17 de junio de 2017

Chuletas de costilla de cerdo a la cerveza en olla rápida


Ya tengo publicadas varias recetas en las que utilizo un sobre de sopa de cebolla en su preparación.

Estoy de acuerdo que las sopas de sobre, no son el alimento más sano del mundo y además es un producto con muy mala prensa. Pero por otra parte, tampoco las uso con asiduidad, de vez en cuando y cuando tengo prisa en hacer un plato rápido y sustancioso, echo mano de uno de estos sobres.

La sopa de cebolla de sobre es un producto que para cocinar carnes, se puede mezclar con cualquier tipo de líquido. Cerveza, vino blanco, refrescos de naranja o limón, incluso con refresco de cola. Solo me queda probar con vino tinto, pero todo se andará. Aporta a las salsas el toque dulzón de la cebolla y una textura ideal.

Lo que si recomiendo es comprar una sopa de sobre de una marca fiable, hay marcas blancas que tienen en sus tiendas esta sopa, pero por experiencia os digo que son malas y con una cantidad de materia grasa considerable.

El cocinar en olla exprés tiene sus ventajas, una el tiempo y otra que al ser una cocción rápida hace que las costillas de cerdo queden muy jugosas, la carne se desprende sola del hueso. Pero la misma receta se puede hacer con carne de pollo, pavo, etc. Eso sí ajustando los tiempos de cocción a cada clase de carne.

Os animo a probar esta receta, seguro que os sorprende lo fácil y resultona que es.


INGREDIENTES
Aceite de Oliva Virgen Extra
1 carré de Costillas de cerdo ( cortada en chuletas )
1 sobre de sopa de cebolla
1 lata de cerveza
1 vaso de agua
Guarnición
Puré de patata
Guisantes salteados



PREPARACIÓN

Pediremos al carnicero que nos trocee las costillas como si fueran chuletas.

Salpimentamos las chuletitas de costilla y las sellamos en aceite caliente, en la olla rápida. 

Incorporamos el sobre de cebolla , la cerveza y el agua. Removemos para mezclar todo bien y que la sopa de cebolla se disuelva en el líquido.

Cerramos la olla y cuando suba la válvula que indica la presión máxima, bajamos el fuego al mínimo y cocinamos 20 minutos.

Acabado el tiempo de cocción, retiramos la olla de la fuente de calor y dejamos enfriar hasta que nos permita abrirla sin peligro.

Sacamos las chuletitas de costilla y trituramos la salsa. Tamizamos con un colador de maya fina.

Ponemos la salsa en una cacerola limpia, añadimos las chuletitas y damos un hervor de 5 minutos.

Listas para servir, acompañamos con unos guisantes salteados y un poco de puré de patata.


3 comentarios:

  1. ue rica receta y ademas sin complicaciones, que son las que mas me gustan, bs.

    ResponderEliminar
  2. Ay las sopas de sobre... yo las compro a escondidas. El vikingo me censura, dice que no quiere comer esa porquería jajajajaja pero yo de vez en cuando los utilizo para hacer guisos como este... es verdad que no son lo más sano del mundo peeeeeeroooooo joeeeeer un día es un día... y están ricas!

    ResponderEliminar
  3. Uummmmmmmm pintaza tiene esa costilla seguro que esta de muerte relenta ,te ha quedado de relujo.
    Si te sirve de consuelo no soy partidaria de las sopas de sobre pero yo tambien compro la de cebolla para hacer la salsa algunas veces queda muy rica y es muy socorrida si tienes prisa.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.