17 de agosto de 2017

Polos de frutas



Que sería del verano sin los polos, helados y demás delicias frías o congeladas?

Reconozco y confieso que me encantan los polos de hielo. Desde bien pequeña, los compraba en la tienda de mi barrio, a escondidas de mi padre.

Dicen los entendidos que los episodios vividos a lo largo de nuestra infancia, quedan grabados a fuego en lo más recóndito de nuestra memoria.  Seguramente sea esta la causa de que me sigan gustando los polos de hielo y más concretamente los de melón.




La historia viene desde mi época de infancia, cuando me daban un duro los domingos para gastar, eso si a discreción en los frutos secos del barrio.

Lo primero que me compraba y así cambiaba el duro por moneda más manejable..... jajajaj, 4 pesetas que daban para mucho en aquellos tiempos. Bien lo primero que comparaba era un polo de hielo de melón. Llevaba como único envoltorio un plástico transparente y si soy sincera nunca leí lo que tenía impreso, por entonces no mi importaba lo más mínimo que tuviera conservantes y colorantes.

Por 1 peseta desde luego lo que menos llevaba era melón, pero lo rico que estaba y lo que yo lo disfrutaba aún lo tengo guardado en la memoria gustativa.

Hoy traigo unos polos de frutas, naturales, sin conservantes ni colorantes, solo fruta fresca y productos lácteos. Para endulzar leche condensada, que además aporta un toque cremoso, evitando en parte la cristalización de los líquidos.

Una forma estupenda para los niños que no comen fruta, en forma de polo seguro que ni se dan cuanta de que toman una golosina natural y con vitaminas.


INGREDIENTES
200 gr. de pulpa de melón
2 cucharadas de leche condensada
1 melocotón maduro ( pelado y troceado )
1 yogur bio natural 0% mg.


PREPARACIÓN

Triturar todos los ingredientes lo más fino posible.
Repartir la crema de fruta en poleras, colocar un palito de helado en cada una y congelar.

Si no tenemos poleras, podemos utilizar vasos desechables.

Para hacer los polos en vasos desechables de plástico, deberemos cortar la parte superior y más ancha del vaso, hasta dejar una medida razonable en tamaño para hacer un polo.
Rellenaremos los vasos cortados y cubrimos con un trocito de papel de horno, al que previamente habremos hecho un orificio en el centro que será donde vaya alojado el palito, de manera que nos quede centrado y con la sujeción del papel de horno será suficiente para centrar el palito.

Ya solo nos queda meter en el congelador, esperar a que se congelen los polos para poder disfrutar de un polo de frutas, sano y natural


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.