9 de agosto de 2017

Encurtido de hortalizas


Hace tiempo que quería enseñaros esta técnica de conservación.
Encurtir, es marinar en una solución de sal y que fermentan por si solos. La característica que permite la conservación es el medio ácido del vinagre, que es suficiente para matar la mayor parte de las bacterias.
El encurtido permite conservar los alimentos durante meses y es una buena manera de disfrutar fuera de temporada de verduras y hortalizas.





Podemos personalizar a nuestro gusto los encurtidos, añadiendo a la receta base hierbas y especias.

Esta vez las hortalizas elegidas para encurtir, han sido unas estupendas Cebollas de Fuentes de Ebro D.O.P, zanahorias y pepino español. Todas ellas las utilizo en ensaladas, dando un punto diferente en cuanto a sabor y textura.

Me gustaría destacar y dar protagonismo a la Cebolla de Fuentes de Ebro D.O.P. Una cebolla de temporada y con unas características excepcionales y muy particulares. Es una cebolla muy dulce, no pica y conserva una textura acuosa y muy agradable para consumir cruda.

Hace unos días fui invitada a la presentación de la Temporada de la Cebolla de Fuentes de Ebro y en mis  " APUNTES GASTRONÓMICOS ", relato la experiencia vivida y disfrutada durante ese día.

Pasamos a la receta de encurtir hortalizas. Solo un apunte importante, las cantidades están indicadas para 200 gr. de hortaliza o verdura de una sola clase, preparadas cada una individualmente y por separado.


INGREDIENTES
200 gr. de hortaliza limpia y troceada ( Cebolla de Fuentes de Ebro, zanahoria y pepino )
200 ml. de agua
2 cucharadas de azúcar
1 cucharadita de sal
100 ml. vinagre de arroz, blanco o de sidra


PREPARACIÓN
Limpiamos y troceamos las hortalizas que vayamos a encurtir.
En esta ocasión he encurtido cebollas de Fuentes de Ebro, zanahorias y pepinos, pero seguiremos el mismo proceso para cualquier hortaliza o verdura que queramos conservar mediante la técnica del encurtido.

Pondremos en un cazo, el agua y el azúcar, cuando comience a hervir, incorporamos las hortalizas, dejamos cocer un minuto, retiramos del líquido y depositamos dentro de un tarro de cristal, limpio y esterilizado.

Añadimos al agua de cocción, el vinagre y la sal. Mezclamos para disolver la sal y rellenamos el tarro donde tenemos las hortalizas.
Cerramos el tarro, colocamos boca abajo y dejamos enfriar en esta posición.

Procedemos de la misma forma y de manera individual, con todas las hortalizas o verduras que queramos encurtir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.