Patatas rellenas, receta de familia


Hoy un clásico de cocina española y además una receta familiar, de esas que se guardan en el corazón y sacan de la memoria recuerdos de tiempos felices.

La que bordaba estas Patatas Rellenas era mi madre. Yo humildemente he intentado reproducir su receta, únicamente basada en los recuerdos gustativos que conservo en la memoria.

Una receta estupenda y muy acorde con el clima que nos acompaña. Cocina de invierno, cargada de sabor y muy reconfortante. 

Plato único y completo, de esos que nos gusta preparar a la mayoría de los encargados de alimentar a nuestra familia. 
Al menos para mi lo más tedioso de la cocina es pensar en el menú diario. Organizar un menú diario variado, dinámico y completo, muchas veces se me hace cuesta arriba y más conociendo los gustos de mis comensales, que coinciden muy poco con los míos.

Carnívoros por vocación, esta es la parte fácil, carnes estofadas, a la plancha, empanados, etc.... están a la orden del día..........pero que pasa con el primer plato o las guarniciones?

De verdura ni hablamos, en crema o puré es lo máximo a lo que puedo optar para incluir verduras en su alimentación. En cuestión de guisos, la cosa cambia, en casa son muy de cuchara, cosa que por una parte me viene genial, pero que por otra la mayoría de las veces me obliga a pensar y preparar dos comidas diferentes, una para mi y otra para mi compañero como reza en la canción infantil.

En fin, rutinas y costumbres de la vida cotidiana en más de una casa. Hoy os dejo mi receta familiar de unas ricas y completas, Patatas Rellenas.


INGREDIENTES
4 Patatas medianas
1 cucharada de harina
Aceite de Oliva
Relleno
300 gr. de carne picada ( 50 % ternera 50% cerdo )
1 huevo
Miga de pan mojada en leche
1/ cebolla y 2 dientes de ajo
sal y pimienta
Salsa
Aceite de Oliva
1 cebolla
2 dientes de ajo
3 tomates rallados
1/2 vaso de vino blanco
400 ml. de caldo de ave
Perejil
Pimientos del Piquillo como guarnición


PREPARACIÓN

Como primer paso, vamos a preparar las patatas para poder rellenarlas.
Pelamos y lavamos las patatas, las secamos con papel de cocina.
Previamente habremos elegido patatas de tamaño mediano. Si las patatas son de un tamaño más grande las partiremos por la mitad.
Como tenemos patatas de tamaño medio, cortamos una rodaja de la parte superior y con una cuchara parisien vaciamos las patatas, retiramos la carne de patata del interior, dejando un borde lo suficientemente grueso para que la patata no se rompa y nos aguante el relleno.

Para preparar el relleno, primero cortamos la cebolla muy menuda y machacamos los dientes de ajo.
Pochamo cebolla y ajo con un poco de aceite.
Mezclamos los ingredientes del relleno incluyendo la cebolla y ajo pochados.
Procedemos a repartir el relleno dentro de las patatas.

Ponemos un poco de Aceite de Oliva en una sartén.
Pasamos por harina la parte superior de las patatas rellenas, solo la parte que esta abierta y se ve el relleno.
Freímos ligeramente, solo la parte harinada. Este paso es necesario para que durante la cocción no se salga el relleno de la patata.
Reservamos las patatas y comenzamos a preparar la salsa.

En una cacerola pochamos con Aceite de OLiva, la cebolla picada menuda y los dientes de ajo machacados. Una vez que tengamos todo bien pochado, incorporamos el vino blanco y dejamos cocer hasta que evapore el alcohol.
Añadimos los tomates que previamente habremos rallado y dejamos que el tomate se cocine y evapore la mayor cantidad de agua posible.

Incorporamos el caldo y colocamos las patatas de píe con parte abierta hacia arriba.
Dejamos cocer hasta que la patata esté tierna. Cocinamos a fuego muy suave, para que las patatas se cocinen poco a poco y no se nos rompan.

Podemos servir las ricas y nutritivas Patatas Rellenas, acompañadas como guarnición con unos Pimientos del Piquillo, marcados en una plancha muy caliente.
Antes de llevar a la mesa, espolvoreamos cada plato con un poco de perejil picado.

Comentarios

  1. Yo tengo la suerte de que todos nos apuntamos al mismo menú porque somos de buen comer. La única pega es que ellos comerían carne a diario y yo con una vez a la semana estoy superando mis límites :o)
    Suelo decir que me encanta cocinar pero que odio preparar de comer, seguro que ves a que me refiero! Por cierto, llevo años sin comer patatas rellenas así que me llevo las tuyas porque la carne es en los rellenos donde más me gusta!!!!
    Besos y feliz semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada vez puedo menos con la carne, menos pollo y pavo que son las como normalmente.
      Coincido contigo, carne picada, albóndigas, rellenos, boloñesa, es de única manera que soporto la carne de vacuno.
      Ya va siendo hora que hagas unas ricas patatas rellenas.
      Bss

      Eliminar
  2. Que rico Rosalía, estoy segura de que has clavado la receta de tu madre, ahora tienes que hacerla tuya y cocinarla mas a menudo en casa ¿a que si?
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nieves, clavarla no se yo. Ya sabes que cada cocinero tiene su estilo propio, pero lo cierto es que estas están de muerte.
      La haré mía y sabes porque?, voy a ser la única en la familia que las haga al igual que otras recetas emblemáticas de la familia.
      Bss
      Bss

      Eliminar
  3. Espectaculares como te quedaron estas patatas

    ResponderEliminar
  4. Creo que nunca he comido patatas rellenas de carne y pinta muy bien esta receta. En el otro ámbito te entiendo perfectamente, en casa no todos comen de todo y es una gaita tener que preparar dos platos diferentes (si estamos solos) o un surtido variado si viene toda la basca. Conclusión, que para unificar, al final hay platos que nunca preparo.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elena no sabes como te entiendo.
      Dos gatos que somos en casa ahora y la mayoría de las veces preparo dos menús diferentes, menos mal que me gusta cocinar que si no, estaría a bocatas todo el día.
      Si viene toda la vasca ( jajajaj), un plato que se que les gusta a todos.
      Bss

      Eliminar
  5. Madre que ricas Rosalía! qué pelea con la familia a diario verdad? para mi también es muy complicado elaborar un menú acorde con los gustos de todos. A mi marido lo tengo "dominado", pero esos hijos que he malcriado me tienen loca. Tres tipos de verdura diferente puedo hacerles: guisantes, judías verde y col...espinacas alguna vez y para de contar!!. Carnes, todas! y el pescado si fuera tan caro yo lo pondría todos los días jejejej. Tus patatas se ven deliciosas, voy a verlas con calma, esto cae!
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar te felicito por tener dominado al marido, yo ni eso y lo que más me fastidia es que ni se digna a probar las verduras. Ahora que entre tu y yo, las come camufladas y ni se entera.
      Ayyy el pescado, yo lo comería a diario, comida y cena, pero si es verdad el buen pescado es caro.
      Bss.

      Eliminar
  6. Seguro que tu madre te daría el visto bueno. Me encanta comer patatas rellenas y nunca las hago porque con lo patosa que soy me veo el relleno desparramado por cualquier sitio menos dentro de las patatas xD xD xD pero tendría que intentarlo, porque me privan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que boba eres, patosa para nada, seguro que te saldrían unas patatas estupendas, todo es ponerse.
      Si te animas ya me contarás.
      Bss

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo sobre la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.