Fusilli Lunghi Bucati con panceta crujiente

 Cómo hacer Fusilli Lunghi Bucati con panceta

La pasta llamada Fusilli Lunghi Bucati son originarios de la Campania napolitana y tiene un formato en espiral que permite y favorece que la salsa con la que se prepare se adhiera y deslice con facilidad.

Antiguamente los fusilli se hacían a mano siguiendo un método que era transmitido de madres a hijas.

El  formado de los fusilli consistía en  retorcer con un movimiento muy rápido un espagueti al rededor de una una aguja de tejer. Este proceso se asemejaba mucho con el proceso de hilado que practicaban las hilanderas, de hecho el termino "fusillo" deriva de "fuso" ( huso), la herramienta típica de las hilanderas.

Es una pasta que por su formato se adapta a las recetas más tradicionales o las más innovadoras y atrevidas.

De mi receta "Fusilli Lunghi Bucati con panceta crujiente", podríamos decir que es una variante libre de la típica salsa Carbonara. Bajo mi humilde opinión es una preparación sencilla y rápida en la que tan solo hay que tener la precaución de no dejar de mover la salsa mientras la preparamos para que la yema de huevo que lleva entre sus diferentes ingredientes no se cuaje por efecto del calor.

Por lo demás os recomiendo esta receta porque está deliciosa y el punto crujiente de la panceta es muy agradable al paladar en contraste con la suavidad de la pasta y la cremosidad que aporta salsa.


INGREDIENTES para hacer Fusilli Lunghi  Bucati con panceta
250 gr. Fusilli Lunghi Bucati
350 gr. de panceta fresca
1/2 cebolla
2 dientes de ajo
100 ml agua de cocción dela pasta
150 ml. de leche
1 yema de huevo
1 cucharada de salsa de soja
1/2 cucharadita de maizena (almidón de maíz)
Sal, pimienta negra y perejil


ELABORACIÓN paso a paso de Fusilli Lunghi Bucati con panceta crujiente

Paso 1
Cocer la pasta en abundante agua hirviendo, el tiempo que recomienda el fabricante.
Una vez cocida la pasta, escurrir y reservar una taza del agua de cocción.
Mezclar la pasta escurrida con poco de aceite para que no se pegue y nos quede lo más suelta posible el tiempo que tardamos en preparar la salsa.

Paso 2
Retirar la piel a la panceta y trocearla en lardones pequeños.
Poner una sartén al fuego sin nada de aceite. 
Cuando esté bien caliente incorporar los lardones de panceta y freír a temperatura alta hasta que estén dorados y crujientes.
Volcar la fritura sobre un  escurridor para recuperar la grasa que ha soltado la panceta. Reservar ambas cosas por separado.

Paso 3
Cortar menuda la cebolla y machacar los dientes de ajo.
Poner en una cacerola o sartén un poco de la grasa que tenemos reservada y pochar la cebolla y el ajo hasta que queden blandos.

Mientras disolver la maizena en la leche fría y añadir la yema de huevo y la salsa de soja. Batir todo junto y reservar.

Paso 4
Poner en la cacerola donde tenemos la cebolla pochada el vaso de agua de cocción de la pasta, la mezcla de leche y yema.
Calentar sin dejar de remover hasta que la salsa espese un poco. Incorporar la pasta y mezclar.
Añadir los lardones de panceta, rectificar el punto de sal y poner la pimienta y el perejil.

Listo para servir un plato de pasta sencillo y lleno de sabores, matices y texturas.







Comentarios

  1. Esta receta de fusilli Lunghi Bucati con panceta no puede estar más rica, hoy la he almorzado y es deliciosa. Muchas gracias.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por visitar mi cocina.
Si quieres comentarme algo sobre la receta o cualquier o tema de tú interés, este es el espacio indicado para hacerlo.
Tus comentarios dan vida a este blog y me animan a seguir publicando.
No siempre tengo tengo tiempo para contestarte, pero agradezco y leo cada una de tus palabras.