1 de agosto de 2017

Focaccia integral con agua de tomate ( al vapor )


Hoy la cosa va de panes y no un pan cualquiera, este pan al vapor es una delicia con sabor añadido,
ya que lleva en su elaboración agua de tomate.

Seguramente os estáis preguntando donde compro o de que manera consigo agua de tomate y es más, todos sabéis que es el agua de tomate ?


No la compro, la obtengo al poner a escurrir la pulpa de tomate que me preparo para el desayuno.


Habitualmente mi desayuno está compuesto por tostadas de mi pan al vapor, AOVE y tomate, una tostada muy popular para el desayuno.

Por otra parte me da mucha pereza rallar un tomate cada mañana, por lo que me entretengo una vez a la semana y rallo un kilo de tomates de una vez, así tengo pulpa de tomate disponible todos los días.

Como el tomate contiene mucha agua y rallado sobre el pan lo único que hace es humedecer la miga, que deja de ser crujiente debido al agua que suelta el tomate. Cuando tengo mi kilo de tomate rallado lo deposito sobre un colador y debajo pongo un recipiente para no perder el agua que se va filtrando poco a poco.

Este agua de tomate es la que he usado para preparar este rico pan, que llamo focaccia tan solo por la forma. La pulpa la guardo en un tarro de cristal lista para consumir.

Un pan húmedo y con mucha miga, ya que al estar cocido al vapor carece de corteza dura y crujiente.

Vamos con el reciclaje del agua de tomate, porque no aprovechar algo que tiene más vitaminas y sabor que el agua corriente y darle a este pan un aporte extra de sabor y color.



INGREDIENTES
300 gr. harina integral
200 gr. harina de fuerza
25 gr. levadura fresca
350 ml. agua de tomate
2 cucharadas de Aceite de Oliva Virgen Extra
10 gr. de sal
AOVE para pincelar
Chile en escamas
Pimienta negra
Cebolla frita ( comercial )


PREPARACIÓN
Disolvemos la levadura en un poco de agua tibia. Reservamos
En el vaso par amasar, ponemos las dos harinas, sal, Aceite de Oliva y miel. Mezclamos todos los ingredientes. Este paso podemos hacerlo en un recipiente grande y mezclar con las manos.

Incorporamos, el agua de tomate y la levadura. programamos en función amasado y mantenemos en esta función durante 5 minutos.
Si estamos preparando el pan a mano, seguimos las mismas instrucciones y amasamos a mano hasta conseguir una bola de masa lisa y brillante.

Dejamos levar tapado, hasta que doble su volumen.

Una vez que la masa tenga el doble de su tamaño, sacamos la masa sobre la mesa de trabajo, desgasificamos con los dedos y extendemos la masa formando un rectángulo.

Incorporamos la cebolla frita y doblamos la masa hasta tener la medida de la bandeja donde vayamos a cocinar al vapor la focaccia.

La bandeja del recipiente perforado para cocinar al vapor la cubrimos con papel de hornear, así evitaremos que el pan se pegue en la rejilla.

Pintamos la superficie con Aceite de Oliva y espolvoreamos por encima con los copos de chile y pimienta negra.

Cocinamos al vapor durante 15 minutos contando desde que el agua comienza a hervir.

Pasado el tiempo, pinchamos el pan con un palillo y si sale limpio, nuestra focaccia ya estará lista. Si por el contrario sale manchado, dejaremos que se cocine unos minutos más.

Sacamos la bandeja de la cacerola y dejamos enfriar. Desmoldamos y ya tenemos nuestro pan listo.

RECICLANDO SABORES DE MIS AMIGAS

SWEET COOKIES BY BEA



4 comentarios:

  1. que buenaaaaaaa.... dan ganas de robarte un trocito ...un besazo guapa

    ResponderEliminar
  2. holaaaa, interesante receta, me ha gustado mucho la verdad, intentaré hacerla, un besazo

    ResponderEliminar
  3. Hola, tiene muy buena pinta pero se puede hacer en horno normal? Cambia algo de la receta? Tiempo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Núria, claro que se puede hacer en el horno convencional, quedará crujiente por arriba.
      Lo único que hay que ajustar los tiempos de horneado.
      Saludos

      Eliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.