Gyozas globo rellenos de langostinos


Otra de las muchas recetas que cocinaré y os mostraré pertenecientes al estupendo lote de productos que me regaló la empresa Pescanova.

Con esta preparación si que me siento una #Pescalovers. Adoro los productos que nos ofrece el mar y que Pescanova pesca y congela en ultramar desde el año 1960.

Empresa conocida por todos, en España es toda una marca de referencia en pescado congelado.

Yo reconozco que no tengo ningún reparo en comprar y consumir productos congelados. Solo se trata de tratar bien el producto, descongelarlo adecuadamente y procesarlo con mimo y como se merece.

Hoy traigo una receta de cocina fusión. Gyozas son sencillamente empanadillas chinas, se pueden servir con diferentes formatos y cocinarlas muy distintas maneras.

Tenemos como base masa Wanton. Unas finas obleas de masa que según como las cocinemos nos ofrecen una u otra textura.

Si las cocinamos al vapor, tenemos como resultado unas empanadillas jugosas y con textura melosa.

Yo he optado por la fritura, menos saludable pero os aseguro que la textura de esta masa frita es una delicia.
Delicada, super crujiente y con el relleno de langostinos puedo prometer que el paladar agradece el conjunto de la preparación.

Paso a explicar la receta, no tardes en buscar una tienda de productos orientales y compra masa Wanton . En sucesivas recetas verás el partido que se le puede sacar a un paquete de esta masa tan económica.



INGREDIENTES
Obleas para Gyozas
2 cebolletas tiernas
Langostinos cocidos (Pescanova)
2 cucharadas de Aceite
1 diente de ajo rallado
1 huevo batido
Aceite de girasol para freír
Salsa Teriyaki y cebolleta tierna (parte verde)


PREPARACIÓN

Primeramente descongelamos los langostinos. Una vez descongelados, escurrimos, secamos bien y picamos en trozos que se noten al comer, no demasiado pequeños para que estén presentes en la farsa de relleno. 
Picamos finamente la cebolleta tierna y rallamos el diente de ajo.
Rehogamos ligeramente, con cuidado que la cebolleta tierna se quema con facilidad.
Ya rehogada la verdura, fuera del fuego incorporamos los langostinos picados, mezclamos y dejamos enfriar.

Rellenamos las obleas de gyoza.
Ponemos en el centro de una oblea una cucharadita de farsa de relleno, pincelamos el perímetro con huevo batido y colocamos otra oblea encima, coincidiendo con la de abajo.
Presionamos ligeramente con los dedos alrededor y con un corta pastas redondo cortamos para hacerlo de menor tamaño.

Otra opción es poner más cantidad de relleno y dejar los gyozas con su tamaño original, pero a mi me ha parecido excesivo el tamaño y por esta razón he decidido montarlos en tamaño más reducido.

Rellenamos todos y ponemos abundante aceite de girasol en una sartén a calentar.

Cuando el aceite esté bien caliente, freímos los gyozas de uno en uno o como máximo de dos en dos.
Cuando veamos que el borde esta dorado, damos la vuelta y aquí se produce la magia. Veremos como se inflan y adquieren aspecto de globo.
Sacamos del aceite y dejamos sobre papel de cocina para que escurran el exceso de grasa.
Servimos acompañados de salsa Teriyaki mezclada con la parte verde de la cebolleta muy picadita.


Comentarios

  1. Son una preciosidad! Mira que no frío jamás de los jamases, pero esas gyozas así infladitas... me están encantando!!!

    ResponderEliminar
  2. por una de estas me salto la dieta, que ricas y bonitas, y yo tambien compro cosas congeladas que a veces nos vienen muy bien, feliz y dulce día!!! Bss

    ResponderEliminar
  3. Esto no es una receta, ¡es una obra de arte!

    ¡Menuda pinta tienen estas gyozas! Voy a ver si encuentro la masa Wanton esaaaaaa

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo sobre la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.