Macarrones con salsa de zanahoria y gambón

Como preparar "Macarrones con salsa de zanahoria y gambón "



Me gusta la pasta, en cualquier formato. Hoy en día encontramos en el mercado pastas de mil colores, sabores y con diferentes formas.

Un alimento muy socorrido en la cocina, podemos tener la comida en la mesa en cuestión de minutos.

Si preguntamos a un niño cual es su comida favorita, el 99% de los chavales encuestados contestarán que macarrones o espagueti con tomate y queso, mucho queso fundente y pringoso.

Cierto que unos macarrones con tomate y queso están muy, muy ricos y además nos sacan de más de un apuro. Pero porque no vamos más haya e intentamos preparar diferentes salsas que sean únicamente con base de tomate.

combinemos la pasta con salsas que lleven verdura y hortalizas en su composición o incluso utilizar solo aprovechar el campo cromático que nos ofrece la huerta.

Hoy una salsa de color naranja, las zanahorias nos pueden ayudar a dar tono y sabor a esta salsa. Con aromas del mar que corren a cargo de unos hermosos gambones, cortesía de Pescanova.



Hoy me siento generosa y en el post de hoy incluyo la explicación de un par de trucos caseros muy relacionados con la pasta.

*El primero "Recuperar pasta ya cocida y que quede como recién hecha ", no lo he descubierto yo solita. 
Nieves el 50% de La cajita de Nieves y Elena, me comentó que su cuñada tenía una manera de recuperar la pasta limpia que nos puede sobrar.
Todos sabemos que si guardamos pasta cocida en un taper durante varios días, esta adquiere la forma del recipiente y queda apelmazada en un bloque compacto.
Bien yo he probado el truco que me explicó Nieves y la verdad es que funciona a las mil maravillas.
Truco que comparto con todos vosotros al final del post.

** El segundo " Cocer pasta sin exceso de líquido ". Otro truco que tampoco me lo voy a atribuir, este lo vi en un programa de cocina y me pareció tan lógica esta forma de cocer la pasta, que por descontado también lo probré. Con estupendos resultados, de echo lo he adoptado como habitual.
También comparto este truco al final de la entrada.

Por todo esto que os explico más abajo, he decido crear un espacio nuevo en el bog con nombre propio.

Compartiré diferentes trucos en los post correspondientes y automáticamente los incluiré en la página

" TRUCOS DE COCINA "

Sí tienes un truco infalible del que te sientes orgulloso y no te importa compartirlo con el mundo, aquí tienes un espacio para divulgarlo. Es más te invito a compartirlo con nosotros a través de la nueva página del blog.

Siempre veas el logo que he diseñado para esta nueva página, la entrada incluirá algún que otro truco de cocina.


 INGREDIENTES 
85 gr. de pasta por ración ( macarrón rallado)
4 gambones por ración
Salsa zanahoria
2 zanahorias
1/2 cebolla
2 dientes de ajo
Fumet de gambón
300 ml. caldo de verdura
1 cucharadita de comino molido
Orégano seco



PREPARACIÓN

Pelamos los gambones, reservamos los cuerpos y cabezas en la nevera.
Con las cabezas y cáscaras preparamos un fumet.
Sofreímos cabezas y cáscaras con un pelin de aceite, aplastamos las cabezas para extraer todo el jugo y añadimos agua fría,  dejamos cocer 15 minutos.
Pasado el tiempo, colamos y reservamos

Para cocer la pasta. Ponemos fumet con sal en una cacerola, acercamos la fuego y dejamos que hierva. 
El fumet va a dar a las pasta un sabor a marisco extra.
Justo en el momento que el caldo comience a hervir añadimos los macarrones.
Dejamos que vuelva a alcanzar el hervor y cocemos a fuego sueve el tiempo que indique el fabricante.
Escurrimos el caldo y reservamos, pasta y caldo por separado.

SALSA
Ponemos un par de cucharadas de Aceite en una sarten, en el que rehogaremos ligeramente la cebolla, zanahorias y dientes de ajo, todo ello bien picado. Ponemos también una cucharadita de comino molido o cualquier especia a nuestro gusto, pero el comino le va genial a la zanahoria.

Cuando tengamos las verduras pochadas y con un tono dorado incorporamos el caldo (fumet de cocer la pasta) que tenemos reservado. Si nos parece insuficiente completamos con  la cantidad necesaria de caldo de verduras.

Dejamos que se cocine a fuego lento hasta que las verduras estén tiernas. Batimos la salsa hasta conseguir una crema fina y fluida. Reservamos.

Marcamos los gambones en la plancha, salamos y reservamos.

Servimos los macarrones en el plato, regamos con la salsa y colocamos encima los gambones.

Espolvoreamos orégano seco sobre el conjunto y listo un plato que si lo pruebas seguro no te deja indiferente, lleno de sabor, color y muy saludable.


" Trucos de cocina "




* Recuperar pasta ya cocida y que quede como recién hecha
Ponemos agua en una cacerola, dejamos que se caliente, no es necesario que hierva.
Retiramos el fuego y volcamos dentro la pasta que ya tenemos cocida y apelmazada.
Removemos un poco y veremos como la pasta se suelta y queda como recién cocida.
Tan solo es necesario remojar la pasta, la colamos de inmediato no necesitamos que absorba más líquido.

** Cocer pasta sin exceso de líquido
Hace tiempo descubrí por medio de un programa de televisión que cocer la pasta con abundante agua es un mito innecesario y explicable.

La proporción de pasta y agua, es aproximadamente 1 x 3. Por cada medida de pasta, pondremos 3 medidas de agua, caldo o líquido con el vayamos a cocer la pasta.

La explicación es sencilla y si me apuras lógica. 
Los trozos de pasta se pegan justo en el momento de volcarlos sobre el líquido caliente, si removemos hasta que alcance de nuevo el punto de ebullición, comprobamos que la pasta se va despegando y queda suelta.
Pues pasa lo mismo con mucha o con la cantidad justa de líquido. 
Si cocemos la pasta con agua nos daría lo mismo poner más o menos cantidad de líquido, al final cuando escurramos la pasta desechamos el agua. Lo que si ganamos es tiempo, optimizamos este en los tiempos que tarda el líquido en hervir.

Pero que pasa si cocemos la pasta con caldo?, ( verduras, pescado, carne, ave ) como en mi receta.

Pues que tiramos por el fregadero un caldo estupendo, que bien podemos aprovechar para preparar la salsa que acompañe la pasta o bien lo podemos guardar para otras preparaciones como pueden ser arroces, guisos, salsas, etc. Con el añadido de la fécula que ha soltado la pasta y que conserva este caldo, tenemos un espesante magnífico que nos puede venir genial a la hora de incluir este caldo en salsas o guisos.





Comentarios

  1. Adoro pratos de massa, gostei desse molho de cenoura.
    Esta um prato delicioso.

    ResponderEliminar
  2. La pasta me chifla, pero es que si hay algo que me gusta más que la pasta, es la pasta con marisco....QUÉ RICAAAA...y la salsita esa... ¡a marcadores de cabeza!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo sobre la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.