4 de abril de 2017

Pazientini de chocolate sin gluten




Vamos con un nuevo reto, al menos nuevo para mi. Hoy me estreno en una nueva aventura de cocina Italiana.

El Reto CRI ( Cocina Regional Italiana ) que propone Maggie en su blog CAJÓN DESASTRE DE MAGGIE, lleva bastante tiempo en marcha. y con éxito, son varias amigas bloguers las que participan desde su comienzo.

La mécanica del Reto CRI es sencilla, Maggie nos propone dos recetas italianas, una dulce y otra salada. Cada una de ellas sacada de un libro que intuyo es un tesoro para la anfitriona y mediante foto de las recetas ( en italiano), cada participante elige una o las dos que las hay osadas en esto de los retos de cocina.

Yo particularmente para mi debut me he decantado por la receta dulce, Panzientini, dulce típico de la pascua en la región italiana de Lazio.

Creo que no necesita traducción, en la mente de todos están esas galletas de muy pequeño tamaño que en España llamamos Paciencias.

Un nombre que le va al pelo, porque si hacemos las galletas en su tamaño original, hay que tener una paciencia infinita para formar en la placa del horno esos diminutos botones que horneados nos dan unas galletitas super pequeñas y de dura consistencia.

Mis Pazientini tienen un poco de historia
En cuanto al tamaño la foto engaña, parecen más grandes de lo que realmente son.
He sustituido la harina común, por harina de almendra y para dar un sabor más intenso he incorporado un poco de cacao.

El craquelado de la superficie, creo que es debido a un despiste por mi parte.
Me explico, al encender el horno, puse la temperatura, pero no pulsé el botón de encendido. Estaba haciendo otras tareas y ni cuenta me dí de que la luz del termostato no estaba encendida.

Resumiendo, cuando me quise dar cuenta de mi despiste, las galletas llevaban formadas y en espera una media hora, la superficie se seco un pelin, por esta razón creo que se craquelaron durante el horneado.

El resultado unas galletas como era de esperar duritas, pero con un gran sabor.


INGREDIENTES
100 gr. de harina de almendra
1 cucharada de cacao puro en polvo
100 gr. de azúcar glass
100 gr. de azúcar en grano
1 cucharadita de esencia de vainilla
80 gr de claras de huevo


PREPARACIÓN
Mezclamos en un recipiente los ingredientes secos, harina de almendra, cacao y azúcar glass.
Removemos con unas varillas, la harina de almendra tiende a apelmazarse y de esta manera conseguimos una mezcla sin grumos.

Por otro lado montamos las claras de huevo junto con azúcar en grano y la esencia de vainilla. Haremos un merengue no demasiado duro, esto facilitará el siguiente paso, que es unir las dos preparaciones.

Ponemos una porción de merengue en el recipiente donde tenemos la mezcla de ingredientes secos, unimos sin cuidado, esto facilitará la incorporación del resto de merengue.
Ahora con cuidado y ayudados de una espátula, terminamos de incorporar el resto de merengue a la preparación.

Introducimos todo en una manga pastelera, no es necesario poner boquilla.
Cortamos el pico de la manga y sobre papel de horno formamos botones, dejando una separación entre ellos, se expanden ligeramente durante el horneado.

Precalentamos el horno a 160º

Horneamos los Panzientini de 13 a 15 minutos, siempre dependerá de cada horno.

Sacamos del horno y dejamos enfriar.
Son unas galletas blanditas  recién horneadas, pero que endurecen a medida que se enfrían. Una lástima a mi me han gustado más calientes, que frías.






LOS PAZIENTINI DE MIS COMPAÑERAS DE RETO LOS PODÉIS VER PICANDO EN EL ENLACE


SI LA CURIOSIDAD OS MATA Y ESTÁIS LOCAS POR VER LAS PROPUESTAS SALADAS, TODOS LOS CALZONE ESTÁN EN EL SIGUIENTE ENLACE






9 comentarios:

  1. Querida Rosalia, como me alegro de que te hayas unido al barco de esta panda de locas audaces jajajajaja Espero que te lo pases tan bien como el resto. Y menudo estreno con esas preciosidades, craqueladas o no, que seguro que estan deliciosas! Bienvenida y gracias!

    ResponderEliminar
  2. ¿sabes que te digo? que me parecen una monada tus pazientinis craquelados con su cacao y su harina de almendra, me chiflan, bsss querida Rosalía

    ResponderEliminar
  3. Que ricas, no las conocía y te han quedado bien gorditas, como se nota que somos pepineras y nos gusta todo gordo, a mi la calzone y a ti estas galletitas jajajaja...
    Bienvenida al reto.
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  4. pues han quedado muy bien también con el craquelado. No problem

    ResponderEliminar
  5. Gosto muito de doces com amêndoa, as bolachas ficaram lindas e com toda a certeza uma delicia.
    Boa semana

    ResponderEliminar
  6. Rosalía me encanta la combinación que has hecho y el cambio por harina de almendras, la verdad no las conocía estas paciencias y me he quedado sorprendida de lo ricas que son, las tuyas con todo y lindo craquelado me encantan,
    Besos

    ResponderEliminar
  7. No sabía que te habías unido. Al publicar a las 10, no llega aviso de blogger y aún no ha llegado el de tu receta. Igual el despiste valió la pena porque por lo que he leído, las han tenido que repetir más de una vez, pero imagino que añadirle almendra favorece que la masa sea más compacta. Este reto es así, a veces hay que currarse mucho la receta, pero suelen ser diferentes a las que hay publicadas por las redes e incluso, desconocidas.
    Bienvenida y besos.

    ResponderEliminar
  8. Un bonito descubrimiento y .....¡sin gluten! Enhorabuena por tu estreno en el reto....yo solamente he podido participar una vez. A ver si para el próximo me vuelvo a animar.
    Besos,
    Olga

    ResponderEliminar
  9. Bonito y riquísimo reto y riquísimas galletitas, no las conocía pero, tienen una pinta muy, muy buena =)
    Me llevo una para probarla ;)
    Un besote!

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.