Tortilla de claras, atún y champiñón con yema al vapor

Cómo hacer Tortilla de claras, atún y champiñón con yema al vapor

Tortilla de claras, atún y champiñón con yema al vapor

Seguimos comiendo saludable, pocas calorías contiene este plato creado en exclusiva para el proyecto #ConservaLaLinea.

Este mes nos toca cocinar con una conserva muy popular y utilizada en todos los hogares. Quien no tiene una lata de Atún en Aceite en la despensa?
La propuesta del mes viene de la mano de Beatriz  gestora del blog 2 mandarinas en mi cocina. Nos propone cocinar con Atún en conserva. En el mercado podemos encontrar la conserva de atún en diferentes formatos y con variados sabores.

Atún en aceite de Oliva, en aceite de girasol, en escabeche y hasta natural. Yo para esta preparación he elegido una lata de Atún en Aceite de Oliva, de la cual vamos a aprovechar todo.
Para hacer la tortilla de claras utilizamos el atún escurrido y para cuajarla usaremos el propio Aceite de Oliva que conserva el atún.

Una receta saludable, muy rápida de preparar y que rematamos con las yemas cocinadas al vapor para que conserven todo su sabor y color.

Una manera diferente de tomar la típica tortilla francesa de atún.

Tortilla de claras, atún y champiñón con yema al vapor

Tortilla de claras, atún y champiñón con yema al vapor

INGREDIENTES para hacer Tortilla de claras, atún y champiñón con yema al vapor
2 huevos
4 champiñones
1 lata de atún en Aceite de Oliva
sal
pimienta negra molida
Aceite de Oliva Virgen Extra
Ensalada verde cómo guarnición

Tortilla de claras, atún y champiñón con yema al vapor

ELABORACIÓN de Tortilla de claras, atún y champiñón con yema al vapor

Paso 1
Separar las yemas de claras y reservar por separado

Paso 2
Poner a escurrir el atún en aceite y reservar el aceite de la lata.

Paso 3
Lavar los champiñones y trocear en cachitos pequeños.
Saltear los champiñones con una cucharada de Aceite de Oliva Virgen Extra.

Paso 4
Poner una cacerola con agua al fuego y dejar que comience a hervir.
Mientras haremos la tortilla de claras.



Paso 5
Batir las claras hasta que estén espumosas, añadir los champiñones salteados y el atún escurrido.
Mezclar y poner un poco de sal.
Colocar en el fuego una sartén antiadherente, cuando esté caliente cubrir el fondo con parte del aceite de la lata de atún e inmediatamente volcar el batido de claras.
Cuajar igual que lo haríamos con una tortilla francesa.
Reservar

Paso 6
Pincelar con Aceite la superficie del accesorio perforado para cocinar al vapor y disponer encima y sin que se toquen las yemas de huevo.
Tapar la cacerola y dejar cocinar las yemas durante 30 segundos, contando desde que comience a hervir el agua.

Paso 7
Sacar las yemas con cuidado de no romperlas y colocarlas sobre la tortilla de claras.
Acompañar el plato con una ensalada verde.
Rectificar el punto sal de las yemas y moler un poco de pimienta negra sobre ellas.

Tortilla de claras, atún y champiñón con yema al vapor

Notas
* Hay que controlar el tiempo del cocinado a vapor de las yemas. Se trata de que cuaje la capa exterior y el interior nos quede líquido y fluido.
* En cuanto a la tortilla de claras, hay que cocinarla poco tiempo, queremos una tortilla jugosa.

Tortilla de claras, atún y champiñón con yema al vapor

Mis amigas y compañeras en el proyecto #ConservaLaLinea seguro que nos ofrecen un variado y rico recetario de preparaciones con Atún en conserva.




Margarita
Acibecheria

Comentarios

  1. Bravísima, me ha encantado! A mi seguro que se me rompen las yemas, pero tengo que probarlo porque la presentación es bárbara.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo sobre la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.