Jamoncitos de pollo rellenos en salsa de cava



Hoy traigo una receta de fiesta. Con productos sencillos, habituales en nuestras cocinas, clásicos en nuestra gastronomía, con los que podemos hacer platos dando un toque diferente para sorprender a nuestros comensales.

Esta receta es el plato estrella de mi hermana Isabel. Hace años en una de las muchas comidas familiares, Isabel nos agasajó con estos Jamoncitos rellenos que nos encantaron y sorprendieron a todos.

Una preparación sencilla, sin productos caros, pero con un resultado espectacular, en cuanto a sabor y presentación.

La mayor dificultad de la receta es el deshuesado de los jamoncitos de pollo. Pero seguro que en la pollería os hacen el trabajo.

De momento yo os dejo un tutorial gráfico del paso a paso " Deshuesado de jamoncitos de pollo".
Una vez que entiendes el concepto, no ofrece ninguna dificultad realizar este trabajo y haciéndolo nosotros mismos nos ahorramos el coste que nos cobrarán por trabajo extra.

Y si no lo entiendes bien, ya sabes, me avisas y te doy una clase práctica de como hacerlo.

Cambiando de tema, sé lo que estás pensando.......... muchas calorías, empanado, fritura, relleno.
Tienes razón, pero te aseguro que la gracia del plato reside en eso precisamente.
El relleno obligado, empanado imprescindible, el punto crujiente hace un contraste especial con el relleno y las patatas panadera.

Vamos una receta que hay que seguir al píe de la letra para disfrutar de un plato gourmet a muy bajo coste.

Como apunte os diré que se puede sustituir el Cava por un buen vino blanco ( Rueda, Txakolí, Albariño, Ribeiro, Godello, Manzanilla, Montilla-Moriles, etc... ) o una excelente Sidra natural, en Asturias, Galicia y País Vasco hay unas estupendas. Ya sabemos que cada región tiene productos autóctonos que además le van de lujo a esta receta.

Yo he utilizado un buen jamón serrano, pero con ibérico subiría mucho el cache de este plato. 
En cuanto al queso, para gustos los colores, me resultaría imposible nombrar ahora la extensa cantidad de variedades de queso que tenemos en España. En otras ocasiones he puesto queso de Tetilla y el resultado ha sido genial.
Como veréis es una receta que se adapta a todos los bolsillos y por supuesto a todos los gustos.


INGREDIENTES
8 jamoncitos de pollo
8 lonchas de jamón serrano
8 taquitos de queso manchego curado
Harina
Huevo batido
Pan rallado
Sal
200 ml. de caldo de ave
300 ml. de cava
3 patatas hermosas para la guarnición
Aceite de Oliva Virgen Extra ( AOVE )
Sal
Perejil picado ( opcional )

TUTORIAL DESHUESADO

PROCESO DEL RELLENO
Dar la vuelta al jamoncito deshuesado como si se tratara de un calcetín. Introducir el rulo de jamón y queso y volver a colocar el jamoncito en su forma original.

PREPARACIÓN
Precalentamos el horno a 180º

Pelamos y troceamos las patatas en rodajas finas.
Colocamos las rodajas de patata en la base de una fuente apta para hornear, salamos y regamos con un buen chorro de AOVE.
Introducimos en el horno y asamos las patatas durante 30minutos más o menos.

Mientras deshuesamos los jamoncitos de pollo para tenerlos listos para el relleno.

Enrollamos una loncha fina de jamón serrano con un taquito de queso dentro, este rollito lo introducimos dentro del jamoncito.
Repetimos la misma operación hasta tener rellenos todos los jamoncitos.

Ponemos Aceite de Oliva a calentar en una sartén.
Salamos los jamoncitos y procedemos al empanado.
Pasamos primero por harina, después por huevo batido y finalmente por pan rallado.

Freímos los jamoncitos empanados hasta que la cobertura de pan esté dorada y crujiente. El interior seguirá crudo, terminamos el cocinado en el horno.
Reservamos sobre papel absorbente hasta que las patatas que tenemos en el horno estén medio asadas.

Sacamos la fuente del horno, añadimos el caldo y el cava y disponemos los jamoncitos sobre las patatas.
Horneamos otros 20 ó 30 minutos, tiempo más que suficiente para que se cocine el interior de los jamoncitos y queden tiernos y jugosos.



DESHUESADO JAMONCITOS

Limpiamos los jamoncitos de plumas si las tuvieran.
Para retirar el hueso y que el jamoncito conserve su forma original.

Con un cuchillo bien afilado, hacemos un corte por todo el perímetro de la parte superior de la pieza. Cortamos piel y filamentos que están unidos al hueso, liberando de esta manera esa unión con el hueso.
Ahora con la parte roma del cuchillo, vamos raspando la carne que esta pegada a lo largo del hueso.
Bajamos hacía abajo la carne, con cuidado de no desgarrarla.
Ya tenemos toda la carne desprendida del hueso, ahora solo queda cortar con la punta del cuchillo alrededor del hueso más grueso que sigue unido a la carne.
Cuando cortemos esta unión, ya tenemos listo el hueso para sacarlo del jamoncito con un simple giro lo retiramos con facilidad.

Parece más complicado de lo que realmente es. Os animo a probar y ya sabéis siempre está la opción de que la tarea la realicen en la pollería.

Comentarios

  1. para cuando ese video de deshuesar!!!!!!! voy a recoger firmas, un dia de estos lo hacemos en condiciones. Que me gustan este tipo de platos, no se que me comería primero esas patatas o los jamoncitos, feliz viernes!!!! besos

    ResponderEliminar
  2. Que ricos, si que son un poco entretenidos, pero el final es lo que cuenta y para la familia no hay que escatimar, bss.

    ResponderEliminar
  3. Eres la maestra absoluta de los deshuesados. Yo hago eso y acabo en urgencias con tres dedos en una bolsa para que me los cosan. El resto, me encanta, la salsa de cava... tiene un pintón...

    ResponderEliminar
  4. Con ese tutorial si no nos sale es porque somos torpes con el cuchillo (yo lo soy). Tengo que intentarlo porque tienen una pinta brutal.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué trabajazo! Pero está claro que el resultado realmente lo merece...¡Habrá que probarlo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo sobre la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.