Piquillos rellenos de Ensaladilla al curry

Cómo hacer Piquillos rellenos de Ensaladilla al curry

Piquillos rellenos de Ensaladilla al curry

Debo reconocer que jamás he comprado Ensaladilla congelada. Probarla si, la he comido alguna vez en casa de mi cuñada y si soy sincera siempre me pareció una ensaladilla acuosa y sin sabor.

Hoy soy yo la que presento una receta con Ensaladilla congelada y también debo reconocer que mi opinión respecto a ella a dado un giro de 360º.
 Esta es la cuarta receta que presento al concurso #MiVerduraCongelada promovido por la Asociación Española de Fabricantes de Verduras Congeladas ASEVEC.

La empresa promotora del concurso nos obsequió a todos participantes con 10 variedades de verduras congeladas. 
Las normas del concurso indican que hay que presentar al menos 2 recetas cuyo ingrediente principal sea una de estas variedades de verdura. Lo mismo me he excedido al presentar 4 preparaciones, pero con tantas verduras congeladas diferentes la imaginación y creatividad se agudiza.

Además me ha servido para entender el porque nunca me gustó la Ensaladilla congelada, me explico.... en el siguiente párrafo.

Piquillos rellenos de Ensaladilla al curry

Si cocemos el preparado de Ensaladilla congelada, lo único que estamos haciendo es aportar más humedad a las verduras y hortalizas que la componen. el resultado es una preparación acuosa y con poco sabor.
En cambio si cocinamos la Ensaladilla congelada al vapor, os aseguro que queda genial, en su punto justo de sabor y textura. Sobre todo con la patata ingrediente principal de toda Ensaladilla, conseguimos la textura perfecta y no se nota para nada que se trata de patata congelada.

Os dejo la receta paso a paso, en casa nos ha encantado y podemos servirla como entrante o como tapa o pincho. 
El punto crujiente lo ponen esas tiras finas que ves en la foto y que si sigues más abajo y lees la receta completa de Piquillos rellenos de Ensaladilla al curry, descubrirás una preparación sorprendente y novedosa.

Piquillos rellenos de Ensaladilla al curry

INGREDIENTES para hacer Piquillos rellenos de Ensaladilla al curry
10 Pimientos del piquillo
1/2 kg. de ensaladilla congelada
6 palitos de surimi
3 palitos de surimi extra
200 ml. de nata para cocinar 18% mg.
1 cucharadita de curry en polvo
Sal al gusto
2 cucharadas de AOVE ( Aceite de Oliva Virgen Extra)

Piquillos rellenos de Ensaladilla al curry


ELABORACIÓN de Piquillos rellenos de Ensaladilla Rusa al curry

Paso 1
Poner la Ensaladilla congelada en el cestillo para cocinar al vapor.
Llenar con agua una cacerola hasta la mitad de su capacidad, poner sobre el fuego y colocar el cestillo en su posición. Colocar la tapa y poner sobre el fuego.

Cuando comience a hervir el el agua, bajar el fuego al mínimo y dejar cocinar la ensaladilla congelada hasta que las verduras y hortalizas estén en su punto.
Retirar el cestillo y dejar enfriar a temperatura ambiente.

Paso 2
En un recipiente poner la nata, curry en polvo y sal al gusto, mezclar hasta integrar todos los ingredientes y reservar en la nevera.

Paso 3
Sacar los Pimientos del piquillo del envase, secar con papel absorbente y sacar las semillas si las tuvieran.
Poner una sartén al fuego con 1 cucharada de AOVE y marcar por ambas caras los pimientos en el Aceite caliente.
Sacar y reservar.

Paso 4
Deshacer con las manos o a cuchillo 3 palitos de surimi. Se trata de conseguir tiras finas. Reservar.

Piquillos rellenos de Ensaladilla al curry

Paso 5
Una vez fría la ensaladilla, mezclar con la salsa de nata al curry y añadir 6 palitos de surimi troceados.
Rellenar con este preparado los pimientos.

Paso 6
Poner en una bolsa de plástico 1 cucharada de harina, meter dentro las tiras de surimi y agitar hasta que todos se impregnen de harina.
Volcar sobre un colador de maya fina y freír las tiras enharinadas en Aceite muy caliente.
Escurrir sobre papel de cocina
Servir los Piquillos rellenos de Ensaladilla al curry con las tiras de surimi crujientes.


Sé lo que estás pensando. Hace demasiado frío para este plato, hasta te dan escalofríos de pensarlo.
No te preocupes, guarda la receta en favoritos, porque el buen tiempo llegará y seguro que en una las cenas de verano, te acordarás de mi cuando sirvas estos Piquillos rellenos de Ensaladilla al curry.

Comentarios

  1. La cocción siempre le aporta a las verduras mucha agua y les resta sabor y nutrientes.
    Cuando tuvimos la master clas con Fernando del Cerro, su cocina respeta al máximo las verduras, nos contó que siempre hay que hacerlas al vapor o en wok o crudas, y siempre comerlas al dente y nunca cocerlas en agua mas de lo necesario.
    Desde entonces mi cocina ha cambiado y las verduras que preparo nunca van cocidas, así que menos todavía un preparado congelado, que se supone que ya vienen precocidas.

    Me encanta este plato, te ha quedado un aperitivo de lo mas rico, me chiflan los piquillos y mira que son versátiles, les puedes rellenar de mil cosas, la ensaladilla les va al pelo y el toque de curry ya es lo mas.

    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  2. En mi casa la comen y a mí me aborrece, pero como base para hacer cosas o rellenos, o otros platos... alguna vez si la uso. Me molan tus pimientos!

    ResponderEliminar
  3. Yo si que he comprado la verdura de ensaladilla congelada en alguna ocasión y siempre la he hecho al vapor.En general no me gusta cocer la verdura. Siempre digo que de pequeña no me gustaba comer verde porque la textura era babosa.

    Muy buena idea la del curry.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  4. Pues para estar hechos con ensaladilla congelada tienen una pintaza increíble! Sobre todo con ese toque de curry...¡molan!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo sobre la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.