa casera “Teriyaki” que aprendí en un taller de “Cocina Japonesa “ con el chef Julio López y WMF

Vamos con la receta que a pesar de sencilla, requiere una preparación previa del producto, lo que nos permite tener preparados con antelación nuestros pinchos, listos para la fritura final.


INGREDIENTES
10 Lonchas finísimas de bacón
10 Langostinos crudos
Aceite de Oliva suave
SALSA TERIYAKI
50 ml. de salsa de soja
50 ml. de mirim ( vino dulce de arroz )
2 cucharadas de agua mineral
1 cucharada de azúcar

Nota- En caso de no tener Mirim, el chef Julio López nos indicó que con Vermut ( rojo o blanco ) queda genial.


PREPARACIÓN

Retiramos la cascara y la cabeza a los langostino.
Con cuidado de no desgarrar la carne, quitamos la parte negra del intestino. Nos ayudamos con la punta de un palillo de madera, pinchamos en el centro del lomo del langostino intentando enganchar el hilo negro que esta alojado en el borde, tiramos con cuidado y suele salir entero.

Envolvemos en espiral el langostino con una tira de bacón.
Sujetamos en la base del cuerpo del langostino la punta de la tira de bacón, pinchamos con una brocheta de madera, terminamos de enroscar el bacón  e introducimos la brocheta a lo largo del cuerpo del langostino, al llegar al final enganchamos la punta de bacón con el pincho de la brocheta, así conseguimos que durante la fritura, langostino y bacón queden sujetos.

Preparamos todos los langostinos de igual manera y reservamos tapados en el frigo.


Salsa Teriyaki

Mezclamos todos ingredientes de la salsa en un tarro de cristal, tapamos y agitamos con energía.
Volcamos la mezcla en un cazo, acercamos al fuego y dejamos cocer a fuego muy suave durante 5 minutos.
Dejamos enfriar, guardamos en tarro de cristal y conservamos en la nevera hasta que lo necesitemos.
La salsa se conserva mucho tiempo en el frigo sin estropearse.

Ponemos abundante aceite en una cazo, al ser posible alto. Usando un cazo en lugar de una sartén nos resulta más fácil realizar la fritura del langostino con camisa, queda totalmente sumergido en el aceite y se fríe de manera más uniforme conservando el palo de la brocheta frío y sin grasa.

Freímos los langostinos hasta que el fino bacón nos quede dorado y crujiente.
Según salgan de la fritura, los dejamos un minuto sobre papel absorbente para que eliminen el exceso de aceite.

Servimos calientes acompañados de  "Salsa Teriyaki "

! A disfrutar de un rico y elegante aperitivo !

9 comentarios:

  1. Hola Rosalía. Sabes que no puedo comer bacon, pero me saltaría con gusto la prohibición, para degustar uno de tus langostinos.
    Es verdad, que si son frescos, el resultado es incomparable.
    Sé de uno en casa, que disfrutaría de lo lindo. Deberías abrir un apartado en el blog de técnicas y trucos culinarios. Con los que sabías y lo que aprendes, serían muchos y muy interesantes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. que bocado más exquisito, ideal para el aperitivo del domingo
    Mil besos y feliz jornada mi querida Rosalía
    Rosa

    ResponderEliminar
  3. Una manera muy original de vestir al langostino!!! me encantan tus ideas Rosalía. Tienen una pintaza de morirse.... qué hambre!!!

    ResponderEliminar
  4. En eso coincidimos Rosalía, me encanta el tapeo, me encantan los aperitivos en miniatura de los que poder comer tantos como haya a cada cual diferente y sorprendente.
    Desde luego el tandem mar y tierra de los langostinos con el bacon es delicioso y si es buen producto y está bien cocinado con su "crunchi" bien conseguido es un bocado sencillo y sublime.
    Desde luego este tuyo tiene una pinta bárbara!
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  5. Yo también soy una loca del picoteo y me guardo estos langostinos como oro en paño.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  6. este tipo de bocados me encantan y la combinación del langostino con el bacón es una de mis favoritas!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  7. Ummmm babas 😋😋😋 En serio tengo que preparar esos langostinos con bacon

    ResponderEliminar
  8. me ha encantdo¡¡¡ nos los probamos nunca y me voy a poner con ellos ya¡¡.
    besos crisylaura

    ResponderEliminar
  9. Uuuummmmmmm que ricos tenian que estar los langostinos con el beicon ademas te han quedado de relujo , tomo nota cpon tu permiso me requeteencantan.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.