14 de mayo de 2017

Menestra de verduras recuerdos Navarros


Durante las vacaciones de Semana Santa, he visitado gran parte de Navarra. Aunque ya he estado más veces en esta tierra, siempre queda algo nuevo por ver y más de un rincón que visitar.

Los navarros pueden estar orgullosos de su región a nivel global, pero en la parte de gastronomía se llevan la palma y todos los honores sus verduras.

No os miento si os digo, que de los 5 días que he estado allí, 3 de ellos he comido "Menestra de Verdura" y no siempre en el mismo restaurante. 

No podría decir cual de ellas me ha gustado más.
Cada cocinero tiene su toque personal, dando al plato un sabor especial y único. Pero si coinciden las diferentes clases de verdura que compone el plato. Nunca faltan los guisantes, alcachofas, zanahoria, penca de acelga y por descontado espárragos.

Para elaborar mi receta de " Menestra de Verdura ", me he guiado por el recuerdo gustativo y visual de los platos que degusté.
Un poco de intuición lógica en el cocinado y mi toque personal, añadiendo Pimentón de la Vera al sofrito y  os puedo asegurar que la mía no tiene nada que envidiar a la de los restaurantes Navarros.

Una delicia, sana, colorida y llena de vitaminas.


INGREDIENTES
3 Zanahorias
6 Alcachofas
Penca roja ( 1 manojo )
200 gr. de guisantes ( congelados )
300 gr. de judías verdes
1 lata de espárragos blancos
Sal
Sofrito
1 cebolla
2 dientes de ajo
1 cucharadita de fécula de maíz disuelta en un poco de agua fría ( opcional )
100 gr. de jamón serrano picado
Aceite de Oliva Virgen Extra
1 cucharadita de Pimentón dulce de la Vera
Sal y pimienta


PREPARACIÓN
Como primer paso vamos a limpiar y a preparar todas las verduras, así las tendremos listas para ir añadiendo a la olla de cocción, por orden y según su dureza.
Pelamos las zanahorias y las troceamos en rodajas.
Cortamos las pencas a las acelgas, retiramos las hebras, lavamos bajo el chorro de agua fría y cortamos en trozos regulares.
Retiramos los extremos a las judías verdes y troceamos en cachos regulares.
Ponemos los guisantes en un recipiente para que se vayan descongelando.
Sacamos los espárragos de la lata y reservamos.

Sobre las alcachofas
Pondremos una cacerola grande con agua al fuego. cortamos el tallo a las alcachofas y las cocemos enteras durante 10 o 15 minutos.
Sacamos el agua de cocción y cuando enfríen un poco, retiramos las hojas verdes y duras hasta llegar al corazón y parte más tierna de la alcachofa. Realizamos un corte en la punta y las partimos en dos.
Reservamos por separado.

Ya tenemos las verduras preparadas para su cocción. Esta la haremos por orden y por grado de dureza de cada una de ellas.

Pondremos una cacerola con agua y sal al fuego.
Cuando comience a hervir sumergimos en el agua, las rodajas de zanahoria.
Dejamos cocer unos minutos y añadimos las pencas de acelga, dejaremos cocer igualmente unos minutos. 
En tercer lugar incorporamos las judías verdes, que dejaremos cocer unos minutos y por último los guisantes.
Sobre el tiempo de precocción de cada verdura, tendremos que ir valorando, que momento es el preciso para incorporar cada nueva verdura a la cacerola.
Recordamos que nos quedan por añadir, los espárragos y las alcachofas, que añadiremos en el último paso.

Mientras se van cociendo las verduras, preparamos el sofrito.
Picamos en brunoise la cebolla y machacamos los ajos en el mortero.
Ponemos AOVE en una sartén, pochamos la cebolla y el ajo, hasta que la cebolla este transparente.
Añadimos los taquitos de jamón y sofreímos unos minutos.
Retiramos la sartén del fuego e incorporamos el Pimentón. Mezclamos hasta que se disuelva.
Comprobamos que las verduras no tengan agua en exceso. El nivel del agua debe estar por debajo del nivel de las verduras.
Volcamos el sofrito sobre las verduras que tenemos en la cacerola.
Ponemos de nuevo al fuego, mezclamos, incorporamos las alcachofas y los espárragos.

Dejamos cocer un par de minutos para que se mezclen los sabores.
Si queremos una salsa espesa, un minuto antes de apagar el fuego añadimos la fécula de maíz.

4 comentarios:

  1. Dios! qué bien se come por esas tierras, las verduras son fantásticas y el tratamiento que les has dado las ha dejado a todas en su sitio! Que platazo, no me extraña que repetir no importe!!
    Besoss!

    ResponderEliminar
  2. Me encantaaaaaaaaaaaaaaaaaa yo estoy en modo menestra toda la primavera :) mientras haya espárragos frescos y habas...

    ResponderEliminar
  3. La verdad que es un plato tan rico, yo la preparo diferente, pero tu receta me ha encantado y me la llevo para probarla, asi, que no dudo que estará muy rica, bss.

    ResponderEliminar
  4. La menestra no la hago nunca y es porque en su momento, aborrecí las coles de bruselas o esos preparados congelados, que las llevan. La tuya, al no tenerla entre sus ingredientes y con ese sofrito, seguro que me gustaría. Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.