30 de mayo de 2017

Trenza de cebolla, setas y queso azul




Cuando un blog amigo celebra su cumple años y además convoca un sorteo para celebrarlo, no hay excusas para no participar.
Lo más importante del cumple blog de Sofía  ( MIL IDEAS MIL PROYECTOS ), no son los  regalos que ofrece a los ganadores, lo que realmente tiene valor, es la participación.

Estar ahí apoyando un trabajo que comprendemos y compartimos y estar presente en el día a día del blog, al menos para mi es lo que más valoro.

Como bien dice Sofía en el post de la convocatoria del concurso, tras seis años de andadura del blog, hay muchas recetas y amistades personales que si no fuera por el blog, nunca se habrían podido forjar.

Sofia nos propone cocinar una receta de Mil ideas Mil proyectos. 
He mirado el índice, aunque debo reconocer que no completo, con 1150 recetas publicadas, no es tarea fácil.
Me quede con esta estupenda TRENZA DE CEBOLLA, SETAS Y ROQUEFORT
El hojaldre es mi masa preferida, la cebolla me vuelve loca y las setas y el queso azul son un complemento perfecto como colofón del relleno.
Por lo tanto, con esta receta participo en el  CONCURSO 6º ANIVERSARIO MIL IDEAS MIL PROYECTOS



INGREDIENTES
1 lámina de masa de hojaldre
3 cebollas
200 gr. de setas de cultivo
Sal
100 gr. de queso azul
100 ml. de leche
AOVE ( Aceite de Oliva Virgen Extra )
1 huevo


PREPARACIÓN

Como premisa importante para hacer esta trenza de hojaldre, es tener los ingredientes del relleno, preparados y fríos. Es importante este paso previo, para que el hojaldre no se humedezca con los ingredientes de relleno calientes.

Cebolla caramelizada
Troceamos la cebolla en juliana.
Pondremos una sartén al fuego y cuando esté caliente ponemos un chorreón de AOVE y añadimos la cebolla.
Cuando la cebolla alcance temperatura y comience a cocinarse, salamos ligeramente y bajamos el fuego al mínimo. Tapamos la sartén y dejamos que ella misma se vaya confitando con sus propios azúcares.
Este paso lleva en su preparación una cantidad de tiempo considerable. Debemos vigilar y remover de vez en cuando.
Veremos que la cebolla suelta líquido, pero este irá evaporando a medida que la cebolla se confite.
Cuando veamos que la cebolla se vuelve de color dorado. Retiramos del fuego y volcamos sobre un escurridor, no necesitamos el aceite, que ablandaría la base de hojaldre.
Dejamos enfriar.

Salteado de setas
Para saltear las setas, Pondremos una sartén al fuego, cuando esté bien caliente, añadimos un chorrito de AOVE y ponemos las setas troceadas.
Salteamos con el fuego a tope, con esto evitamos que las setas suelten agua y nos quede un salteado, seco y dorado. Salamos fuera del fuego, una vez cocinadas las setas.
Reservamos y dejamos enfriar.


Queso azul
Pondremos la leche en cazo y calentamos hasta que llegue a hervir.
Retiramos del fuego y añadimos el queso azul, troceado y a temperatura ambiente.
Mezclamos hasta la completa fusión de queso y leche.
Reservamos esta crema y dejamos enfriar.

Ahora solo nos queda montar la trenza de hojaldre.
Para no extenderme en explicaciones por escrito, os dejo un documento gráfico con el paso a paso del armado de la trenza.



Precalentamos el horno a 200º
Mientras se calienta el horno conservamos la trenza ya montada en la nevera.
Pincelamos la superficie con huevo batido, si añadimos una cucharada de agua, nos resulta más fácil de utilizar.
Horneamos durante 25 minutos.

2 comentarios:

  1. una elección estupenda, te ha quedado muy bonita esta trenza y tienes razón lo más importante de todo es celebrar junto a Sofía su 6º anniblog.
    Muchos besos y mucha suerte
    Rosa

    ResponderEliminar
  2. Yo no he hecho nunca una trenza de hojaldre y ya tardo. Con lo que me gusta, ésta con el relleno tan rico, me encantaría probarla, pero no podría comer mas que un poquito. Muy bonita y bien buena. Besos y suerte.

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.