28 de mayo de 2017

Calamares encebollados #Asaltablogs


Dice el refrán " Quien roba a un ladrón, tiene 100 años de perdón" . Espero que este dicho popular se cumpla y mis años de perdón por robar comiencen en este mismo momento.

He robado una receta a Teresa.

Vale!!, por el nombre no sabes a quien me refiero, pero si te digo que esto es el reto #ASALTABLOGS y que nos tocaba entrar en la cocina de  COSES & COSETES ?.

Ya te vas imaginando por donde van los tiros y sino ya estoy yo aquí para explicartelo.

Teresa gestiona un blog ( Cosas & Cosetes ), mi receta robada, estos ricos y sanos CALAMARES ENCEBOLLADOS ,que en su día fueron robados por ella misma a otra bloguer bien conocida, Anaïs que se esconde tras el blog MI MADRE NO COCINA y que por esa razón apelo al refrán y pido mi perdón. He robado a una ladrona!!!!!!!

Eso si y pido disculpas por mi atrevimiento al reinterpretar una receta tan clásica y tradicional, como son los típicos Calamares encebollados.

Una versión libre, adaptada para dar un aire más vanguardista a un clásico de nuestra gastronomía.

Que quieres?, después de ver MasterChef, a una le sale la vena creativa y platos como este, salen a veces de mi cocina.

Teresa, espero que te guste, aunque ya te digo que este plato lleva más " Propoinst " de los recomendados para la dieta  "En tu linea"


 INGREDIENTES
2 calamares limpios
2 cebollas hermosas
2 patatas
Aceite de Oliva Virgen Extra
50 ml. de Vermut rojo
50 ml de agua
Perejil picado y Aove


PREPARACIÓN
Como primer paso y porque es la preparación que más tiempo lleva, vamos a confitar la cebolla.
Retiramos la cascara y las partes duras y feas a las cebollas. Troceamos en juliana no demasiado fina.
Ponemos un poco de aceite en una satén caliente, añadimos la cebolla troceada y pizca de sal.
Mantenemos la sartén a fuego suave y tapada.
La cebolla se irá pochando con sus azúcares naturales. De vez en cuando añadimos una cucharada de agua y veremos como poco a poco irá tomando color dorado.
Cuando alcance un todo doradito, retiramos del fuego y volcamos sobre un colador. Reservamos.

Mientras hacemos la cebolla confitada, ponemos a hervir dos patatas de tamaño mediano, enteras y sin pelar.

Coceremos las patatas al dente, no las queremos para hacer puré. Una vez cocidas, sacamos del agua y dejamos enfriar.

Cortamos en rodajas gruesas y marcamos con un poco de aceite en la misma satén que hemos confitado la cebolla. Reservamos.

Limpiamos los calamares, si son grandes como los míos, los abrimos y cortamos los bordes, hasta conseguir un cuadrado, que partiremos en dos rectángulos.

En cada rectángulo de calamar, hacemos unos cortes superficiales ( por la cara que sería el interior del calamar ) de manera diagonal y después sobre la diagonal contraria. Nos quedará un dibujo a rombos.

Ponemos un chorreón de aceite en una sartén, cuando esté bien caliente, marcamos los trozos de calamar, comenzando por la parte con los cortes sobre el fondo de la sartén.
En cuanto tome color esa cara del calmar, levantamos sin pinchar, con unas pinzas y damos la vuelta al calamar. Aquí llega la magía, veras como se enrosca sobre si mismo y queda con forma de rulo.

Añadimos a la sartén el vermut y en cuanto evapore el alcohol, incorporamos el agua. Dejamos cocer 2 minutos y sacamos los calamares. Reservamos la salsa.

Tendremos preparado perejil fresco muy picado, mezclado con un poco de Aceite crudo.

Emplatamos. Como modelo puedes fijarte en las fotos. Salseamos, regamos un poco de aceite con perejil por encima y espolvoreamos con sal en escamas.

Una delicia, sana y sin demasiadas calorías.




19 comentarios:

  1. Hola Rosalía, me parecen tanto la idea como la elaboración acertadísimas. Un plato creativo y que se adivina excelente de sabor.
    Besos,
    Pilar

    ResponderEliminar
  2. Me encantan los calamares ¡buen asalto!

    ResponderEliminar
  3. Que calamares tan ricos , y que presentación tan bonita

    ResponderEliminar
  4. Una pinta y presentación maravillosa! Seguro que estaban riquísimos. un besito

    ResponderEliminar
  5. Hola Rosalía. Leí anoche la receta, pero no comenté porque no tenía ni fuerzas de escribir. Duermo fatal.
    Has dado la vuelta a unos calamares encebollados y quedan preciosos. Buena técnica y muy buena adaptación de la receta de Tesa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Estás a la última... los propoints me han flipaado! Desde luego que los has puesto de Alta Costura a los calamares encebollados , sacándolos del armarito de recetas olvidada. Chica, esto merece una reverencia!
    Petonets!

    ResponderEliminar
  7. tienes perdon y reperdonada, estos calamares a parte de bonitos tienen que estar de lujo y para mojar pan, muchos besos y gracias por este asalto, me lo quedo

    ResponderEliminar
  8. Una receta que me encanta, de echo era una de mis elegidas. Muy buen asalto Rosalía.
    Bss

    ResponderEliminar
  9. Es uno de mis platos preferidos y a ti te han quedado de escándalo. Que ricos!!! Besos

    ResponderEliminar
  10. Si está en mi mano te perdono- ¡Menuda pinta rica que tienen! Me muero por probarlos. Sabiendo como eres de detallista con los platos, no me extraña que reinterpretes y haga un plato de lujo.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  11. Rosalia ! pedazo receta y pedazo de presentación has hecho. Me encanta tu asalto. Yo me la llevo, te la robo a ti, jajja otros 100 años de perdón.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  12. Me encanta esta reinterpretación que has hecho, queda de lujo!! Además que tienen que estar de muerte.
    Genial asalto! Muás
    Ni Blanco Ni en Botella

    ResponderEliminar
  13. Después de hacer esta delicia de receta no puedes pedir perdón Rosalia, no hace ninguna falta. Te han quedado de lujo!!!
    Buen asalto!!
    Un bst.

    ResponderEliminar
  14. espectacular la presentación, dan ganas de chupar la pantalla!!
    un besote!

    ResponderEliminar
  15. Eres una artista!
    ¿Como puede cambiar tanto un plato?
    Dan ganas de hincar el diente!
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  16. Que bonito lo has hecho y el toque de vermut brutal. Beso.

    ResponderEliminar
  17. por favorrrrrrrrrr.....que maravilla de asalto, me flipa tu versión, ya no solo por los ingredientes diferentes sino por la presentacion!! te quiero ya en masterchef!! Que maravilla, y bueno de lo de la dieta....dejemoslo en que si me lo haces tu, me los como yo, y le engordan a mi vecina, si?

    ResponderEliminar
  18. ¡Pues sí! Vanguardista y creativa!! Te han quedado chulísimos. Unos pinchos de perder la cabeza vamos. ¡¡Un asalto de master of the universe!!!!!!!
    Un abrazo y perdón por venir taaaan tarde a comentar...pero es que no me da la vida...

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.