Repollo salteado con bacon y huevo frito.


Como preparar "Repollo salteado con bacon y huevo frito "


Ya he dicho en varias ocasiones que en mi casa la única que come verdura es una servidora y que hay verduras que por su forma y tamaño, siempre que las compro me paso días comiendo lo mismo.

Esta vez se trata de un repollo que utilicé (una porción) para hacer un Cocido Madrileño.
Evidentemente sobró repollo para dar a tomar. Para utilizarlo de la mejor manera posible y ya de paso no cansarme de comer siempre el repollo de la misma manera, poco a poco he ido creando preparaciones que enriquecen si cabe al noble y rico repollo.

Como se trata de eso precisamente de utilizar y aprovechar de la forma más variada posible un gran repollo. Es la receta perfecta para el Proyecto "Reciclando Sabores".

Espero que os guste y ya de paso si descubres una manera diferente de dar colores y sabores nuevos  a las verduras, me sentiré más que satisfecha.

La finalidad de este proyecto es única y exclusivamente, dar ideas de como aprovechar y sacar el mayor partido a esos alimentos que por exceso, defecto o sencillamente porque los tenemos olvidados en el fondo de la nevera o despensa, queremos utilizarlos de la manera más provechosa posible para que no terminen en el cubo de la basura.

Solo a nivel informativo y para remover la conciencia de los que os tomáis la molestia de leer este post, dejo algunos datos sobre "El impacto ambiental de la comida que acaba en la basura" (Fuente AQUÍ y AQUÍ)

Se considera desperdicio tanto los alimentos que se tiran a la basura por deterioro, tal cual se compraron sin que haya habido ningún tipo de elaboración por parte del consumidor, como aquellos productos desechados una vez cocinados.

*Según el ‘Informe del consumo de alimentación en España en 2016’, elaborado por MAPAMA, la fruta es la categoría que más se desperdicia en nuestro país (343,6 millones de kg), seguida de las verduras y hortalizas (167,1 millones de kg), los lácteos (125,0 millones de kg), las bebidas (72,0 millones de l), el pan (66,3 millones de kg) y los cárnicos (58 millones de kg). Las categorías en las que más se ha reducido la cantidad desperdiciada de un año a otro son las verduras, hortalizas, sopas, cremas y caldos.

España es el séptimo país que más comida desperdicia (7,7 millones de toneladas según la FAO), tras Reino Unido (14,4 millones), Alemania (10,3 millones), Holanda (9,4 millones), Francia (9 millones), Polonia (8,9 millones) e Italia (8,8 millones).

El desperdicio alimentario es una realidad en todos los hogares españoles, según HISPACOOP, cada persona genera 76 kilos de alimentos que acaban en la basura anualmente

* Entre 2007 y 2014, los consumidores estadounidenses desperdiciaron casi medio kilo de alimentos por persona al día, según un reciente estudio

* Para cultivo de alimentos desperdiciados se utilizan 12 millones de hectáreas de terreno, 15 billones de litros de agua y 350.000 toneladas de pesticidas

Cada año en el mundo se tira a la basura entre el 40 y el 50% de las frutas y verduras, el 35% del pescado, el 30% de los cereales y el 20% de la carne y los productos lácteos

Ahora una noticia buena, según datos de los últimos estudios realizados:En 2018 España reduce casi un 6% menos de alimentos consumibles tirados a la basura.


INGREDIENTES
Repollo
1 cebolla
1 pimiento rojo
150 gr. de bacon
2 dientes de ajo
Aceite de Oliva Virgen Extra ( AOVE )
1 huevo por ración
Sal y pimienta al gusto


PREPARACIÓN

Como primer paso, vamos a trocear y a lavar el repollo.
Troceamos el repollo en juliana gruesa. Retiramos el tronco y las partes más duras de las hojas.
Sumergimos el repollo en agua fría, dejamos unos minutos y después escurrimos.
Mientras ponemos agua con sal en una cacerola, incorporamos el repollo ya limpio y ponemos al fuego.
Dejamos cocer el repollo hasta que esté tierno pero a la vez las hojas se mantengan tersas.

Escurrimos el agua de cocción y reservamos el repollo.


Mientras escurre el repollo.
Ponemos en una sartén un chorro de AOVE y freímos el bacon que habremos cortado en tiras.
Una vez dorado y crujiente el bacon, retiramos y reservamos.
En el mismo aceite, rehogamos la cebolla, el pimiento cortados en juliana fina y los ajos laminados.
En el momento que tengamos las verduras pochadas, añadimos el bacon y el repollo.

Salteamos unos minutos a fuego fuerte para que se mezclen bien los sabores. Rectificamos el punto de sal. Mantenemos en la sartén tapado para que no se enfríe.

Freímos los huevos en Aceite bien caliente y servimos una ración de repollo salteado con su correspondiente huevo frito.
Unas vueltas de pimienta negra recién molida y listo un plato único, rico y nutritivo.

Si queremos ahorrarnos unas pocas calorías, podemos hacer el huevo a la plancha, poché o escalfado, sobre gustos no hay nada escrito.




Mis fieles compañeras en el Proyecto, siguen reciclando y además se acuerdan de guardar esas estupendas recetas para publicarlas el día 1 de cada mes para Reciclando Sabores


HUEVOS ROTOS CON RABO DE TORO

Huevos rotos, rabo de toro, parmentier y almendras.  Elena desde "La Cajita de Nieves y Elena ha unido todos estos ingredientes en una sola receta y el resultado no puede ser mejor.



EMPANADILLAS DE POLLO CON VERDURAS

Estas empanadillas de Bea deben estar de muerte, recicla verduras y sobras de pollo. Una delicia que puedes ver en Sweet Cookies by Bea


TORTITAS DE CALABACÍN Y OKARA

Okara es la pulpa de almendra que Ana utiliza para hacer hacer leche. Con esos restos en Migas en la mesa tenemos unas tortitas de lo más originales.


Comentarios

  1. No dudo lo mas minimo que el repollo asi este de rexupete , te ha quedado de relujo ,que ganas de meter la mano y dar cuenta de ese plato.
    Bicos mil y feliz inicio de semana wapa.

    ResponderEliminar
  2. Uhmmmm el repollo con el saborcito del cocido... eso me encanta! Sobre el desperdicio, que te voy a contar... pero lo primero que habría que hacer es poner freno al desperdicio en origen, en la recogida del producto y en la cadena logística. Ahí es donde está el verdadero problema.

    ResponderEliminar
  3. He de reconocer que aunque en casa todos comemos verdura y cada vez mas intento que el porcentaje del plato aunmente respecto a la proteina, no suelo comprar repollo o lombarda porque a mi no me gusta y Angel se tira comiendo lo mismo no se cuantas cenas, aprovecho cuando venden cortada en trozos o q sea pequeña. Gracias por esta idea, creo que Angel te lo agradecerá jejejej Bueno a veces lo congelo, en crudo y va bien. Gracias un mes mas por unificar el aprovechamiento de nuestras cocinas, bss

    ResponderEliminar
  4. Voy a tener que empezar a hacer diversificaciones también con las verduras. En casa las ensaladas gustan, pero en el momento que pongo otra cosa las caras llegan a los pies. Y a mi me gustan mucho, pero a veces no las compro por no comer siempre lo mismo. La mayoría de las veces como verduras fuera de casa. Me apunto este repollo.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo sobre la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.