Teh Tarik especialidad malaya

 Cómo hacer Teh Tarik especialidad malaya


Seguimos viajando pese al Covid19. Hoy nos vamos a Malasia a tomarnos un Teh Terik.

En esta ocasión ha sido nuestra amiga María Ayala la que nos invita al viaje mensual que organizan las chicas de Reto Cocinas del Mundo.

Kuala Lumpur es nuestro destino para indagar en la gastronomía del lugar.

 

Mi elección una bebida que por lo visto es muy popular en el país y la sirven en todos los establecimientos dedicados a la hostelería.

 

Habitualmente yo tomo un té con una nube de leche por las tardes y al ver esta forma tan diferente de prepararlo que tienen los malasios, me he decantado por elegir esta receta para el reto.

 

He de reconocer que no es un té al uso y con el sabor habitual de esta bebida. Para mi gusto demasiado dulce ya que lleva una cantidad considerable de leche condensada. La receta original además de llevar leche condensada para hacerlo más empalagoso lleva el añadido de azúcar, ingrediente que yo me he ahorrado. Pero la verdadera originalidad del Teh Terik es la espuma que se forma en los diferentes trasvases que se hace de un recipiente a otro tirando el líquido desde diferentes alturas.



INGREDIENTES para hacer Teh Tarik especialiadad malaya

 

1 taza de agua

3 bolsitas de té negro

3 cucharadas soperas de leche condensada


ELABORACIÓN paso a paso de Teh Tarik especialidad malaya


Paso 1

Poner el agua en una jarra y calentar en el micro 2 minutos.

Introducir en el agua las bolsitas de té, tapar y dejar infusionar 3 minutos.


Paso 2

Sacar las bolsitas de té , escurrir presionando con una cucharilla.

Añadir la leche condensada, mezclar hasta su completa disolución.


Paso 3

Ahora se trata de trasvasar el Teh Tarik de una jarra a otra, tirando el líquido desde cierta altura para crear la espuma que caracteriza esta preparación.


Esta operación la repetimos 4 o 5 veces.


Terminamos volcando el té en una taza.


Listo nuestro dulce y espumoso Teh Tarik.




Comentarios

  1. ¡Una bebida perfecta para cargarse de energía!

    ResponderEliminar
  2. Tiene que estar buenísimo! nunca lo he probado con leche condensada, esta es mi ocasión!!
    besitos

    ResponderEliminar
  3. Pues yo también soy de té y tengo claro que lo voy a probar así :D

    ResponderEliminar
  4. No es otra cosa que "escanciar" el té!! jejeje...

    Con leche condensada y azúcar una bomba para los mas golosos, yo también habría hecho lo que tu, no ponerle azúcar.

    Muy buen aporte, no solemos tener bebidas entre nuestras recetas de nuestros viajes y también son muy típicas y está muy bien conocerlas.

    Nos vemos en Luisiana!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. El te así tiene muy buena pinta, aunque yo que lo tomo solo, sin una gota de azúcar, no se si podría con la leche condensada. De todas formas mi marido que no toma te, seguro que así no le hacía ascos, je je.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  6. Tiene que estar muy rico, estuve a punto de hacerlo para acompañar mis roti de plátano, ya que parece que se toman juntos en el desayuno. bss desde Asturias

    ResponderEliminar
  7. Me gusta el té, y se me hace curioso verlo dulce con azúcar y leche condensada, guauuuu, creo que lo haría tal cual lo has hecho tú, con leche condensada solamente, se ve delicioso y esa espuma divertida, ya imagino un lindo bigote tomando esta reconfortante bebida.
    besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo sobre la receta, este es el espacio indicado para hacerlo, tus comentarios dan vida a este blog.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.
Muy a mi pesar, este blog no participa en cadenas de premios. Si has pensado en mi para concederme uno, te lo agradezco igualmente, pero la mecánica de este tipo de premios, requiere un tiempo de dedicación que no puedo permitirme.