28 de septiembre de 2017

Pectina casera


Hoy preparamos Pectina Casera, con desechos de una fruta que guarda sobre todo en su piel esta sustancia muy útil en repostería.

No voy a ser tan osada de explicar en este post que es la Pectina, no tengo los conocimientos ni la formación correspondiente para poder ofrecer una explicación veraz sobre esta sustancia.

Pero si alguno tiene curiosidad por leer explicaciones que tienen cierta credibilidad y base científica en relación con la pectina, os remito a estos enlaces  Wikipedia y Vitonica.

Si sé, que la Pectina es una sustancia compuesta por fibra natural que se encuentra en las pareces celulares de las plantas y en gran concentración en las pieles de las frutas, como por ejemplo en la naranja, uva, manzana y  zanahoria entre otras.

Hoy vamos a aprender a sacar esta Pectina natural que contiene la cascara de la manzana, para usarla posteriormente en la preparación de nuestras mermeladas caseras.

Hacer mermelada es fácil y sencillo, podemos hacer mermelada de cualquier fruta, hortaliza o verdura. Con mayor o menor cantidad de azúcar, solo hay que tener paciencia para conseguir una rica mermelada casera.


La cosa se complica cuando queremos preparar mermelada sin azúcar añadido.
Durante el proceso de preparación de una mermelada tradicional con azúcar añadido, comprobamos que a medida que la fruta junto al azúcar cuece, el agua natural de la fruta evapora, el azúcar se carameliza y la mermelada va adquiriendo durante la cocción una textura espesa.

Cuando queremos hacer mermelada casera sin azúcar extra o con edulcorantes, el proceso varía ligeramente. Evidentemente el agua de la fruta evapora por efecto de la cocción, pero el edulcorante y el azúcar natural de la fruta nunca llega a caramelizar y la mermelada nos queda con una textura más líquida y difícil de untar en una rebanada de pan.

Para conseguir esta textura de mermelada o confitura necesitamos más cantidad de Pectina que es un gel natural que colabora y ayuda a gelatinizar el resultado final de la mermelada.

Podemos encontrar pectina en el mercado, en formato de polvo o líquida. Hoy os enseño a prepararla en casa, si como es mi caso, peláis las manzanas antes de comerlas.
Reconozco que soy incapaz de comer una manzana con piel, se que la piel contiene la mayor parte de fibra de la fruta. Intentarlo lo he intentado pero al final siempre termino con los mofletes llenos de cascara y la verdad así no se disfruta al comer manzanas.
Bien, como pelo las manzanas antes de comerlas, aprovecho a guardar y congelar las piel y corazones de las manzanas que se consumen en casa y cuando tengo una cantidad importante preparo pectina natural.

Ojo si leéis el artículo publicado en Vitonica, veréis que la pectina no solo sirve para hacer mermeladas, es super beneficiosa para nuestro organismo, por lo que podemos ingerirla como cualquier zumo.

De momento os dejo la forma de preparar pectina en casa y próximamente veremos alguna mermelada sin azúcar añadido en  la que se incluye pectina casera.



INGREDIENTES
Pieles de manzana ( 1 kg. de manzanas enteras )
Agua


PREPARACIÓN


Tan sencillo como poner las peladuras y corazones ( parte dura donde se alojan las semillas) de las  manzanas en un cazo al fuego cubiertas con agua. El nivel del agua será el suficiente para cubrir ligeramente el contenido del cazo.
Ponemos todo junto a hervir y lo dejamos cocinar a fuego bajo durante 15 minutos.
Pasado el tiempo de cocción dejamos que enfríe la mezcla dentro del mismo cazo a modo de infusión, colocando una tapa encima.

Una vez que el líquido este más o menos frío, procedemos a sacar la mayor cantidad de Pectina posible, de la siguiente manera.

Trituramos ligeramente con la batidora eléctrica, solo para romper los trozos de cascara.
Haremos un tamiz casero para filtrar el líquido y que nos salga limpio.


En un colador de maya fina ponemos dos filtros de papel ( los que usamos para el café ), apoyamos el colador sobre un recipiente lo suficientemente profundo para que el líquido que filtramos no esté en ningún momento en contacto con el colador.

Vertemos todo el conjunto que hemos triturado y dejamos en reposo hasta que nos quede en el colador la pulpa y en el recipiente el líquido filtrado que es Pectina.
Conservamos en un tarro de cristal con tapa, en la nevera hasta el momento de utilizarla.


3 comentarios:

  1. Pues yo soy de piel, toda la fruta q pueda con piel, ya veré cómo hago y esperando esas mermeladas próximamente. Feliz día!!!!

    ResponderEliminar
  2. Antes me comía las manzanas con piel, pero ahora las pelo y tiro. Ya veo que estaba desperdiciando algo muy importante. Voy a tener que comprar un congelador aparte porque hay muchas cosas que congelar.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  3. Estoy impaciente por ver que mermeladas nos propones con esta pectina casera!
    No sabía que se podían congelar para sumar suficiente cantidad sin que las propiedades de la pectina desaparezcan!
    Con las pieles, suelo preparar como chips pero al horno y te diría que tampoco nunca sobran jejeje
    Besos y feliz semana,
    Palmira

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.