1 de octubre de 2017

Sofrito, base de la Cocina Mediterránea


Este mes vamos a sacar provecho a esos productos que nos da la huerta en verano y ya de paso vamos a optimizar nuestro tiempo cocinando, que aunque no tengamos huerta, el tiempo es oro y en más de una ocasión nos viene al pelo tener preparado un Sofrito básico y así necesitar menos tiempo para preparar cualquier guiso en un momento de apuro

Yo personalmente no tengo huerta, que más quisiera yo........., pero si conozco a varias amigas que disfrutan de buenos tomates, pimientos verdes llenos de sabor y demás riquezas culinarias que cultivan en sus propios huertos.

Hoy en RECICLANDO SABORES, vamos a cocinar y preparar en conserva un sofrito básico imprescindible para cualquier guiso de la maravillosa Cocina Mediterránea.

Tener listos tarros de cristal esterilizados que vamos a preparar conservas.

Seguro que más de una vez os habéis visto apuradas a la hora de preparar la comida. Una veces porque se nos echa el tiempo encima, otras porque hemos previsto un horario de tareas y se ha descolocado por diversas causas. bien he pensado que si tenemos ya preparado en conserva un sofrito base, el tiempo de hacer un guiso se reduce bastante.

Con este sofrito podemos hacer en menor tiempo, un arroz, un guiso de patatas o incluso una lentejas o alubias, con la ayuda de la olla exprés, optimizamos en gran medida el tiempo de cocinado.

En un buen sofrito no hay receta exacta, en cuanto a ingredientes cada uno puede poner los que más le gusten, pero si hay 4 productos de la huerta básicos con los que preparar un sofrito. Cebolla, ajos, pimiento y tomate son imprescindibles como base de un sofrito.



INGREDIENTES BÁSICOS
Cebolla
Pimiento verde
Ajos
Tomate triturado o rallado
Sal
Aceite de Oliva Virgen Extra ( AOVE )

PREPARACIÓN

Tan sencillo con picar menudas todas las hortalizas y pocharlas al amor de la lumbre con un buen Aceite de Oliva Virgen Extra.
Primero pocharemos la cebolla, ajos y pimento, cuando tengamos todo bien rehogado y sin agua, añadimos el tomate, dejamos cocinar a fuego lento, salamos y cuando el tomate cambie de color y sea de un rojo brillante, retiramos del fuego.

Tendremos preparados tarros de cristal esterilizados, rellenamos los tarros, cerramos bien las tapas y colocamos boca abajo los tarros, hasta que se enfríen completamente. Ya hemos hecho conserva al vacío de un casero y rico sofrito.



COLABORADORAS EN RECICLANDO SABORES
SWEET COOKÍES BY BEA

LA CAJITA DE NIEVES Y ELENA


Nota
Para esterilizar los tarros hay que meterlos mojados ( pero escurridos) en el micro durante 2 minutos a máxima potencia. Los sacamos del horno con mucho cuidado, queman bastante y los colocamos boca abajo sobre un paño limpio. De esta manera no se contaminaran con las bacterias que hay en el aire.

Las tapas no hay más remedio que esterilizarlas al modo convencional. Ponerlas con agua a hervir durante 10 minutos.

3 comentarios:

  1. Ay guapa!!! Me pilló otro compromiso este mes, ya te conté... :(
    El sofrito es justo lo que le estaba diciendo al vikingo que preparemos esta semana con el excedente loco de pimientos verdes del grupo de consumo, me salen los pimientos por las orejas ya xD

    ResponderEliminar
  2. Si tengo preparado un sofrito como este no me duran los tarros en conserva ni 4 días. Ya me imagino usandolo para todo, unos huevos, un filete, unas judías verdes...

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  3. que apaño mas bueno esa forma de esterilizar!!!! y este sofrito me estoy imaginando en una tostadita con un poco de ventresca y cena rapida y de lujo, que me gustan las cositas de la huerta!!!!!!

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo de la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.