Gazpacho Castellano del abuelo Ángel


Hoy vamos a hablar sobre " Sopas frías ".

El "Gazpacho " a quien no le guste esta sopa fría no sabe lo que se pierde. No solo se pierde disfrutar de un refrescante sabor incomparable, a la vez se está perdiendo el gran aporte vitamínico que esta sopa fría aporta a nuestro organismo.

Seguramente la sopa fría más popular y conocida dentro de nuestras fronteras sea el clásico y rico "Gazpacho andaluz ". En formato sopa/ puré, una mezcla más bien líquida en la que todas las hortalizas van trituradas.

Recetas de gazpacho andaluz hay tantas versiones y variantes como familas la preparen.

Con la acepción " Gazpacho " a lo largo de nuestra gastronomía hay varios formatos y muy diferenciados según la región o incluso provincia dentro de una misma Comunidad Autónoma en la que se prepare.
Bajo la denominación de Gazpacho, también tenemos sopas calientes que utilizan la misma raíz gramatical.



Seguro que hay muchos más, pero que se preparen con asiduidad y se encuentren entre los más conocidos y populares , quiero reseñar estos seis.

Gazpacho andaluz La norma dicta que la mezcla de hortalizas se triture junto al pan y el aceite de oliva y después se le añada el vinagre y el agua y se vuelva a triturar.

Gazpachuelo : Tiene su origen en una sopa de pescadores caliente de la costa malagueña, pero ha ido derivando con los años y ha acabado por dar lugar a hacia una especie de gazpacho donde el elemento vegetal queda en un segundo plano y priman otros ingredientes como el huevo duro y la mayonesa.. De ahí que no se le conceda el título de 'gazpacho'.

Gazpacho blancoUna variante que prescinde totalmente de las hortalizas y utiliza como bases los piñones, las almendras y el pan. Se le considera primo hermano del ajo blanco, que es de origen morisco.

Gazpacho extremeño : Corresponde a una variante de los gazpachos, o sopas frías.​ Su preparación es similar al salmorejo con el empleo de miga de pan espesado con yema de huevo cocido y la añadidura de otras hortalizas como pimiento, cebolla, y como colorante natural el Pimentón de la Vera.

Gazpachos manchegos : Como todas las comidas manchegas que se precien de serlo, es un plato de ingredientes humildes, preparación sencilla y sabor consistente. De los que se toman a primera hora de la mañana y luego ya puedes resolver el día picando algo más ligero.
Tal es su popularidad y facilidad de cocina que incluso se da en la Comunidad Valenciana, donde le ponen pescados y mariscos, ya que el secreto de los gazpachos manchegos es su preparación, más que sus ingredientes, pues su intención es cocinar algo sabroso con lo que se tenga a mano en la despensa.
Tanto es así que su gracia está en comerlo en compañía mojando torta de pan ácimo a modo de cuchara directamente de la sartén, así se absorbe todo el guiso caldoso que te llena la boca además de capturar algún pellizco de carne.
Y para el final dejo el que protagoniza la receta de hoy " Gazpacho Castellano "


La primera vez que probé y conocí esta forma de preparar Gazpacho, fue en casa de mis suegros, hace ya bastantes años.

El encargado de preparar el gazpacho era Ángel mi suegro. Yo he preparado la receta según la recuerdo, hace ya tiempo que en la casa se adoptó el formato gazpacho andaluz ( la verdad una pena ) y mi suegro lleva ya muchos años sin deleitarnos con esta exquisitez que se trajo de su tierra. 
Ángel es oriundo de Carmena un pueblo de la provincia de Toledo e imagino que allí era habitual preparar el gazpacho de esta manera. 
Contando que en la época no era común tener batidora y que esta versión de gazpacho era la comida de los campesinos en las largas jornadas de trabajo. 

Utilizaban las hortalizas que cosechaban, la hogaza de pan del día anterior y la fresca agua del botijo, sin saberlo y por necesidad más que por otra cosa, comían saludable y una además preparación llena de nutrientes que les ayudaba en gran medida a soportar esas jornadas tan duras de trabajo en los campos de España.

Yo reconozco haber pulido un poco la receta, pero ligeramente. Tan solo he cambiado el tamaño de las hortalizas, troceando estas en cachitos más pequeños y emulsionando Aceite, especias y agua para evitar que el Aceite aflore a la superficie.
Pero la base y esencia de la receta es tal cual la recuerdo.

No voy a poner cantidades exactas de ingredientes, ya que las cantidades marcarán la cantidad de Gazpacho Castellano que queramos preparar. 
Lo que siempre hay que tener en cuenta, es que el rey indiscutible del gazpacho es el tomate, a partir de ahí el resto de ingredientes será proporcional a la cantidad de tomate que pongamos.


INGREDIENTES
Tomate
Pepino
Pimiento verde
Pimiento rojo
Cebolla
Aliño
AOVE ( Aceite de Oliva Virgen Extra )
Sal
Pimentón de la Vera
Vinagre de Jerez
Comino molido
Un poco de agua
Opcional 1 diente ajo para frotar el interior de la fuente.
Guarnición
Agua muy fría ( al gusto )
Láminas de pan ( del día anterior )
Picatostes ( cubitos de pan frito )


PREPARACIÓN
En un recipiente o ensaladera ponemos las hortalizas troceadas, previamente habremos frotado con un diente ajo el interior del recipiente.
El tamaño en el que troceamos las hortalizas va en función del gusto de cada uno. A mi personalmente me gusta picarlo todo pequeño para así en cada cucharada recoger un poco de todo.

Pelamos los tomates si es necesario, los míos van pelados, pero si es un buen tomate del terreno no será necesario este paso, retiramos también la piel del pepino y limpiamos de semillas los pimientos.

Como he indicado antes, troceamos las hortalizas, no olvidar la cebolla y las mezclamos en la ensaladera.

Introducimos en un tarro de cristal con tapa los ingredientes del aliño y medio vaso de agua fría, agitamos con energía hasta conseguir una emulsión y que los líquidos junto al AOVE se mezclen bien.
Vertemos el aliño sobre las hortalizas y mezclamos, cubrimos con film transparente y reservamos en la nevera hasta el momento de servir.

Tenemos la precaución de guardar en la nevera una botella de agua y tenerla bien fría para el momento de servir el gazpacho.

Cortamos finas lascas de pan del día anterior o mi guarnición preferida, pequeños Picatostes de pan frito.


Llegado el momento de servir el gazpacho. Removemos el conjunto y servimos una porción ( tal cual está ) en cada plato, taza o bol.

El siguiente paso será poner el agua fría en una jarra y que cada comensal se vierta la cantidad de agua que guste sobre su gazpacho. A cada uno nos gusta una cantidad diferente de caldo, de ahí que mi opción sea el servicio individual.

Tan solo queda mezclar e ir añadiendo pan al gusto de cada uno. Bien sea en lascas o mi preferido pequeños picatostes de pan frito que aportan un punto crujiente super agradable.

Yo también recomiendo poner en la mesa a disposición de los comensales, un salero y una vinagrera, cada uno tenemos un gusto en cuanto a estos ingredientes y quizá haya alguien que guste añadir a su gazpacho alguno de estos elementos.

Fuente
El diario
Ancha es Castilla

Comentarios

  1. Desde bien pequeña me ponía las botas con el gazpacho, cuando estaba embarazada era lo único que bebía, por litros y hoy en día casi siempre tengo gazpacho en la nevera sobre todo en estas fechas, pero así en trozos nunca lo he hecho y mira que lo he visto en muchos sitios pero nunca me acuerdo de no batirlo, imagino que por pereza de trocear cada verdura tan menuda jajaja...
    El pimentón y el comino siempre lo ponía mi abuela en su gazpacho de eso si me acuerdo pero yo tampoco lo suelo poner.
    Al próximo que haga a ver si me acuerdo de hacerlo así.
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  2. Yo me alimento en verano de sopas frías y ensaladas. No Había oído hablar de este gazpacho, pero lo probaré sin duda.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo sobre la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.