21 de junio de 2017

Sardinas en escabeche #ProyectoRoca


Esta vez Sofía que gestiona el blog MIL IDEAS MIL PROYECTOS, ha sido la encargada de elegir la receta para este mes en el #ProyectoRoca. A estas alturas del proyecto, todos sabéis que unas cuantas bloguers nos hemos puesto de acuerdo para interpretar y poner imagen a las recetas del libro " LAS MEJORES RECETAS DE MI MADRE " escrito por su hijo Joan Roca y los beneficios de la venta, son destinados a los Bancos de alimentos.

Sofía ha sido buena amiga y nos ha propuesto una receta, que a mi particularmente me encanta. El mundo escabeche no tiene límites, podemos escabechar cualquier alimento, pero seguro que uno de los más típicos es el pescado azul.
El escabechado es una técnica de cocción muy usada desde la antigüedad. En una época en la que los frigoríficos no existían, usaban el escabechado como medio de conservación para los pescados.

Hoy en día seguimos aplicando esta técnica de cocina y no solo para pescados. Es habitual y corriente ver escabechados de verduras y aves.

Pero quizá sean las plateadas y humildes sardinas, el pescado azul que más se escabecha. Es económico, saludable y una delicia para el paladar.

Mi versión del escabeche de sardinas, no difiere nada de la receta original, que he seguido al píe de la letra. Solo me he tomado la licencia de limpiar las sardinas y cocinar los lomos limpios de espinas.

Me gusta aplicar uno de los mandamientos obligados de cocina " Todo lo que se pone en el plato se come ". Y para ser sincera, no me resulta agradable tener que limpiar las sardinas en mi plato y llenarlo de desperdicios.

Esta es mi versión, espero que os guste y os sirva de modelo para hacer sardinas escabechadas.



INGREDIENTES
500 gr. de sardinas limpias
1 cucharada de harina
sal
1 cebolla
3 dientes de ajo
Aceite de Oliva Virgen Extra
Escabeche
Aceite de Oliva
1 cucharadita de Pimentón dulce de La Vera
50 ml. de vinagre de Jerez
1 hoja de laurel
200 ml. de agua
Sal



PREPARACIÓN

Primero vamos a limpiar muy bien los lomos de sardina y así tenerlos listos para escabechar.

Retiramos las cabezas y las tripas. Separamos los lomos desechamos la espina central.
Frotamos los lomos por la parte de la piel y retiramos todas las escamas.
Sumergimos los lomos de sardina en agua con hielo ( 30 minutos ), con esto conseguimos que suelten la sangre y nos queden blancas y limpias.

Pasado el tiempo, sacamos los lomos, secamos con papel de cocina, cortamos parte de la ventresca.

Ponemos aceite de oliva en una sartén, salamos las sardinas, pasamos por harina y freímos ligeramente ( solo sellar la capa de harina ) en el aceite caliente. Reservamos sobre papel de cocina para que absorba el exceso de grasa.

Colamos el aceite y volvemos a poner al fuego. En este aceite doramos los ajos laminados y pochamos la  cebolla cortada en juliana.

Cuando la cebolla esté transparente, retiramos un momento la sartén del fuego, añadimos el pimentón dulce y mezclamos hasta que se disuelva en la grasa.

Volvemos a poner la sartén al fuego, incorporamos el agua y la hoja de laurel.
Dejamos cocer a fuego suave unos 10 minutos.
Añadimos el vinagre, comprobamos el punto de sal.  Retiramos del fuego y sumergimos los lomos de sardina en el escabeche, tapamos y dejamos enfriar.

Nota
Una vez frío, retiro la cebolla, los ajos y los lomos de sardinas, que reservo por separado.
Cuelo el líquido de escabeche y lo pongo al fuego con una cucharadita de fécula de maíz disuelta en agua. Esto hará que el escabeche quede un poco trabado.

Vuelvo a guardar de nuevo todo junto y dejo enfriar de nuevo.


ESCABECHES DE MIS AMIGAS EN EL #PROYECTOROCA

MARGARITA - ACIBECHERIA


CRISTINA - HOY COMEMOS A LAS 3



ROSA MARÍA - UN TOQUE DE CANELA

6 comentarios:

  1. Bocado de lujo ha resultado este delicioso escabeche.

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Riquisimas estas sardinas en escabeche, hacía tiempo que no las preparaba y las recuerdos tal y como las hacía mi madre, que no es la madre de los hermanos Roca, ahora a por la siguiente receta, besos guapa
    Sofía

    ResponderEliminar
  3. Deliciosas Rosalía!!! ese apunte histórico me encanta, una receta de lujo!! un beso grande

    ResponderEliminar
  4. Durante mucho tiempo pensé que los escabeches no me gustaban. Y empecé a cocinar... desde que son caseros ya es otro tema porque sobre una misma base clásica ajustando a nuestros gustos salen maravillas!
    Y con los lomitos bien limpios, anda que no apetece disfrutar de un escabeche como el que te has montado!
    Pues nada a por la próxima receta!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  5. un escabeche delicioso y sin espinas, que mas se puede pedir ??
    Mil besitos
    Rosa

    ResponderEliminar
  6. El escabeche es mi preparación favorita, de lejos. Escabecho todo lo que pesco, y mi receta debe ser la única cosa que le debo a mi ex suegra, que por lo demás es una harpía (y cocinaba espantosamente mal, pese a ser asturiana, pero oye, que el escabeche lo bordaba la tía)

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.